Nuevo pronunciamiento judicial contra la reforma: la Cámara en lo Civil y Comercial Federal firmó una acordada contra el proyecto del Gobierno

Los jueces de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal, en 2018, durante un encuentro con el presidente de la Corte Suprema. De izquierda a derecha: Alfredo Gusman, María Susana Najurieta (jubilada), Eduardo Gottardi, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Recondo, Ricardo Guarinoni (jubilado), Fernando Uriar
Los jueces de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal, en 2018, durante un encuentro con el presidente de la Corte Suprema. De izquierda a derecha: Alfredo Gusman, María Susana Najurieta (jubilada), Eduardo Gottardi, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Recondo, Ricardo Guarinoni (jubilado), Fernando Uriar Crédito: CIJ
Paz Rodríguez Niell
(0)
6 de agosto de 2020  • 16:08

El proyecto de reforma judicial del Gobierno volvió a ser criticado hoy por otro tribunal de apelaciones. La Cámara en lo Civil y Comercial Federal, que se fusionará con la contencioso administrativa de aprobarse las modificaciones que impulsa la Casa Rosada, firmó una acordada con críticas a la iniciativa de Alberto Fernández.

"La unificación propuesta en el proyecto implica soslayar la especialidad de cada fuero, ganada durante décadas de funcionamiento autónomo", afirman los camaristas. Según ellos, la fusión generará dificultades de índole práctica en los tribunales. Pero además, dijeron, "habilitará" cuestionamientos de los litigantes contra "el título del magistrado" que, habiendo concursado para el fuero civil y comercial, tome decisiones en causas contencioso administrativas y viceversa. De este modo, los jueces no solo criticaron el plan del Gobierno sino que además abrieron la puerta a futuros planteos de inconstitucionalidad.

En la misma línea, la Cámara del Crimen afirmó ayer, directamente, que la Casa Rosada propone una reforma que es inconstitucional. Los tribunales plantearon sus declaraciones como "opiniones" y "consideraciones", pero los dos les dieron la formalidad de una "acordada".

En su pronunciamiento de hoy los camaristas cuestionaron incluso el argumento que dio Fernández cuando anunció el plan de fusión entre civil y comercial y contencioso administrativo. El Presidente dijo que hay "numerosos conflictos de competencia" entre ambos fueros y que eso atenta contra la "celeridad, eficiencia y eficacia" de la Justicia. Según los camaristas, no es real. Los jueces afirmaron que hubo solo 22 "conflictos negativos de competencia" anuales, en promedio, en los últimos 5 años.

El documento lleva las firmas de cuatro de los cinco miembros del tribunal: los jueces Guillermo Antelo, Fernando Uriarte, Alfredo Gusman y Eduardo Gottardi. El quinto camarista, Ricardo Recondo, se excusó de participar del acuerdo. Alegó que por su condición de miembro del Consejero de la Magistratura, de sancionarse la reforma, "necesariamente" tendrá que participar de concursos "y otras decisiones" que quedarán en manos de ese organismo.

El juez Ricardo Recondo fue el único camarista que no firmó la acordada. Se excusó por ser miembro del Consejo de la Magistratura
El juez Ricardo Recondo fue el único camarista que no firmó la acordada. Se excusó por ser miembro del Consejo de la Magistratura

En el Gobierno afirman que la resistencia de los jueces a la reforma no los sorprendió. "Todo lo que está ocurriendo lo podíamos prever, pero tenemos que hacer lo que creemos que tenemos que hacer. Como hicimos con las jubilaciones de los jueces", afirmó a LA NACION una alta fuente del Gobierno, que dice ver a la oposición detrás de la reacción judicial.

Si algo no esperaba el Gobierno era que la resistencia a la fusión viniera de civil y comercial. Porque el fuero apuntado en este tramo de la reforma, el que buscaban licuar, el "Comodoro Py" de esta unificación, era el otro, el contencioso.

Fuentes oficiales sostienen que sí hubo conversaciones con los jueces previas al anuncio de la reforma -que en los tribunales critican por "inconsulta"- y dicen que fueron conversaciones informales, que ahora en los tribunales nadie admite.

Además, se reconocen sorprendidos por el formato de "acordada" -que excede una mera declaración- elegido para responder a un proyecto de ley de la Casa Rosada. Nunca había pasado hasta ayer. Pero si algo no esperaban era que la resistencia a la fusión viniera de civil y comercial. Porque el fuero apuntado en este tramo de la reforma, el que buscaban licuar, el "Comodoro Py" de esta unificación, era el contencioso.

Cinco jueces y cuatro vacantes

La Cámara en lo Civil y Comercial Federal tiene solo cinco jueces porque tiene cuatro cargos vacantes. Su competencia está muy emparentada con la del fuero contencioso administrativo. Intervienen en demandas contra el Estado nacional por temas civiles o comerciales en los que el Estado -o alguna entidad estatal- sea parte. Hoy, buena parte de sus expedientes son amparos de salud. Si, en cambio, en el caso se discute la validez de una ley, decreto o acto administrativo de una autoridad nacional, el asunto va a contencioso.

La competencia de la Cámara en lo Civil y Comercial Federal fue mutando con los años. Interviene también en casos entre privados en materias tales como el derecho marítimo y el aeronáutico, y en casos relacionados con la ley de marcas. El expediente más famosos que tramitó en los últimos años fue el de la ley de medios. El nuevo universo de causas que tiene hoy incluye las demandas contra los buscadores de internet. La presentación que acaba de hacer la vicepresidenta Cristina Kirchner contra Google tramitará en este fuero.

El argumento central de la acordada de hoy está relacionado con la diferente especialidad que tienen los fueros que el Gobierno busca unir. "El personal [de los juzgados y la Cámara] deberá atender, repentinamente, materias que les son ajenas con recursos ya de por sí escasos", dijeron los camaristas, que cuestionaron además que la Casa Rosada espere que esa fusión se concrete en el "exiguo plazo de 30 días" previsto por el proyecto. Ese plazo, según la acordada de hoy, debería ser, como mínimo, de un año.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.