Cristina recibió el proyecto de Código Penal y podría someterlo a consulta pública

Propone eliminar la cadena perpetua y la reincidencia como agravante de la pena
Laura Serra
(0)
14 de febrero de 2014  

La presidenta Cristina Kirchner recibió ayer el anteproyecto de reforma al Código Penal , elaborado por una comisión encabezada por el ministro de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni , el cual propone, entre otras cosas, la eliminación de la cadena perpetua, de la libertad condicional y de la reincidencia como circunstancia agravante, así como la legalización de la tenencia de estupefacientes para consumo personal.

Por otra parte, el texto no avanza en la despenalización total del aborto, aunque establece que es punible en caso de violación.

La mandataria recibió el anteproyecto durante una audiencia privada en la Casa Rosada, a la que concurrieron los miembros de la comisión encargada de la reforma, también integrada por el ex diputado de la UCR Ricardo Gil Lavedra, Federico Pinedo (Pro), María Elena Barbagelata (Partido Socialista) y el ex camarista León Arslanian. También estuvieron presentes el ministro de Justicia, Julio Alak; el secretario de esa cartera, Julián Álvarez, y el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannini.

Durante la reunión, Cristina Kirchner se comprometió a revisar el proyecto para su posterior envío al Congreso. Según fuentes presentes, la Presidenta no fijó plazos, pero insistió en la necesidad de lograr el mayor consenso posible para su tratamiento y sugirió, para ello, la convocatoria a procedimientos abiertos de consulta para eventuales modificaciones y mejoras al texto.

El anteproyecto, que consta de 289 artículos en total, es el producto de casi un año y medio de trabajo en el que los miembros de la comisión buscaron sistematizar en un solo cuerpo normativo el conjunto de normas penales, imprimiéndoles razonabilidad y proporcionalidad a las penas.

Si bien el espíritu general del nuevo proyecto surgió del consenso de la comisión, se plantearon disidencias. En efecto, Pinedo anticipó reparos a la eliminación de las reincidencias y de la prisión perpetua, y sugirió que en el caso de un aborto cometido producto de una violación, la víctima deberá acreditar que inició una acción penal. En el caso de la despenalización de la tenencia de drogas, adelantó que presentará un proyecto para que, en caso de que el adicto represente un riesgo para sí o para terceros, pueda ser internado sin previa autorización judicial.

Una de las innovaciones clave del nuevo proyecto de Código Penal se refiere a la categorización de las penas. En primer lugar, se establece que todos los casos las penas deberán ser de aplicación efectiva, por lo que se eliminan la libertad condicional y la condena de ejecución condicional. A cambio, se establece un sistema nuevo de penas de reemplazo a la prisión, que incluye el arresto domiciliario, la prestación de trabajos a la comunidad y la multa reparatoria, entre otras.

Así, por ejemplo, en el caso de una condena a prisión que no exceda los tres años -cuya ejecución, en la normativa actual, sería condicional-, con el nuevo código el juez debe reemplazarla por alguna de las alternativas mencionadas. Si se trata de una pena de prisión que va de 3 a 10 años (mediana gravedad), exigirá que la mitad sea de cumplimiento efectivo en prisión y el resto con alguna de las penas alternativas que disponga el juez. En el caso de los delitos graves (más de 10 años), las dos terceras partes deben ser cumplidas en prisión, y el resto, con una pena de reemplazo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.