Convocan a jueces jubilados para evitar que se caigan juicios de corrupción

Cristóbal López
Cristóbal López Fuente: Archivo
Es en causas contra Ricardo Jaime y Cristóbal López; el kirchnerismo quiere derogar la posibilidad de reincorporarlos
Hernán Cappiello
(0)
10 de marzo de 2020  

Dos jueces que renunciaron y se jubilaron hace dos semanas para evitar perder beneficios si se aprueba la nueva ley de jubilaciones fueron reincorporados para evitar que se interrumpan juicios por corrupción que se encuentran en marcha.

Se trata de los jueces de tribunal oral José Martínez Sobrino y Julio Panello.

Ambos integran el tribunal que juzga desde hace un año al exsecretario de Transportes Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito y, además, cada uno interviene por separado como juez titular o suplente en numerosas causas de corrupción, delitos de lesa humanidad, secuestros o trata de personas. Por ejemplo, los magistrados están interviniendo en el juicio contra Cristóbal López por los impuestos de Oil Combustibles, en el juicio oral por la tragedia aérea de Austral, en uno de los juicio por la represión en la ESMA, y en otro contra el traficante de efedrina Ibar Pérez Corradi, entre otros.

La ley establece que una vez iniciado un juicio oral no puede frenarse por mas de diez días, bajo pena de declarar todo nulo.

Este riesgo estaba latente en el juicio de Jaime. Por ello, los jueces informaron a la presidenta de la Cámara de Casación, Ángela Ledesma, para que se tomen recaudos.

Ledesma acudió entonces al tribunal de Superintendencia de la Casación que resolvió convocar a los jueces jubilados Martínez Sobrino y Panello para que sigan en la causas que están en la etapa de juicio oral y público.

Los jueces de la Casación Ledesma, Mariano Borinsky, Daniel Petrone, Eduardo Riggi y Guillermo Yacobucci escribieron, además, que la reincorporación se hace "conforme a la vigente" para "asegurar la mejor y mas eficiente prestación de justicia". Y por las dudas aclararon que se referían al artículo 16 de la ley 24.018.

Y ese es justamente el centro de la polémica. La ley a la que se refieren los jueces es la actual ley de jubilaciones de los magistrados, que el Gobierno quiere reformar este jueves cuando el Senado vote una nueva norma.

En la nueva ley que impulsa el kirchnerismo desaparece el artículo 16, que es el permite a los jueces jubilados ser convocados.

De hecho la nueva ley, a instancias del diputado Leopoldo Moreau, deroga el artículo 16, es decir, que los jueces jubilados pierden el estado judicial.

Si es que la nueva ley se aprueba el jueves con esta redacción, es posible entonces que los jueces jubilados no puedan seguir el juicio y la causa contra Jaime se caiga, después de un año de juicio oral.

Al mismo tiempo corren riesgo los casos donde Martínez Sobrino o Panello actúan como cuartos jueces o jueces titulares porque al dejar al tribunal con solo tres magistrados, ninguno podría ni siquiera engriparse mientras duren los juicios, so pena de que se suspendan y eventualmente se caigan.

Esta decisión de la Casación tiene una lectura inmediata y otra mediata. En el corto plazo lo que evita es que los juicios caigan y no se puedan seguir desarrollando. Pero a la larga exhiben hasta dónde pueden llegar las consecuencias de la reforma jubilatoria que el Gobierno planea para los jueces.

Martínez Sobrino y Panello tenían sus jubilaciones otorgadas desde hacía tiempo.

Cuando se empezó a discutir el proyecto de ley de reforma de jubilaciones de los jueces, decidieron presentar sus renuncias para conservar los beneficios de la vieja ley. El Poder Ejecutivo aceptó sus renuncias y lo hizo público mediante un decreto que apareció en el Boletín Oficial la semana pasada. En el ínterin avanzó el tratamiento del proyecto de ley en la Cámara de Diputados, donde obtuvo media sanción y se abrió el debate el jueves pasado en el Senado, donde se firmó un dictamen de comisión.

Así las cosas, este jueves será tratado por el Senado el proyecto de ley de jubilaciones de los jueces, donde seguramente será aprobado sin sobresaltos para el oficialismo. La versión que se tratará es la que despoja del estado judicial a los jueces jubilados.

Los jueces, ya resignados, se preparan para cuestionar ante la Justicia esta nueva norma, incluso en lo que hace a la derogación del artículo 16.

La pérdida del estado judicial de los jueces jubilados, los empareja con los beneficiarios del régimen general. Esto hizo temer a algunos jueces que tuvieran que pagar impuestos a las ganancias por sus jubilaciones.

No obstante, analizaron el asunto y coincidieron en que hay doctrina que señala que quienes no pagaron impuesto a las ganancias en actividad no deben pagarlo si se jubilan. También existen resoluciones de la Corte Suprema al respecto.

El proyecto de ley incrementa del 12% al 18% los aportes extra que realizan los jueces; el 82% móvil será sobre un promedio de los sueldos -actualizados- de los últimos diez años y no sobre el último haber. Asimismo, extiende la edad jubilatoria para los varones a los 65 años, de manera progresiva, y deroga el artículo que establece el estado judicial.

Cuando quede sancionada la nueva ley la Cámara de Casación deberá revisar la situación de los jueces Martínez Sobrino y Panelo y las causas en trámite que corren riesgos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.