Coronavirus y cárceles: Los protagonistas de una polémica que sacudió a la Justicia

Alberto Fernández y Axel Kicillof se expresaron en redes ante la polémica por la liberación de presos considerados en riesgo por el coronavirus, y rechazaron la medida
Alberto Fernández y Axel Kicillof se expresaron en redes ante la polémica por la liberación de presos considerados en riesgo por el coronavirus, y rechazaron la medida
(0)
30 de abril de 2020  • 02:30

Las redes sociales ardían, la convocatoria a un cacerolazo crecía, la oposición alimentaba una catarata de críticas e indignación, y Change.org reunía 328.000 adhesiones en tres días. En este contexto de creciente rechazo a la posibilidad de que haya una ola masiva de excarcelaciones a raíz de la pandemiadel coronavirus, el presidente Alberto Fernández debió salir ayer públicamente a despegarse de cualquier movida en ese sentido y a aclarar que son los jueces los responsables de las decisiones que se adopten.

En una serie de tuits, el mandatario dijo que está en contra de los indultos y que "en la Argentina la solución del problema está en manos de los tribunales; son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades". Su mensaje llegó después de que por distintas decisiones judiciales, auspiciadas por funcionarios kirchneristas de segunda línea, se liberaron unos 800 presos de las cárceles bonaerenses, más una suma similar por resoluciones que no incluyeron grupos de riesgo. Un rato después, el gobernador Axel Kicillof emitió un mensaje similar.

Sin embargo, entre los reclusos liberados, figuran asesinos y otras personas acusadas que dejaron las cárceles al ser considerados dentro de los grupos de riesgo ante el Covid-19. Un ladrón que había recibido la prisión domiciliaria fue atrapado ayer, un día después de dejar el penal, por un robo.

Esta situación despertó el repudio de gran parte de la sociedad que se expresó en redes sociales bajo el hashtag #NoLosLiberen. Uno de ellos fue Gastón Tuculet, que es el padre de Juan Pedro, un joven que fue asesinado -de un tiro en la cabeza- en marzo de 2013 en Villa Elisa.

En medio de las excarcelaciones por el coronavirus, la familia de Juan Pedro Tuculet, asesinado en 2013, pide que los presos cumplan su condena
En medio de las excarcelaciones por el coronavirus, la familia de Juan Pedro Tuculet, asesinado en 2013, pide que los presos cumplan su condena Crédito: Facebook

Consultado por LA NACION, Gastón Tuculet optó por el silencio. "Prefiero no dar declaraciones, con publicar la foto consideramos que hicimos lo correcto", explicó. "Recibí un montón de mensajes, que agradezco mucho, pero ya está", agregó Gastón, que agradeció el contacto y cerró la breve charla de forma categórica: "La verdad es que no me dan ganas de salir a hablar con todos ni de darle vueltas al tema. Con la foto alcanza".

Cuando su hijo fue asesinado, tenía 19 años y jugaba en Los Tilos. Juan manejaba un Fiat Uno blanco de otro amigo cuando un Duna bordó se les cruzó y los increpó, posiblemente confundiéndolos con otros jóvenes.

Otro que se manifestó en contra de la medida fue Matías Bagnato, sobreviviente de la Masacre de Flores. "Las víctimas luchamos por justicia pero también para que vos no sufras como nosotros el asesinato de un ser querido", dijo. Y añadió: "Necesitamos tu ayuda y la de todos para que nos escuchen".

Los protagonistas

Rechazan las excarcelaciones de presos

  • Alberto Fernández (presidente): Después de muchas ambigüedades, ayer tuvo que salir públicamente a despegarse de cualquier operativo de liberación de presos. Lo hizo con su estilo, pero dijo que el Gobierno no estaba detrás de la movida y que era responsabilidad de los jueces. Desde que se inició la polémica venía pagando un elevado costo político por su prescindencia. Un rato después lo siguió Axel Kicillof, con una serie de tuits en la línea de Fernández.
  • Sergio Berni (ministro de Seguridad bonaerense): Fue el vocero del oficialismo más claramente opuesto a cualquier tipo de flexibilización de medidas con los detenidos en la provincia de Buenos Aires. "Si fuera por mí, no sale ningún preso", dijo en su afirmación más contundente. Después cruzó duro al exjuez de la Corte Eugenio Zaffaroni, quien había tenido una postura favorable a liberar detenidos que tuvieran causa justificada. Lo acusó de fomentar "masacres".
  • Sergio Massa (presidente de la Cámara de Diputados): "Algunos jueces están actuando de una manera absolutamente irresponsable" al liberar presos. Así se expresó esta semana, además de plantear que esos magistrados podrían ser sometidos a juicio político si no cumplieron con la obligación de informar previamente a la víctima. "Las penas son para ser cumplidas", afirmó. Se desmarcó así del silencio de las principales figuras del oficialismo frente a un tema incómodo.
  • Julio Alak (ministro de Justicia bonaerense): Es el responsable directo de la administración del sistema carcelario de la provincia, el más afectado con las excarcelaciones, que según algunos cálculos supera el millar. Mantuvo absoluto silencio público hasta el momento, pero dejó trascender que no está de acuerdo con la idea de las liberaciones masivas. Tiene la difícil tarea de garantizar la progresiva normalización de la situación sanitaria y de seguridad de los reclusos.

Aprueban las excarcelaciones de presos

  • Roberto Cipriano García (secretario de la Comisión Provincial por la Memoria): "El objetivo de la Comisión por la Memoria es trabajar por la liberación de la mayor cantidad de personas detenidas posible". Ese es el mensaje que se lo escuchó decir en un audio que se viralizó y que lo dejó como uno de los fogoneros políticos de las excarcelaciones masivas. Es un kirchnerista que trabaja en el organismo, que bajo la conducción de Adolfo Pérez Esquivel también intervino en el caso D’Alessio para investigar periodistas.
  • Víctor Violini (juez de Cámara de Casación Penal bonaerense): Ordenó que se dispongan las prisiones domiciliarias de los acusados de delitos leves que formen parte de grupos de riesgo ante un eventual contagio de coronavirus y que en los casos de imputados o condenados por delitos graves los jueces revisen cada caso en particular. Esa decisión, adoptada en forma unipersonal, implicó la aceptación de un planteo de los defensores de todos los departamentos judiciales bonaerenses.
  • Stella Maris Martínez (defensora general de la Nación): De ella dependen todos los abogados de oficio que defienden a los detenidos sin recursos de la Justicia Nacional y Federal. Fue quien ayer recomendó a los letrados que renueven los pedidos de libertad que ya realizaron en beneficio de sus defendidos o que insten a los jueces a que los agilicen, siempre y cuando estén entre los grupos de riesgo de contagio del coronavirus, o que estén condenados a penas leves. Fue designada por Néstor Kirchner.
  • Horacio Pietragalla (secretario de Derechos Humanos de la Nación): Fue quien pidió la liberación de figuras de kirchneristas condenados por corrupción, como Ricardo Jaime y Martín Báez, hijo de Lázaro Báez. Lo hizo bajo el paraguas argumental del riesgo carcelario que entraña el coronavirus. Alberto Fernández lo llamó para que le brindara explicaciones, pero finalmente lo terminó respaldando. Su planteo fue uno de los factores que alentaron los motines en distintas cárceles del país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.