Cristina Kirchner mostró la primera foto de su hija Florencia en Cuba

Cristina Kirchner compartió la primera foto de Florencia Kirchner desde que comenzó su tratamiento
Cristina Kirchner compartió la primera foto de Florencia Kirchner desde que comenzó su tratamiento Crédito: Instagram
Hernán Cappiello
(0)
11 de febrero de 2020  • 08:26

Tras diferentes versiones sobre su estado de salud y el vínculo con su madre, Florencia Kirchner reapareció ayer en las redes sociales. Cristina Kirchner posteó una foto en la que posa junto a su hija, ambas sonrientes, antes de partir de La Habana, y Florencia Kirchner abrió una cuenta en Instagram y reprodujo la imagen.

Cristina Kirchner tiene previsto regresar hoy al país, donde visita a su hija, que se está atendiendo en Cuba desde marzo del año pasado por un cuadro de estrés postraumático y problemas de alimentación.

La hija de la vicepresidenta enfrenta dos causas penales conocidas como Los Sauces y Hotesur, y el año pasado pidió permiso a la Justicia para ir a Cuba a hacer un curso de guion de cine. Se lo concedieron, pero al poco tiempo informó de su enfermedad a los jueces. Los magistrados pidieron entonces informes sobre su estado de salud y le impusieron la obligación de presentarse periódicamente en la embajada argentina en La Habana.

Desde entonces, Florencia Kirchner cumple con sus visitas a la legación diplomática y presentó un certificado médico a fines del año pasado, donde decía que no podía viajar en avión por su salud. No obstante, el tribunal evalúa actualizar ese pedido de información.

En la presentación de su libro en la isla, la vicepresidenta había dicho que su hija estaba "muchísimo mejor" de salud
En la presentación de su libro en la isla, la vicepresidenta había dicho que su hija estaba "muchísimo mejor" de salud

Cristina Kirchner compartió ayer la primera foto de Florencia desde que comenzó su tratamiento en Cuba. "Despidiéndome de @florenciakf antes de volver a Buenos Aires", escribió en Instagram desde la isla. Así presentó, además, la nueva cuenta de esa red social de su hija.

Cristina Kirchner había hablado de la salud de Florencia el sábado pasado, durante la presentación de su libro Sinceramente en La Habana, Cuba. En la Sala Nicolás Guillén del complejo histórico La Cabaña, anunció que su hija estaba "muchísimo mejor" y agradeció a las autoridades cubanas la atención médica.

"Realmente, como madre, tuve la experiencia fantástica de que pueda ser diagnosticada correctamente", dijo, ante la mirada del presidente Miguel Díaz-Canel y el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla.

Cristina Kirchner viajó nueve veces a Cuba en menos de un año para visitar a su hija.

"El lawfare en la Argentina tuvo un componente mafioso, y fue meterse con los hijos. Apuntaron contra la familia", acusó la expresidenta el sábado. "En la Argentina se tradujo en la persecución de mi hija Florencia por verla vulnerable", dijo.

En paralelo, Florencia Kirchner abrió su cuenta en Instagram. Su nombre de usuario es @florenciakf y en su biografía se define como "guionista y realizadora audiovisual". Subió solo dos fotos. La primera de las imágenes que posteó en Instagram se trata de un cuadro del pintor inglés George Owen Wynne Apperley conocido como La enlutada, inspirado en la indígena mexicana Enriqueta Contreras.

Y la segunda es la imagen junto a su madre que posteó Cristina Kirchner. La cuenta de Instagram de Florencia Kirchner está cerrada a comentarios.

Madre e hija, junto a Máximo Kirchner, están acusadas en las causas conocidas como Hotesur y Los Sauces ante el Tribunal Oral Federal Nº 5, integrado por los jueces Adriana Palliotti, Adrián Grumberg y Daniel Obligado. Aún no hay fecha fijada para el inicio del juicio oral, que podría tener lugar recién en 2021.

El caso Hotesur, revelado por la nacion, develó los alquileres que realizaron empresas de Lázaro Báez de habitaciones hoteleras en establecimientos de la familia Kirchner. Los hoteles eran gerenciados por la firma Hotesur, y la Justicia sospecha que esos cuartos permanecieron vacíos y que se simularon las contrataciones como una manera de facturar y de que ingresara dinero blanco a las arcas de la familia Kirchner.

Según la hipótesis fiscal, el dinero con el que Báez pagó por esos cuartos de hotel que no se ocupaban era el que había obtenido por haber sido beneficiado con el 80% de los contratos de obras viales de Santa Cruz, que incluyeron sobreprecios, prórrogas e incumplimientos.

Con la misma lógica se dio la investigación del caso Los Sauces: lo que se investiga es el pago de alquileres que realizaron Báez y Cristóbal López a la firma Los Sauces, de los Kirchner, que entre sus bienes había propiedades inmuebles. Se trataba de departamentos y cocheras en Puerto Madero y Río Gallegos. La hipótesis fiscal es que parte del dinero con que fueron beneficiados López y Báez por los contratos que recibieron del Estado retornó a los bolsillos de los Kirchner blanqueada, convertida en pago de alquileres por estas propiedades.

En Los Sauces ya fue provista la prueba, mientras que en Hotesur está a estudio del juez Adrián Grumberg, el último que se sumó al tribunal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.