Casas Patria: el instituto que lidera Cristina se ramifica con sedes en Rosario, Paraná y La Rioja

El presidente del Instituto Patria, Oscar Parrilli, estuvo en Rosario para la inauguración del Casa Patria junto a la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun y el diputado nacional Marcos Cleri.
El presidente del Instituto Patria, Oscar Parrilli, estuvo en Rosario para la inauguración del Casa Patria junto a la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun y el diputado nacional Marcos Cleri. Crédito: Instituto Patria Rosario
Los tres centros se inauguraron durante el macrismo y ahora buscan multiplicarse
Paula Rossi
(0)
3 de febrero de 2020  

Dos jóvenes llegan en bicicleta. Las atan con candado a un palo que está sobre la vereda, en el microcentro de Rosario. Son las 10 y el calor ya se siente. Las ventanas de la edificación están abiertas y la puerta se abre ahora también, cuando los jóvenes ingresan. Ambos coordinan dos de las comisiones que funcionan aquí. Lo que antes fue una casa de té ahora tiene imágenes de Evita, Perón, Néstor y Cristina Kirchner. También tiene nombre propio: Casa Patria.

Las Casas Patria son las ramificaciones en las provincias del Instituto Patria, el espacio en que la vicepresidenta aglutina su actividad política. Por el momento, hay tres filiales. Pero, según pudo constatar LA NACION, serán más. La primera que se fundó es la de Paraná, está coordinada por la exintendenta Blanca Osuna. La segunda se abrió en Rosario y su referente es la senadora nacional María de los Ángeles Sacnun. La última, en La Rioja, está a cargo de la diputada nacional Hilda "Beba" Aguirre. Las tres son referentes del Frente de Todos y en cada inauguración estuvo el presidente del Instituto Patria, Oscar Parrilli.

Fuentes ligadas a las Casas Patria explicaron que estos espacios se plantearon como "usinas de ideas" donde las producciones teóricas derivan en acciones políticas que se coordinan con instituciones u organizaciones locales. Cada Casa Patria tiene una agenda propia, sus particularidades y un convenio de colaboración recíproca firmado con el Instituto Patria.

Desde Entre Ríos, Osuna comenta a LA NACION: "La idea era tener una referencia más nítida en lo territorial que permitiera la organización de actividades en consonancia con lo que el Instituto Patria realizaba en la Capital". Según comenta, el convenio "no replica formatos estrictos, sino líneas de acción", y explica: "Casa Patria tiene como desafío asumir las problemáticas locales y se establecen vínculos con instituciones, organizaciones populares, parroquiales, sindicatos".

Osuna dice que la referencia política "es Cristina, porque fue suya la idea del Instituto Patria", pero aclara: "El objetivo era aportar a un proceso de recuperación del gobierno, entonces hoy nuestros referentes son Alberto y Cristina". Con esa idea adhieren en las otras Casas Patria, todas inauguradas durante el gobierno de Mauricio Macri.

"Ha servido mucho políticamente trabajar desde ahí para volver, es un espacio de debate, un lugar nuestro donde llorar penas, donde hay un trabajo intelectual ligado a la militancia", adhiere Beba Aguirre, desde La Rioja. Allí retomarán la actividad de la Casa Patria después del tradicional festival de la Chaya, debido a que ahora las temperaturas superan los 45 grados, explica.

"La intención es regionalizar temas y devolverlos a los funcionarios a través de proyectos para que las decisiones no sean tan centralistas", indica Aguirre, y dice que en su provincia la problemática de género se impone.

"La idea es contribuir al Frente de Todos con cuadros técnicos y políticos. Trabajamos en una articulación permanente con el Instituto Patria porque hay una afinidad lógica, pero también sumamos nuestras comisiones, que están atravesadas en que se hable de arraigo", dicen en Rosario. Allí, más de 300 personas trabajan en comisiones de 10 a 15 miembros. Explican que hay cuadros técnicos que no vienen de la militancia y otros que sí pertenecen a la política universitaria, gremial o barrial.

La singularidad que tiene la Casa Patria de Rosario es que cuenta con una fuerza política propia: el Movimiento Arraigo Santafesino (MAS Patria). "Esto cambia la lógica de la militancia normal. Es pensar y actuar, no solo actuar. Se elaboran proyectos, no es una actividad por la actividad misma", sentencia uno de los militantes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.