Coronavirus: suspenden las salidas transitorias de los presos

El avance del coronavirus pone en riesgo a la población carcelaria
El avance del coronavirus pone en riesgo a la población carcelaria Fuente: LA NACION
Hugo Alconada Mon
(0)
18 de marzo de 2020  • 13:19

Los cinco jueces nacionales a cargo de las ejecuciones de las condenas penales ordenaron al Servicio Penitenciario Federal la inmediata suspensión de todas las salidas transitorias y de los regímenes de semilibertad ya otorgados a los presos, en un intento por reducir los riesgos de contagio por coronavirus en la población carcelaria ante el avance de la pandemia .

La decisión de los magistrados se suma a la dispuesta desde el Ministerio de Justicia para aumentar los controles sanitarios sobre quienes visitan a los presos y detenidos en las cárceles, y que comenzó a aplicarse en el sistema federal y se replicó en penitenciarías bonaerenses, donde incluso se registraron pedidos de los propios reclusos para acotar las visitas.

La suspensión de las salidas transitorias regirá hasta el 31 de marzo, según dispusieron los cinco magistrados en una disposición conjunta, quienes también solicitaron se consulte "a la máxima autoridad sanitaria que analice en forma urgente la pertinencia de mantener la continuidad de las visitas externas a las personas anotadas a disposición de los juzgados" de Ejecución Penal.

Los jueces José Pérez Arias, Marcelo Peluzzi, Jimena Monsalve, Axel López y Vilma Bisceglia también le ordenaron a las autoridades del Servicio Penitenciario Federal que les informe los casos en que, en el actual contexto, "no es posible garantizar su derecho a la salud e integridad física en caso de permanecer en la institución carcelaria" para definir los pasos a seguir.

Los magistrados también le ordenaron al Servicio Penitenciario que, dado que la suspensión de las salidas transitorias y otras medidas "protectivas afectarán la comunicación diaria con los familiares", se distribuya "en forma gratuita la cantidad de tarjetas telefónicas suficientes y necesarias", como así también agilice "la recepción y entrega de mercadería autorizada por vía de encomiendas".

Los intentos por reducir los riesgos de contagios por coronavirus en la población carcelaria –en condiciones de superpoblación o hacinamiento- se suman así a los escritos presentados en las últimas 48 horas por decenas de presos y detenidos que pidieron ser excarcelados o quedar bajo el régimen de arresto domiciliario.

El exvicepresidente Amado Boudou , el exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi , y el presunto testaferro de la familia Kirchner, Lázaro Báez , son algunos de los que solicitaron que se analice su situación ante los riesgos del coronavirus, petición que también presentaron decenas de detenidos por supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

En esa línea, y sólo durante los últimos días, los Juzgados Nacionales de Ejecución Penal –que trabajan con el mínimo personal posible para reducir los riesgos de contagio según lo dispuesto por la Corte Suprema-, recibieron decenas de solicitudes cada uno. En su amplia mayoría, presentados por la defensoría oficial en nombre de condenados por delitos graves que afrontan problemas de salud. Entre ellos, agresores sexuales, homicidas y secuestradores, y en menor medida, ladrones, según detallaron fuentes judiciales.

En la provincia de Buenos Aires, en tanto, el procurador general Julio Conte Grand, analiza firmar una instrucción a los fiscales bonaerenses para que analicen avanzar con los arrestos domiciliarios con monitoreo electrónico para los detenidos mayores de 65 años, un grupo considerado de alto riesgo ante el coronovirus, siempre que sea procesalmente factible.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.