@CasaRosada: La gestión de Macri hizo copias de sus publicaciones en redes para resguardarlas

El Gobierno quiere proteger la herencia digital
El Gobierno quiere proteger la herencia digital
Maia Jastreblansky
(0)
20 de noviembre de 2019  • 17:40

La "herencia digital" de Mauricio Macri quedará resguardada cuando los equipos de Alberto Fernández tomen el control de los despachos oficiales. En la Casa Rosada definieron que el Archivo General de la Nación será la "caja fuerte" que atesorará las publicaciones que el Gobierno hizo en los últimos cuatro años y que habrá cuentas "espejo", en las que quedará registrada la actividad que el macrismo tuvo en redes sociales durante su paso por el poder.

El Gobierno publicará, en las próximas horas, una resolución para que todas sus publicaciones queden archivadas, a modo de memoria, y evitar así que la nueva gestión borre las huellas de su paso por la administración pública.

Varias áreas del Gobierno trabajaron en el último año para generar un marco normativo y un sistema que les permita conservar sus activos digitales.Tomaron como modelo los Estados Unidos, donde las publicaciones del presidente saliente son custodiadas por la Biblioteca Nacional.

En la Casa Rosada aún está fresco el recuerdo del traumático traspaso de diciembre 2015. Además de los cortocircuitos con Cristina Kirchner por la entrega de los atributos presidenciales, los funcionarios habían denunciado problemas para tomar el control de la cuenta oficial de la casa de gobierno. @CasaRosadaAr, la cuenta verificada que tenía alrededor de 300.000 seguidores, el 10 de diciembre de 2015 había pasado a llamarse "Casa Rosada 2003-2015" y se había convertido en un usuario militante y reivindicatorio de las políticas kirchneristas.

En aquel momento, la gestión de Macri, recién ingresada al gobierno, había apuntado: "Solo nos informaron que la community manager Anita Montanaro tenía manejo de forma externa de las cuentas relacionadas a Cristina Kirchner y de @CasaRosadaAr, pero nunca encontramos el contrato. Utilizaron fondos del Estado para promocionar una cuenta que después se llevó un privado".

A principios de 2015, LA NACION Data había cursado un pedido de información pública al por entonces jefe de Gabinete Aníbal Fernández, quien había respondido que @CasaRosadaAr se utilizaba "para hacer conocer políticas públicas", pero indicaba que no podía dar mayores detalles, dado que su uso se ajustaba "a las arbitrariedades propias de las mencionadas redes sociales".

El proyecto de archivo

El proyecto fue idea del director de Comunicación del Ministerio del Interior, Pablo Pérez Paladino, que encontró buena recepción en el jefe de Gabinete, Marcos Peña, principal custodio de las publicaciones que hizo el Gobierno en las redes sociales.

En el proyecto terminaron involucrados el Archivo General de la Nación, ARSAT (que almacenará las publicaciones en sus servidores), la secretaría de Asuntos Políticos, la agencia de Acceso a la Información y funcionarios que trabajan en las áreas de comunicación de la Jefatura de Gabinete, como el subsecretario a cargo de la Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa, y el asesor de estrategia digital de la Presidencia, Julián Gallo. Según informaron en la Casa Rosada, a la mesa se sumaron "organizaciones de la sociedad civil vinculadas al cuidado de datos", además de las empresas Facebook (que también tiene Instagram), Twitter y Google (dueña de YouTube).

Con la resolución que trabajó el Gobierno, más de 300 cuentas institucionales en redes sociales (Facebook, Instagram , Twitter, Youtube) que pertenecen a la Presidencia, a los ministerios y a distintos organismos del Estado, pasarán a tener cuentas "espejo" con los contenidos digitales que fueron publicados entre diciembre de 2015 y diciembre de 2019. Entre esas cuentas figura, por caso, @CasaRosada en Twitter o PresidenteAr en Facebook, además de todas las cuentas institucionales de las carteras del gabinete.

La cuenta melliza tendrá todos los posteos históricos y quedará "congelada" mientras que la cuenta original pasará a estar manejada por los funcionarios de Fernández, que le darán su propia impronta y podrán, o no, borrar las viejas publicaciones.

Por otro lado, el gobierno saliente descargará todos los contenidos de las redes sociales para que el Archivo General de la Nación los conserve como "patrimonio histórico".

Inicialmente, en el Gobierno pensaron en enviar a la iniciativa al Congreso. Pero la inactividad parlamentaria y la premura que impuso el recambio tras las elecciones de octubre, aceleró los tiempos.

También evaluaron incluir el proyecto en un decreto de necesidad y urgencia (DNU), en el cual quedarían estipulados todos los términos y condiciones del traspaso presidencial, desde la entrega de los atributos hasta la información que la gestión saliente le dejará a los sucesores.

En la Jefatura de Gabinete se llegó a redactar un borrador de esa iniciativa. Pero no encontraron eco en el campamento del Frente de Todos, donde creen innecesario formalizar el traspaso con un DNU. Así, en la Casa Rosada finalmente se inclinaron por elaborar una resolución administrativa, que les permita zanjar la cuestión antes del traspaso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.