Coronavirus: rechazo unánime de la oposición al proyecto kirchnerista para gravar grandes patrimonios

El hijo de la vicepresidenta propuso gravar a los que accedieron al blanqueo de capitales en 2016; la iniciativa es más amplia y Carlos Heller trabaja en un borrador
El hijo de la vicepresidenta propuso gravar a los que accedieron al blanqueo de capitales en 2016; la iniciativa es más amplia y Carlos Heller trabaja en un borrador Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo
Laura Serra
(0)
6 de abril de 2020  • 16:44

La iniciativa del oficialismo, impulsada por Máximo Kirchner y el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el diputado Carlos Heller , de gravar los grandes patrimonios con un impuesto extraordinari o para atender la emergencia provocada por el coronavirus despertó una ola de críticas en la oposición , que anticipó su rechazo.

Si bien no se conoce aún la letra chica del proyecto de ley –Heller anticipó que recién estaría listo la semana próxima–, distintas voces opositoras advirtieron que un gravamen de esta naturaleza a las grandes empresas, en momentos de severa recesión económica, no hará otra cosa que ralentizar la salida de la crisis. También anticiparon su rechazo a la propuesta de Máximo Kirchner de gravar a quienes ingresaron en el blanqueo en 2016. "Es inconstitucional", enfatizaron desde las oposición.

"En los principales países del mundo la discusión sobre cómo enfrentar la caída de la economía ante a los estragos que provoca la pandemia no pasa por la suba de impuestos a las empresas, sino todo lo contrario: hoy las recetas pasan por bajarles los impuestos justamente para alentar la producción, única forma de que la economía se reactive", explicó a LA NACION el diputado Luciano Laspina (Juntos por el Cambio), vicepresidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara baja. "[El proyecto del oficialismo] es populismo puro. Es una discusión que solo se da en la Argentina", asestó.

"Es populismo puro", dijo Luciano Laspina, uno de los referentes de Juntos por el Cambio
"Es populismo puro", dijo Luciano Laspina, uno de los referentes de Juntos por el Cambio Fuente: LA NACION - Crédito: Patricio Pidal

Desde el lavagnismo también cuestionaron el espíritu del proyecto. "Las empresas son las que tienen la mayor espalda para responder más rápidamente a la crisis económica. ¿Por qué las vamos a castigar con un impuesto?", se preguntó un dirigente cercano al exministro de Economía que pidió reserva de su nombre.

Desde el oficialismo, Heller adelantó que la propuesta apunta a crear un tributo dirigido a los grandes patrimonios en cabeza de personas humanas o jurídicas, que tenga una asignación específica que ayude a generar recursos para aliviar las consecuencias que afrontan los sectores más afectados por esta crisis. Es una propuesta más abarcativa que la que planteó Máximo Kirchner , quien había lanzado la idea de imponer un impuesto extraordinario a quienes blanquearon sus activos en 2016.

"Acá no se trata de perseguir a nadie, sino de identificar al universo con capacidad económica suficiente como para afrontar un tributo extraordinario, sin que a ninguno le cambie su condición de 'riquísimo'", planteó Heller, en diálogo con LA NACION . "No se va a avanzar en nada que impida a una empresa seguir funcionando", aclaró el legislador, quien citó la última editorial del periódico británico Financial Times para justificar su proyecto. "El propio Financial Times aconsejó que los gobiernos apliquen reformas 'radicales', que 'inviertan la dirección política predominante de las últimas cuatro décadas'. Es lo que pretendemos hacer", enfatizó Heller. Los gobiernos tendrán que aceptar un papel más activo en la economía

Desde la oposición también cuestionaron la posibilidad de que se aplique un gravamen a quienes blanquearon su patrimonio.

"Resultaría inconstitucional, porque la ley que se aprobó en 2016 los colocó en igualdad de condiciones con quienes tenían su situación tributaria regularizada, por lo tanto no se puede discriminar a unos y a otros con un impuesto", enfatizó Laspina.

"Argentina necesita muchos blanqueos para que la economía esté en blanco -sostuvo, por su parte, el presidente de la UCR y diputado nacional Alfredo Cornejo-.Si castigan los blanqueos hechos de buena fe, nunca podremos tener un país con su actividad totalmente en blanco".

"Significaría un cambio en las reglas de juego, otra vez en la Argentina", se lamentaron desde el lavagnismo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.