Coronavirus en la Argentina. Cómo será "la nueva normalidad" de las escuelas

El ministro de Educación, Nicolás Trotta
El ministro de Educación, Nicolás Trotta Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo / LA NACION
(0)
2 de julio de 2020  • 22:01

Las 24 jurisdicciones del país aprobaron este jueves los protocolos para la vuelta a las clases presenciales con un sistema "bimodal" que alternará la enseñanza en el aula con la realizada a distancia. Además habrá dos nuevos modelos: la división de alumnos por grupos y el "aula burbuja" que quiebran el formato tradicional vigente desde principios del siglo pasado.

Tal como destacó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en diálogo con C5N, la aprobación de estos protocolos se realizó en forma unánime en la 97° Asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE). "Nos va a permitir el regreso a las aulas, según la realidad epidemiológica de cada una de las provincias. Es claro que la mayoría del país está en una realidad muy diferente a la de la ciudad de Buenos Aires y la región Metropolitana", señaló.

En ese sentido, consideró que "en las provincias donde el nivel de circulación es muy bajo y no ha habido casos en las últimas semanas, estos protocolos, que priorizan el cuidado de la salud, nos permiten proyectar el regreso a las aulas a partir del mes de agosto". Y ejemplificó al decir que Catamarca, San Juan y Misiones son algunas de las que podrían dar este paso si sostienen su situación. "En los próximos días vamos a tener los calendarios de regreso".

Si bien dijo que los contenidos que no se lleguen a incorporar este año deberán reforzarse el año que viene, aclaró que no se pueden eliminar las vacaciones de verano. Trotta dijo que eso no sería correcto por el esfuerzo que están haciendo los padres y maestros. "El aula es irremplazable, pero se está aprendiendo de una manera distinta". Además, dijo que su foco está en los alumnos del último año para que puedan comenzar de la mejor manera la universidad.

Al referirse a la situación en el AMBA, el funcionario sostuvo: "Esperemos que con este enorme esfuerzo que estamos llevando adelante porteños y bonaerenses podamos disminuir la curva de contagios y podamos empezar a proyectar un regreso, pero hoy no es la perspectiva que tenemos porque sería poner en riesgo a toda la comunidad educativa y eso va a en contra de la decisión del Gobierno de priorizar la vida y la salud en todo momento".

Trotta no descartó que se pueda volver a las clases en esta región en agosto o septiembre, pero advirtió: "Debería ser una caída muy fuerte de la curva. Si no es nulo o muy bajo sería irresponsable volver a las clases".

Las medidas que se aprobaron están orientadas a la educación inicial, primaria, secundaria e institutos superiores. "La semana próxima aprobaremos los protocolos para la educación superior universitaria", anticipó el ministro, que consideró que este es el nivel más preparado para la virtualización con lo cual probablemente sea "el que más tarde en volver físicamente a las aulas". "Son semanas intensas las que tenemos por delante. Hay que seguir preparando a las escuelas, capacitando docentes y no docentes y, a partir de una campaña nacional, hay que preparar a los niños, niñas y adolescentes y contarles qué escuela los va a estar esperando".

Trotta remarcó que la vida escolar ahora será "distinta" porque aún hay que sostener el distanciamiento social y extremar las medidas de higiene. "El Presidente nos pidió que prioricemos el cuidado de la salud y que lo pongamos en la centralidad de todas las decisiones que tomemos desde el ministerio". Entre los cambios que habrá "las aulas tendrán menos estudiantes y no todos los chicos irán todos los días porque hay que sostener, dentro del aula, un metro y medio de distancia entre estudiantes. En los comedores o recreos serán dos metros de distancia".

Para abrir sus puertas, las escuelas deberán garantizar a sus alumnos, docentes y personal no docente acceso al agua potable y a elementos de higiene al tiempo que las familias solo podrán ingresar al establecimiento con turno previo o cuando lo dispongan sus directivos. Además, todos los alumnos deberán usar barbijos y máscaras de protección, además de limpiar y desinfectar su lugar de trabajo. También se permitirá la permanencia de personas hasta 15 minutos en lugares cerrados, no se podrá compartir ningún elemento personal ni de protección y todos deberán limpiar sus celulares con alcohol al ingresar a la escuela.

Al ser consultado por cómo será el sistema para aquellos a los que no les toque ir a clase en determinado día o semana, Trotta respondió: "Los que estén en el hogar deberán llevar adelante todos los lineamientos que la maestra o el maestro les den. Hay muy pocos casos en esta Argentina profundamente desigual donde se va a poder proyectar la clase y seguir de manera remota". Entonces, criticó "el abandono de programas sustantivos y trascendentes como el plan ConectAr Igualdad". Y recordó: "La gestión de Mauricio Macri suspendió la distribución de computadoras".

Con información de Télam

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.