Debate entre encuestadores

No hay acuerdo sobre las futuras posibilidades electorales de Menem
(0)
26 de junio de 2002  

El sondeo que muestra un llamativo crecimiento de la intención de voto para el ex presidente Carlos Menem generó un debate interesante entre los encuestadores.

Según una medición de Ipsos-Mora y Araujo, cuyos resultados anticipó ayer LA NACION, Menem vencería en las internas abiertas del Partido Justicialista con el 21 por ciento de los votos al ex presidente Adolfo Rodríguez Saá y al gobernador Carlos Reutemann, que obtendrían el 19 y el 17 por ciento, respectivamente.

Por ahora, sólo Mora y Araujo dice haber detectado un salto significativo en las perspectivas de Menem. Alejandro Catterberg, de Catterberg y Asociados, registró un aumento de dos puntos en la intención de voto para el ex presidente (del 5 al 7%) entre las mediciones de mayo y de junio. Se trata de encuestas telefónicas, basadas en 602 casos de la Capital Federal, el Gran Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza y Tucumán.

"Pero no podemos decir si es una tendencia, porque el crecimiento está dentro del margen de error. El único que creció marcadamente en los últimos meses es Rodríguez Saá", dijo Catterberg a LA NACION.

El ex gobernador de San Luis y presidente por una semana es el peronista mejor posicionado en sus sondeos generales. En eso coincide con el trabajo Ipsos-Mora y Araujo. Con el 10 por ciento de intención de votos, aparece detrás de Elisa Carrió (18 por ciento) y empatado con Luis Zamora. Luego se ubican Reutemann y Menem, ambos con un 7 por ciento. Pero Catterberg dijo no creer que Menem pueda imponerse en las elecciones internas del PJ.

Seguir creciendo

Mora y Araujo, en cambio, estima que "puede seguir creciendo", según dijo ayer a LA NACION desde Mendoza. El encuestador se mostró muy confiado en la calidad de su muestra, compuesta por 1200 entrevistas personales realizadas en la Capital Federal, el Gran Buenos Aires, Mar del Plata, Salto, Rosario, Córdoba, Mendoza, San Miguel de Tucumán, San Luis y zonas rurales bonaerenses. Y subrayó que las entrevistas domiciliarias son más confiables que las telefónicas, según es obvio entre los expertos en la materia.

"Es un procedimiento muy probado", afirmó Mora y Araujo, y especuló con que sus colegas no han registrado incremento en la intención de voto por el ex presidente "porque Menem se instaló muy recientemente en un espacio que está vacío por las vacilaciones de Reutemann".

El dato más significativo, desde su punto de vista, es la imagen de "ganador" que proyecta el ex presidente cuando se le pregunta a la gente quién cree que será elegido sucesor de Eduardo Duhalde: el 15 por ciento se inclina por Menem.

Gallup Argentina (encuestadora de LA NACION), el Centro de Estudios para la Nueva Mayoría de Rosendo Fraga, Ibope y Graciela Ršmer -que se cuentan entre los especialistas más prestigiosos del género- no cuentan con mediciones recientes sobre Menem, según afirmaron ayer en cada oficina ante una consulta de LA NACION.

Ricardo Rouvier obtuvo un dato similar al de Mora y Araujo al preguntar si la gente cree que Menem puede ocupar la presidencia por tercera vez. El 51 por ciento respondió que sí, pero Rouvier resalta otros resultados de esa muestra, basada en 1300 encuestas telefónicas realizadas en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

En esa medición, Menem tiene una intención de voto del 2,3 por ciento, una imagen entre mala y muy mala de casi el 80 por ciento, y un 51,9 por ciento sostiene que por nada del mundo lo votaría para presidente. "Mi análisis es que hoy por hoy no tiene ninguna posibilidad", dijo Rouvier.

Pero por ahora la carta fuerte de Mora y Araujo se funda en que su medición sobre intención de voto es la más vasta y extendida en el país de las que se conocen y hecha, por añadidura, según la metodología más rigurosa que la de las meras llamadas telefónicas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?