Caso Lázaro Báez: envían a juicio a financistas por el lavado de US$60 millones

Son los intermediarios que, según la resolución, "facilitaron la conformación de la estructura societaria y bancaria en el extranjero y la expatriación del dinero"
Son los intermediarios que, según la resolución, "facilitaron la conformación de la estructura societaria y bancaria en el extranjero y la expatriación del dinero" Fuente: LA NACION - Crédito: Horacio Córdoba
Candela Ini
(0)
4 de febrero de 2019  • 14:39

El juez federal Sebastián Casanello elevó a juicio oral otro tramo de la causa conocida como el caso Lázaro Báez, donde se investiga a un grupo de financistas por el lavado de 60 millones de dólares.

Se trata de Jorge Ruiz, Mariano Rubinowicz, José Fallas y José Jabbaz, directivos de la financiera Provalor -hoy Prosecurities SA-, y de Juan Alberto de Rasis y Martín Eraso, representantes del banco suizo Lombard Odier.

En este tramo se investigó la expatriación -y repatriación parcial- de aproximadamente 60 millones de dólares que fueron suministrados por Lázaro Báez. Los seis financistas oficiaron de intermediarios que, según la resolución judicial a la que accedió LA NACION, "facilitaron la conformación de la estructura societaria y bancaria en el extranjero y la expatriación del dinero a través de las financieras".

Un tramo de esta causa ya se encuentra en pleno juicio oral, a cargo del Tribunal Oral Federal número 4, donde se juzga, junto a una veintena de acusados, a Lázaro Báez y a sus hijos, Melina, Luciana, Martín y Leandro. En ese tramo también se encuentran Leonardo Fariña, Federico Eláskar, Daniel Pérez Gadín y Jorge Chueco, entre otros.

El delito precedente, es decir, la forma en que Lázaro Báez adquirió las sumas de dinero que luego alejó de su punto de origen, es investigado en otra causa, conocida como "Vialidad", cuyo juicio oral comenzará el 26 de este mes. En esa causa, donde se investigan las irregularidades en la adjudicación de obras públicas a la empresa de Lázaro Báez, se encuentra procesada la expresidenta Cristina Kirchner.

Según reconstruyeron Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan a partir de testimonios y de la información aportada por los gobiernos de Suiza y Panamá, a través de la sociedad pantalla denominada Teegan Inc. Belice (administrada por Martín Báez) se abrió una cuenta en el exterior, en el banco Lombard Odier, para depositar los fondos ilícitos.

Eraso y De Rasis intervinieron en la apertura de la cuenta en el Lombard Odier a nombre de Teegan Inc. Belice, pero también gestionaron por pedido de sus clientes la adquisición -en representación del mismo banco- de las firmas panameñas Fromental Corp., Tyndall Limited Corp. y Fundación Kinsky al estudio jurídico Icaza, González, Ruiz & Alemán el día 29 de agosto de 2011. Los cuatro hijos de Lázaro Báez son los beneficiarios finales de una de esas cuentas y también poseen facultad como firmantes Daniel Pérez Gadín y Jorge Chueco.

"En esas cuentas se canalizaron aproximadamente U$S 22.000.000 de procedencia ilícita, hasta que en la segunda mitad del año 2012 comenzaron a girarse los fondos a cuentas abiertas a nombre de Fundación Kinsky -de la que son beneficiarios finales Martín, Leandro, Luciana y Melina Báez-, Fromental Corp. y Tyndall Limited en el Banco J. Safra, con excepción de aproximadamente U$S 850.000 que permanecieron invertidos a nombre de Tyndall Limited en el Lombard Odier", se explica en la resolución judicial.

Luego, entre 2012 y 2013, se llevó a cabo un proceso para reingresar una suma de 32.800.000 dólares que se incorporó, bajo apariencia de licitud, al patrimonio de Austral Construcciones, la firma de Lázaro Báez. Según se detalla en la resolución judicial, otra parte habría permanecido oculta en el entramado societario mencionado.

Las responsabilidades de los financistas

Según se explica en el auto de elevación elaborado por Casanello, Jorge Horacio Ruiz, en su carácter de presidente de la sociedad de bolsa Provalor, brindó la estructura financiera que detentaba la firma a los fines de celebrar las reuniones corroboradas, la utilización de los teléfonos a nombre de la firma TKT SA -de la cual también era titular- con los cuales se establecieron las comunicaciones con Leonardo Fariña, como también debió tener conocimiento y convalidó los servicios de transferencia de fondos mediante canales ilícitos al exterior ofrecidos desde la sociedad que presidía.

Los aportes realizados por Mariano Rubinowicz, José Sebastián Jabbaz y José Alex Ariel Fallas se verifican en la prestación de la estructura financiera de la firma, el contacto con el representante del banco Lombard Odier, la gestión a los fines de obtener Teegan Inc. Belice a favor de Martín Báez y los servicios de remisión de dinero al exterior a través de mecanismos fuera de la normativa y de cualquier organismo de control

Con respecto al rol de los representantes del banco suizo Lombard Odier, Martín Eraso y Juan De Rasis, se explica que "colaboraron en la adquisición de sociedades offshore radicadas en Panamá y la apertura de cuentas a nombre de éstas en el banco suizo para el cual trabajaban en la época de los hechos, por las cuales se canalizaron fondos de procedencia ilícita".

Según Casanello, todos ellos tenían conocimiento de que las los servicios que realizaron no se encontraban autorizados, y que se brindaban a personas que detentaban fondos "presumiblemente de origen ilícito, quienes concurrían a esas entidades a los fines de efectuar operaciones con el objeto de ocultarlas y mantener ese dinero fuera de los organismos de control, lo que permite tener por configurado el dolo -que puede ser eventual- sobre la ilicitud de los fondos operados".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.