Carrió regresa a Córdoba después del escándalo y seguirá en campaña con Negri

Gabriela Origlia
(0)
6 de mayo de 2019  • 13:04

CÓRDOBA.- El regreso de Elisa Carrió a esta provincia fue más tranquilo de lo que se esperaba después del escándalo que generó su exabrupto del martes pasado, cuando dijo: "Gracias a Dios murió [José Manuel] De la Sota", lo que provocó una ola de críticas.

Estuvo, primero, en Alta Gracia, donde insistió en que no pedirá más disculpas de las que ya dio. Por la noche, enfatizó que no hablaría "mal de nadie y agradezcan que no hable". Compartió un acto con el candidato a gobernador Mario Negri . En todo su discurso puso el eje en el combate del narcotráfico. Se quedará al menos una semana más haciendo campaña, recorriendo el interior de la provincia y la ciudad capital.

En Alta Gracia -donde el peronismo en el Concejo Deliberante la declaró persona no grata- la esperaron con un amplio operativo de seguridad, pero no hubo movimiento de gente en la calle, fuera del local en el que hizo su presentación, junto con Roberto Brunengo, candidato departamental.

"No voy a hablar más de personas, voy a hablar del narcotráfico que hay en Córdoba", señaló Carrió, y ante la consulta periodística de si hablará con las hijas del fallecido De la Sota fue terminante: "Ya expresé todo. A mí me golpean desde hace 25 años y jamás querellé a un periodista ni lo voy a hacer; me dijeron de todo y nadie se escandalizó porque es Carrió".

Completó con una cita bíblica, Mateo 5: "Felices los perseguidos, los calumniados por causa de la Justicia, porque de ellos será el Reino'. Si en 25 años no me pudieron tumbar, chicos, no lo harán ahora. Ya hice lo que hice y si me quieren provocar, que lo hagan. Lo cierto es que tengo muchos votos desde hace 25 años", declaró.

En la presentación afirmó que Alta Gracia está "vinculada al narcotráfico, les guste o no les guste, me declaren o no persona no grata". Al final, pidió ir a la gruta de la Virgen de Lourdes.

En Río Segundo, ya junto a Negri, sostuvo: "La decencia en serio no pasa por un discurso. Pasa por una historia de vida. No hay otros candidatos aun cercanos a este espacio que puedan combatir el narcotráfico, se lo digo yo. No hay candidatos de partidos opositores que puedan combatirlo. No voy a hablar mal de nadie y agradezcan que no hable".

En ese contexto, recordó cómo hizo la foto acostada en el piso con las piernas en la pared con la que respondió en Twitter a las críticas. "Entró el presidente de la Cámara y había una con las patas subidas arriba en el salón principal del Congreso; gracias a Dios no estaba Mario".

En esa línea, afirmó, se ríe "en la lucha y en la adversidad", porque si no "no hubiera podido dar esta lucha". "En el momento más difícil aprendí a no poder llorar porque tenía que sostener a la familia, a los correligionarios, al partido. Nunca fui víctima de nada", dijo.

Entre sus anécdotas personales, refirió que el microclima de Buenos Aires es "terrible" y que por eso vive en Capilla del Señor, donde duerme la siesta y el Presidente "puede llamarme 18 veces que no me encuentra".

Después de eso, pidió "perseverancia" para salir de ese ambiente porteño. "Entienden que la Argentina o va a Maduro o va a entregarse a Rusia, que es la que está penetrando en la región. ¿Está claro? No se olviden que tenemos el dinero prestado por China. Esta es una cuestión estratégica; hay que defender la república, hay que defender la Argentina, la democracia y el futuro de la prosperidad en América Latina", insistió.

Carrió repasó que en sus viajes por el interior tiene la posibilidad de ver lo "impresionante que es todo lo que da el campo a la Argentina y que es lo que le quiere sacar Cristina [Kirchner]".

También se animó a pronosticar. "Ganamos; históricamente para el radicalismo este es un paso gigantesco". Y mencionó que se fue del partido porque le pidió a Raúl Alfonsín que "sacara algunos corruptos, y me respondió 'andá nomás hija'"; por eso subrayó que "ver que hoy el liderazgo nacional del radicalismo lo tenga gente decente como Negri a mí me hace soldado de Negri".

Aunque para mañana estaba prevista la presencia de María Eugenia Vidal, la gobernadora bonaerense avisó que por "cuestiones de agenda" debió postergar la visita y prometió hacerla antes de la elección del 12 de mayo, aunque sin dar fecha concreta. Carrió estará en Villa Carlos Paz, también con Negri.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.