Comprueba la Justicia que un gremio macrista se expandió con afiliados "truchos"

Las irregularidades fueron detectadas por el juez Bonadio; se trata del gremio de los remiseros, cuyo jefe es Alejandro Poli, intregrante de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires
Las irregularidades fueron detectadas por el juez Bonadio; se trata del gremio de los remiseros, cuyo jefe es Alejandro Poli, intregrante de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires Fuente: Archivo
Nicolás Balinotti
(0)
18 de abril de 2019  • 12:47

El juez federal Claudio Bonadio detectó irregularidades en la expansión del Sindicato Único de Trabajadores de Remises y Autos al Instante (Surya), que está a cargo de Alejandro Poli, integrante de la cúpula del partido Fe, una fuerza aliada de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires.

De acuerdo al expediente judicial, el Surya incorporó afiliados con documentos falsos y sin su aval. Bonadio comprobó que al menos 370 sobre 585 casos investigados fueron irregulares. Solo una persona de las consultadas reconoció haber firmado el padrón que está bajo sospecha.

El juez determinó el procesamiento de José Rómulo Garay, el exjefe del Surya cuando se inició el expediente judicial. Garay, que es cercano a Poli, fue además embargado hasta cubrir 500.000 pesos.

Poli tomó distancia del conflicto, aunque activó a un equipo de abogados para apelar la decisión del juez, un trámite que ya dio sus primeros pasos. "Fue en la gestión de Garay, antes de que yo asuma en el gremio", se desligó Poli ante la consulta de LA NACION.

La denuncia ante el juzgado de Bonadio fue activada por Raúl Alcides Albil, secretario general de la Unión de Conductores de Autos al Instante y Remises (Ucairra). Albil también afrontó una causa judicial por irregularidades en los padrones y en el proceso eleccionario del gremio, aunque logró que se le dictara la falta de mérito, que fue concedida el 17 de febrero de 2016 por los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun.

El avance de la causa judicial podría complicar al exministro de Trabajo Jorge Triaca porque fue él quien avaló la expansión gremial desconociendo el curso de la investigación que se tramitaba en el juzgado federal de Bonadio.

De la mano de Cambiemos, Alejandro Poli pasó de ser el representante gremial de un puñado de remiseros en Quilmes a liderar una federación nacional que sueña con afiliar a casi un millón de conductores que trabajan en la informalidad.Forjó su crecimiento de la mano de Gerónimo Venegas , el exlíder de los ruralistas de Uatre.

Su ruta ascendente no se detuvo: en mayo del año pasado fue designado por el gobierno de Mauricio Macri para administrar la obra social del otro gremio de remiseros, con el que la organización de Poli se disputa los afiliados. En términos futboleros, sería algo así como ubicar como interventor de River al presidente de Boca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.