Cuadernos de las coimas: los motivos por los que el juicio no comenzaría en 2021

El Tribunal Oral Federal 7 tiene aún muchos planteos pendientes de resolución en un caso en el que hay más de 100 imputados
El Tribunal Oral Federal 7 tiene aún muchos planteos pendientes de resolución en un caso en el que hay más de 100 imputados Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
1 de diciembre de 2020  • 15:48

Aunque los fallos de la Cámara de Casación emitidos ayer en lo relativo a la validez de las declaraciones de los arrepentidos saldaron los principales interrogantes que obstruían el avance de la causa de los cuadernos de las coimas, todavía no se ve en el horizonte el inicio del juicio oral y público del caso, que tiene como uno de los principales acusados a Cristina Kirchner. Es probable que ni siquiera comience en 2021.

Por la cantidad de imputados que hay en la causa, unos 100, podría tratarse de uno de los juicios más gigantescos de la historia argentina, dijeron fuentes judiciales a LA NACION. Y eso, explicaron, también impone limitaciones. El espacio es una de ellas. No hay por ejemplo sala de audiencias disponible para sentar a 100 acusados junto con sus abogados, a la fiscalía y a las querellas.

Una fuente cercana al Tribunal Oral Federal 7 (TOF7), a cargo de esta causa, dijo que se tratará de un juicio "definitivamente complejo y voluminoso".

La causa fue elevada a juicio por el juez Claudio Bonadio hace más de un año. Desde entonces, el Tribunal Oral Número 7, integrado por los jueces Germán Castelli, Enrique Méndez Signori y Fernando Canero, acumuló decenas de planteos de las defensas, principalmente alrededor de las medidas cautelares vigentes en esa causa (como prohibiciones para salir del país y embargos millonarios, entre otras).

La Cámara de Casación rechazó ayer un recurso de Cristina Kirchner y otros acusados que pretendían que se declarara nula la declaración del chofer Oscar Centeno
La Cámara de Casación rechazó ayer un recurso de Cristina Kirchner y otros acusados que pretendían que se declarara nula la declaración del chofer Oscar Centeno Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Filipuzzi / LA NACION

La cantidad de planteos presentados por los acusados es solo uno de los motivos que dilata el comienzo del juicio, ya que la resolución de esos planteos podría tomar todo el próximo año, dijo una fuente judicial a LA NACION.

Pero además, el TOF 7 le reclama hace un año recursos a la Corte Suprema para trabajar en este caso. No obtuvo aún respuesta alguna.

Otros incidentes pendientes de resolver giran en torno a temas probatorios. De hecho, algunos acusados que habían presentado recursos en la Casación pidiendo nulidades presentaron planteos similares ante el TOF 7.

El fallo de ayer, que consideró constitucional la ley del imputado colaborador, y que además rechazó la nulidad de la declaración del chofer Oscar Centeno pedida por la defensa de Cristina Kirchner, delineó el rumbo que tendrán esos planteos, en manos de los jueces del TOF 7. Es decir que difícilmente esos pedidos de nulidad prosperen.

Peritaje a los cuadernos

Pero todavía no comenzó la etapa de instrucción suplementaria, período en el que las defensas de los acusados podrán pedir que se incorpore nueva prueba al expediente. Algunos abogados consultados por LA NACION dijeron que pedirán realizar un peritaje de los cuadernos, entregados por el fiscal Carlos Stornelli el año pasado al TOF 7, cuando llegue la etapa de instrucción suplementaria.

No se prevé, de todas formas, que se puedan ordenar estudios periciales complejos, como sí ocurre en otras causas, donde el delito a probar probar demanda la producción de informes contables que a veces demoran hasta un año en desarrollarse. En esta causa se investiga una asociación ilícita dedicada a delinquir a través del cobro de sobornos, y el cohecho es un delito instantáneo.

El TOF 7 también atravesó este año la embestida del Gobierno nacional que, a través de un decreto presidencial, desplazó al juez Germán Castelli por considerar que su traslado no era válido por no contar con el aval del Senado. La Corte Suprema repuso a Castelli en el cargo hasta que el Consejo de la Magistratura convoque y termine un concurso para ocupar esa vacante.

Si tras el fallo de ayer emitido por la Casación las defensas acuden a la Corte Suprema, además de las adversidades administrativas que enfrenta el caso de los cuadernos en la instancia oral, la causa tendrá temas pendientes en el máximo tribunal, que no tiene plazos para resolver.

No sería la primera vez que la Corte deba pronunciarse sobre un expediente de corrupción que involucra a la vicepresidenta. Cuando el año pasado estaba previsto que iniciara el juicio de la causa conocida como Vialidad, en el que Cristina Kirchner está acusada por irregularidades en el reparto de obra pública durante su gestión, la Corte le pidió al Tribunal a cargo de ese proceso que le enviara el expediente completo, para revisar si hacer lugar o no a planteos de las partes que había recibido mucho tiempo antes.

La causa de los cuadernos

La causa tiene su origen en los datos revelados por las anotaciones del chofer del exfuncionario de Planificación Roberto Baratta, Oscar Centeno, que registró durante casi una década movimientos de los exfuncionarios del Ministerio de Planificación.

LA NACION accedió a esos registros y los puso en conocimiento de la Justicia. Las anotaciones daban cuenta de cómo los entonces funcionarios cobraban dinero ilícito de grandes empresas contratistas con negocios en el país. Esos datos fueron verificados por los investigadores judiciales y el caso tuvo su punto más álgido entre julio y agosto de 2018, cuando el fallecido juez Claudio Bonadio ordenó la detención de Centeno y de 17 exfuncionarios e importantes directivos de empresas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.