Myriam Bregman: "Es profundo lo que pasa en Chile"

Bregman contrastó la situación en Bolivia y en Chile

18:11
Video
(0)
13 de noviembre de 2019  • 18:03

La dirigente del Frente de Izquierda (FIT) Myriam Bregman dijo que en Bolivia hubo un golpe de Estado contra Evo Morales, y diferenció esa crisis política de la situación de graves protestas en Chile contra el gobierno del presidente Sebastián Piñera.

En cambio, Bregman comparó la situación en Chile con las protestas que terminaron en la renuncia de Fernando de la Rúa en 2011 y remarcó: "No fue un golpe, fue un enorme rechazo popular".

A continuación, un fragmento de la entrevista en el programa La Repregunta, con Luciana Vázquez, que transmite LN+.

-¿Si una manifestación popular en Chile derrocara a Piñera, saldrían a la calle a manifestarse en contra?

-Si hay un golpe, sí.

-Y una manifestación popular que pide la renuncia, ¿no es una forma de golpe también?

-Mirá, si lo querés poner en términos argentinos, el 2001 no fue un golpe. Fue un enorme rechazo popular contra un gobierno que había perdido toda legitimidad y estaba reprimiendo en la calle. Hoy, en Chile, las fuerzas de carabineros...

-¿Cuál es la diferencia entre golpe y ruptura de un mandato democrático, en ese caso?

-Precisamente, las condiciones en que se hace, y las características políticas que tienen. Tenés que mirar...

-¿No es peligroso abrir la puerta de que la gente en la calle, por el poder de movilización de ciertas organizaciones que no son representativas de la mayoría de un país, puedan torcer el rumbo institucional y quebrarlo?

-Es un problema de mayorías...

-¿Cómo se mide la mayoría en la calle? Si las mayorías solo se pueden medir en votaciones, que las calles de Buenos Aires tengan un millón de personas no habla de una representatividad estadísticamente valiosa a nivel nacional.

-Hay que mirar desde el punto de vista de esos gobiernos...

-¿Pero quién juzga? ¿Sus adherentes o sus opositores?

-Eso es una cuestión relativa a quién está en el poder. Vos lo que ves, hoy, son movilizaciones absolutamente masivas, de rechazo a eso. Si no se avanzó más, es porque muchas de las fuerzas de oposición, incluso muchas de las cuales se denominan a sí mismas de centroizquierda y demás, no acompañan profundamente este reclamo en las calles para terminar con este régimen pinochetista. Es profundo lo que pasa en Chile.

-¿No será que no es que no acompañan los reclamos porque hay una conciencia clara sobre lo que pasa en la calle, pero también sobre la idea de que la institucionalidad no se rompe.

-Precisamente. Se cree todavía en el voto como medio de cambio social.

-¿No es el mejor mecanismo?

-Con el mecanismo del voto, hay otras formas más democráticas de decidir, que es con una asamblea constituyente, que sea libre y soberana, y pueda discutir todos los problemas del país. Empezando por el extractivismo por ejemplo. Si el extractivismo tiene que ser la gran manera de saqueo que hoy tienen las potencias imperialistas. Si tiene que seguir existiendo ese mecanismo o no. Cuáles son los mecanismos democráticos de decisión. Si las mujeres tenemos que tener derechos. Me parece que hay otras formas, incluso mucho más democráticas con el mecanismo del voto, de decidir. Que son las que se niegan. Por eso está toda esta discusión en Chile: si hay que discutir en el Congreso con los legisladores electos o bien que se abra una gran discusión nacional para discutir profundamente la herencia pinochetista.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.