Luis Majul: "Cristóbal López y Cristina Kirchner se nos ríen en la cara"

Luis Majul
Luis Majul LA NACION

Luis Majul: "Cristóbal López y Cristina Kirchner se nos ríen en la cara"

13:26
Video
(0)
12 de agosto de 2020  • 23:09

  • Se está por consumar uno de los mayores fraudes de la historia de la Argentina y parece que será mañana, a partir de las dos de la tarde. Se consumará con la inestimable ayuda de la vicepresidenta Cristina Fernández, los empresarios del juego Cristóbal López y Fabián de Sousa, y la participación estelar del actual presidente de la Nación, Alberto Fernández.
  • Si en las próximas horas el Senado transforma en ley el proyecto de moratoria que ya tiene media sanción de Diputados, y que incluye el artículo 11, -un traje a la medida de Cristóbal López- la consumación del megafraude sería inevitable. No habrá más nada que hacer. O muy poco.

  • Porque se estará garantizando amnistía e impunidad para los dueños kirchneristas de un grupo económico que se apropió de casi millones de dólares del Estado, compró 170 empresas con ese dinero mal habido y ahora va a salvarse de la quiebra, y además va a recuperar 100 millones de dólares incautados y depositados en el juzgado de la quiebra.
  • El Grupo se llama Indalo, la empresa que se apropió del impuesto a la transferencia de Combustibles Líquidos se denomina Oil. Sus dueños son Cristóbal López y Fabián de Sousa. Los que votaron la media sanción en Diputados pertenecen al Frente de Todos y tuvieron el apoyo de sus pares que responden al exministro Roberto Lavagna.
  • Lo destaco para que no te confundas: se ubican en la ancha avenida del medio, pero después terminan siendo cómplices de los hechos más aberrantes. El abogado de López y de De Sousa se llama Carlos Alberto Beraldi. Es el mismo que el de la vicepresidenta. Además integra la comisión asesora de la Reforma Judicial. Nuestra compañera Silvina Martínez lo acaba de denunciar ante la Justicia penal por prevaricato.

  • Como si esto fuera poco, los dueños de Indalo son propietarios de una señal de noticias que hace tiempo dejó de informar y ahora funciona como un instrumento de impunidad y venganza. La columna que escribe hoy Ricardo Roa en Clarín con el título "Un superpozo para Cristóbal López" contiene más detalles:
  • A fines de 2015 Oil acumuló una deuda de casi 900 millones de dólares.
  • No fue evasión simple. Fue por evasión fraudulenta al fisco. Y con el guiño o el permiso expreso del jefe de AFIP, Ricardo Echegaray, quien jamás autorizó nada y menos algo de esa envergadura sin consultar a la entonces presidenta.
  • En 2015, sin la protección de sus amigos, Oil quebró y Cristóbal y de Sousa fueron a la cárcel.
  • Con el regreso de Alberto y Cristina, Cristóbal volvió a presionar sobre la AFIP para conseguir la moratoria. Pidió un nuevo plan de facilidades. Mercedes Marcó del Pont le mandó a decir que estaba fuera de la ley, porque había un proceso abierto por defraudar al Estado.

  • ¿Qué decidieron, entonces, Alberto y Cristina? Cambiar la ley vigente, meter de contrabando el artículo 11 para que Cristóbal pueda, eventualmente, levantar la quiebra en cómodas cuotas, y volver a apropiarse de los 100 millones de dólares que les tenía incautado el Estado.
  • Lo más gracioso o triste de la tramoya es que se utilizó la pandemia para meter al grupo Indalo y la empresa Oil por la ventana de una moratoria para los que sufren de verdad. Porque es verdad que, en medio de la crisis económica, una moratoria aliviaría las cuentas de las cientos de miles de empresas que están al borde del concurso o la quiebra.
  • Pero es mentira que las empresas de Cristóbal López se hayan empezado a fundir por el Covid-19.
  • Sin la cláusula "Cristóbal", a esta moratoria podrían haber accedido todas las firmas que, en el medio de la quiebra, no hayan sido investigadas y sus dueños procesados. Pero a López lo metieron por la ventana. Y con fórceps. Solo el bloque completo de Juntos por el Cambio votó en contra de ese artículo escandaloso.
  • Cuando en las universidades del mundo sigan poniendo a la Argentina como el ejemplo de una nación que teniendo recursos impresionantes no deja de caer, recordá este caso: sintetiza lo peor de la decadencia moral, cultural, política, económica y social que viene sufriendo este país desde hace años.

  • Para colmo, mañana también se reinicia el juicio oral por la evasión fraudulenta de Oil Combustibles, que detallamos más arriba. Parece un chiste de mal gusto. O una tomadura de pelo de proporciones gigantescas. Parafraseando a varios filósofos contemporáneos, permítanme afirmar que la verdadera pandemia de la Argentina es la espesa mezcla de corrupción e impunidad.
  • Y una cosita más, si se revisan los expedientes de las causas Agosto, Oil Combustibles, Los Sauces y Hotesur y los Cuadernos de la Corrupción se podrán notar a simple vista los fuertes vínculos entre Cristóbal, Cristina y Máximo Kirchner.
  • Pero al hijo de la vice, los medios amigos solo lo presentan como el autor de un proyecto de impuesto para los ricos, además lo proyectan como futuro gobernador de la provincia, o presidente de la Nación.

  • Los datos están, las pruebas existen. Después no digan que no les avisamos. En nuestro caso, venimos investigando las maniobras de Cristóbal López desde hace más de una década. En el libro "El Dueño", dejamos en claro cómo López se movía para conseguir lo que quería.
  • Íntimo amigo de Néstor Kirchner, Cristóbal siempre dijo, que con el expresidente tenía una deuda de por vida. No es para menos, antes de terminar su mandato, en diciembre de 2007, Kirchner le firmó el último decreto que le quedaba: una prórroga para la concesión del Hipódromo de Palermo, a nombre de Casino Club.
  • Así, pasó de millonario a mega-multimillonario. Así, le entregó la concesión más larga de la historia: hasta 2032. Es decir, por un cuarto de siglo más. El texto del decreto, si no hubiese sido tan escandaloso, sería para matarse de risa. Obligaba, incluso con un tono imperativo, a sumar, de inmediato, 1500 maquinitas tragamonedas a las más de 3 mil que había en existencia en aquel entonces.
  • Así, Palermo se transformó en el casino más grande del mundo, después de uno ubicado en China. ¿Cómo evitar entonces que Cristóbal y Cristina se nos reían en la cara?

Por: Luis Majul

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.