Los gobernadores y su sinuoso camino de apoyo a Fernández

Muchos habían apostado por Alternativa Federal, hasta que se anunció su candidatura; los matices
Lucrecia Bullrich
(0)
11 de agosto de 2019  

Alberto Fernández apuesta al respaldo de los gobernadores
Alberto Fernández apuesta al respaldo de los gobernadores Fuente: LA NACION

La foto del acto de cierre de Alberto Fernández y Cristina Kirchner en Rosario los mostró juntos, en la misma línea, como una especie de "telón" de la acción que ocurriría más adelante en el escenario.

Sin embargo, entre los gobernadores peronistas, el camino hacia al armado electoral que derivó en el Frente de Todos no fue parejo ni lineal. Entre los caciques provinciales del PJ, sobre todo en su mirada del futuro en el caso de que Fernández se convierta en el próximo presidente, hay matices.

Hay un punto de ese recorrido que la mayoría tiene en común. Hasta que se anunció la candidatura de Fernández, el 18 de mayo, todos los mandatarios peronistas, salvo los kirchneristas Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gildo Insfrán (Formosa), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Lucía Corpacci (Catamarca) y Carlos Verna (La Pampa), apostaban a la consolidación de Alternativa Federal. De hecho, los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Salta, Juan Manuel Urtubey, fueron los fundadores, junto con Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto, de aquel espacio, que finalmente implosionó.

Consumada la desaparición de aquel intento de tercera vía, Schiaretti evitó pronunciarse por algún candidato a presidente y optó por la boleta corta para su provincia. Urtubey es candidato a vicepresidente de Roberto Lavagna; Pichetto, el de Mauricio Macri, y Massa, el primer candidato a diputado nacional por Buenos Aires del Frente de Todos.

Hoy todos los mandatarios del PJ esperan un triunfo de Fernández y lo prefieren a la continuidad de Macri. Aunque en los últimos tres años vieron aumentar considerablemente los fondos que reciben de la Nación -sobre todo a partir del fallo judicial que ordenó restituirles el 1,5% de coparticipación que se les retenía desde 1992-, siempre están más cómodos cuando en la Casa Rosada manda un peronista.

Entre los representantes de provincias que estuvieron en Rosario, -fueron 19 en total, entre gobernadores en ejercicio y electos, vicegobernadores, candidatos y legisladores-, hay mandatarios alineados con Cristina antes que con Alberto, como Rodríguez Saá, Insfrán, Corpacci y Kirchner, que hoy buscará su reelección en Santa Cruz. Todos abrazaron sin dudar la candidatura de Fernández y celebraron la "generosidad" de Cristina por haberle "cedido" el primer lugar de la fórmula.

Con el transcurso de la campaña, el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, fue afianzándose como uno de los operadores de Fernández en el interior como nexo con el resto de los gobernadores, aunque el exjefe de Gabinete habla con todos individualmente y "casi a diario", afirman en su entorno.

El recorrido del gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti, desde que se anunció la candidatura de Fernández fue sinuoso. Hasta el 16 de junio, cuando ganó la gobernación, estuvo abocado a su propia campaña. Pasada la elección se tomó unos días de vacaciones y recién a su vuelta manifestó su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández. Unos días más tarde faltó a la reunión que el exjefe de Gabinete tuvo con una docena de gobernadores, aunque había cenado con él la noche anterior. Esos movimientos se interpretaron entonces como formas de poner algo de distancia.

Sin embargo, el compromiso de Perotti con la campaña de Fernández quedó bien claro cuando el candidato viajó a Santa Fe a fines del mes pasado. El gobernador electo no se le separó un segundo.

También recibieron a Fernández en sus provincias Sergio Casas (La Rioja), Gustavo Bordet (Entre Ríos), y Sergio Uñac (San Juan), entre otros. Uñac es uno de los que hicieron un giro. El sanjuanino fue de los más fervientes y uno de los primeros promotores de la candidatura de Lavagna. Defendió su postulación en público y lo recibió en su provincia. Hasta llegó a hablarse de la posibilidad de que fuera su candidato a vice.

También hay gobernadores no peronistas, como el santiagueño Gerardo Zamora y el chubutense Mariano Arcioni, cercano a Massa, que respaldaron abiertamente a Fernández. El misionero Hugo Passalacqua hizo equilibrio. Evitó participar de la cumbre de Alberto con gobernadores, pero envió a un diputado. Lo mismo hizo esta semana para la firma del compromiso con mandatarios provinciales en Rosario.

A todos, Fernández les prometió que, si él es próximo presidente, ellos serán sus principales aliados. Apenas una de las miles de incógnitas que empezarán a responderse hoy.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.