Qué pasó con Carta Abierta, el grupo de intelectuales kirchneristas que defendió a Cristina Kirchner

Horacio González durante una charla en un encuentro de la organización, en diciembre de 2011
Horacio González durante una charla en un encuentro de la organización, en diciembre de 2011 Fuente: Télam - Crédito: Archivo
Brenda Struminger
(0)
23 de octubre de 2019  • 00:00

Los cambios y reunificaciones del peronismo generaron mutaciones en la configuración de los grupos de intelectuales kirchneristas. Durante el último año, Carta Abierta, por diez años la principal entidad de pensadores ligados a Cristina Kirchner, perdió influencia en el universo de la oposición, mientras la concurrencia a sus encuentros disminuyó y varios de sus principales referentes se alejaron.

En paralelo se consolidó el grupo Agenda Argentina, del que forman parte pensadores, profesionales, artistas y técnicos que apoyan la fórmula que encabeza Alberto Fernández, y donde se preparan los cuadros de su eventual gobierno.

Desde que surgió, hace diez años, Carta Abierta tuvo una estrecha relación con la entonces presidenta Cristina Kirchner y su papel fue central en el mundo de los intelectuales kirchneristas.

Su actividad continuó después de la derrota de 2015. Una de sus cartas más resonantes se publicó hace un año, con un llamado a que Cristina Kirchner se presentara como la candidata a la Presidencia por el peronismo. No fue lo que ocurrió. La última carta se publicó el 3 de junio pasado, en apoyo a la fórmula Fernández-Fernández.

Hoy, los encuentros aún se celebran en torno al exdirector de la Biblioteca Nacional, Horacio González, principal vocero de Carta Abierta

Las últimas expresiones

En una de sus últimas apariciones públicas, semanas atrás, González subrayó que la actual senadora no será una "mera" vicepresidenta en un eventual gobierno de Alberto Fernández y pidió una "valoración positiva" de la guerrilla de los '70.

Sin embargo, en el último año, la concurrencia a sus encuentros en la Biblioteca Nacional disminuyó en comparación con sus épocas de mayor convocatoria, cuando reunían a unas 400 personas en sus encuentros.

Además, se distanciaron de sus filas tres de sus principales referentes históricos: el exdirector del Centro Haroldo Conti, Eduardo Jozami; el exsecretario del Pensamiento Nacional de Cristina Kirchner, Ricardo Forster, y el exvicerrector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Jaime Sorín.

"Éramos un conjunto de intelectuales que defendieron el gobierno de Néstor y Cristina. Terminado el gobierno, empezó una etapa distinta y muchos no creímos que fuera conveniente seguir manteniendo una estructura que se había creado para otra cosa", dijo a la nación Juan Sorín , quien se alejó de Carta Abierta en 2016.

Actualmente, Sorín trabaja con el legislador kirchnerista porteño y exministro de Trabajo, Carlos Tomada, participa de los equipos de Alberto Fernández y da clases universitarias, al igual que Forster.

Por su parte Jozami, activista de derechos humanos y exdirector del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, se alejó hace un año para volcarse a la tarea política en la agrupación Participación Popular.

"Nos hemos apartado de buena manera, no ha habido una ruptura, sino distintas ideas de cuál era el rol de un grupo de intelectuales en esta etapa", agregó Sorín.

Consultados por la nación, otros intelectuales que integraron Carta Abierta ratificaron que la relación se mantiene en buenos términos.

Otro grupo

En paralelo, hace diez meses surgió Agenda Argentina, un conjunto de organizaciones que se agruparon para respaldar la idea de "unidad" contra el gobierno de Mauricio Macri. Carta Abierta no forma parte.

"Somos una construcción paralela, nacimos en momentos distintos", argumentan desde Agenda Argentina, integrada, entre otras organizaciones, por el Grupo Callao (que agrupó a los cuadros técnicos para un eventual gobierno de Alberto Fernández) y el Grupo Fragata (creado en 2017 por intelectuales críticos del gobierno de Mauricio Macri para crear una alternativa del peronismo unificado).

A unos y otros los separa la coyuntura, las diferencias generacionales, y las perspectivas políticas.

Carta Abierta, que nació oficialista (durante el conflicto con el campo en 2008, cuando denunció un "clima destituyente" contra Cristina Kirchner), generó distintas polémica a lo largo de su acompañamiento al gobierno kirchnerista. Tuvo un protagonismo especial en la defensa de la ley de Medios que impulsó Cristina Kirchner.

Agenda Argentina se muestra con un perfil más moderado y abarcativo. Y aunque miembros de ambos espacios tuvieron una conversación recientemente, no tienen planes de fundirse en una misma agrupación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.