Coronavirus: empresarios del comercio elevaron ideas para reabrir y Fernández pidió pensar en "el día después"

Fernández recibió a la CAC en la quinta de Olivos, en una jornada con mucha actividad
Fernández recibió a la CAC en la quinta de Olivos, en una jornada con mucha actividad
Maia Jastreblansky
(0)
3 de abril de 2020  • 10:21

En la semana tres de la cuarentena nacional por el coronavirus , Alberto Fernández recibió en Olivos a uno de los sectores más azotados por la parálisis general del país: los empresarios del comercio. El Presidente escuchó sus ideas para un regreso paulatino de la actividad, una vez que finalice la cuarentena obligatoria, y les les dijo que "hay que pensar en el día después" y en cómo retomar "de a poco" la actividad.

El aislamiento obligatorio para contener el coronavirus en la Argentina seguirá vigente hasta el 13 de abril. Pero, a esta altura, muchos sectores económicos vienen golpeando la puerta del Gobierno para proyectar la salida. Fernández comenzó a escucharlos y a tomar nota.

Más tarde, Fernández recibirá a la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) en Olivos, la cámara más representativa de la industria, que mostró los primeros signos de agotamiento esta semana. El Presidente adelantó esta mañana a los empresarios de la CAC que está previsto abrir "una mesa de dialogo" con esas y otras entidades.

Ideas

La Cámara Argentina del Comercio le acercó al Presidente hoy una serie de ideas para el día que vuelvan a levantarse las persianas, con una reanudación paulatina de la actividad. Entre las propuestas figuraron:

  • Autorizar a trabajar a los empleados que no integran los grupos vulnerables. En una primera etapa, los que residan a no más de 5 kilómetros de los locales, para luego ampliar ese radio a 20 kilómetros.
  • Establecer horarios especiales de apertura para evitar la generación de "horas pico" en los medios de transporte.
  • Flexibilizar las restricciones que afectan la logística del comercio electrónico, clave en este momento como alternativa al canal tradicional.

"Es indispensable permitirles a los comerciantes ir hasta sus locales o depósitos, con una dotación de empleados limitada y sin atención al público, para que puedan vender y despachar los pedidos directamente a través de un servicio de paquetería", señalaron los empresarios.

El Presidente tomó nota de los pedidos en un cuaderno. A la mesa se sentaron el presidente de la CAC, Jorge Di Fiori y los empresarios Eduardo Eurnekian, Víctor Dosoretz y Alberto Grimoldi integrantes de la Mesa ejecutiva de la institución. Fernández estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el jefe de asesores, Juan Manuel Olmos; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello.

La CAC había golpeado las puertas de los despachos oficiales reclamando alicientes en materia tributaria y laboral para el sector. La entidad envió días atrás una carta al ministro de Economía, Martín Guzmán, al de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, con reclamos para prorrogar el vencimiento de impuestos y un pedido de medidas para preservar el capital de trabajo.

Hoy, los pedidos fueron elevados directamente a Fernández. La CAC le requirió al Presidente apoyo financiero e impositivo a las empresas. Entre otras medidas, pidieron préstamos directos a tasa cero, la postergación o exención de pagos de los aportes personales, facilidades de pago con la AFIP y la suspensión por dos meses de todos los regímenes de recaudación anticipada (retenciones y percepciones).

Almuerzo con la CGT, tarde con la UIA

No serán los de la CAC los únicos empresarios a los que le verá la cara Fernández. A la tarde tiene previsto recibir a la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) en Olivos.

El Presidente cierra una semana de tironeos con distintos sectores empresarios. Primero, Fernández cruzó a Paolo Rocca, dueño de Techint, por los despidos producto de la suspensión de proyectos de construcción, como consecuencia de la parálisis por la pandemia. El Presidente luego cruzó a los "especuladores" y pidió "que ganen un poco menos esta vez". Y ayer el Gobierno debió salir a descomprimir la tensión que se generó con los empresarios de las prepagas cuando el ministro de Salud, Ginés González García, dijo que se analizaba un decreto de necesidad y urgencia (DNU) para declarar de interés público todos los recursos sanitarios del país, una idea que luego fue descartada.

Fernández recibía también este mediodía a la cúpula de la CGT. El presidente les ofrecerá un almuerzo a Héctor Daer y Carlos Acuña , los secretarios generales de la central obrera, que viene mostrando pleno apoyo al Gobierno, al punto que los gremios ofrecieron las instalaciones de los hoteles sindicales para ampliar la capacidad de respuesta por el coronavirus.

Sin embargo, ninguno de esos líderes gremiales recibió de Fernández el nivel de elogios que días atrás el Presidente le dedicó al líder camionero, Hugo Moyano. El mandatario se refirió el miércoles al "inmenso Hugo" cuando participó de la apertura del Hospital Antártida y dijo que "los empresarios no lo quieren a Hugo porque cuida a los suyos". "Eso es un dirigente gremial. Sean como él", agregó. Esas palabras fueron un mensaje para los empresarios, pero también actuó como un llamado de atención al resto de la dirigencia gremial.

"Se hablará de todo en el marco de esta situación. De las medidas que lanzó el Gobierno y del trabajo que están haciendo los sindicatos", señalaron voceros oficiales. No se descarta que la central obrera pida acelerar la convocatoria a un Consejo Económico y Social , una de las medidas que fue anunciada en campaña por Fernández pero que no llegó a materializarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.