Derrota y crisis: tras recibir donaciones por $33 millones en 2019, Pro pierde apoyo empresario "como nunca"

Desde el partido reconocen que los números "caerán como nunca"; quiénes fueron los empresarios que más aportaron al macrismo y al Frente de Todos
Desde el partido reconocen que los números "caerán como nunca"; quiénes fueron los empresarios que más aportaron al macrismo y al Frente de Todos Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Iván Ruiz
(0)
5 de julio de 2020  • 18:46

El partido de Mauricio Macri recibió donaciones de empresas por $232 millones durante 2019, cuando el expresidente intentó ir por la reelección, pero ese apoyo parece haber sido el comienzo de un escenario más complicado para su financiamiento político. La derrota electoral y la crisis económica golpearán las cuentas de su partido durante 2020, donde ya prevén una baja significativa de la recaudación entre las grandes empresas que solían apoyarlo.

El partido Pro Nacional recibió aportes de empresas por $33 millones en 2019, según el balance presentado ante la Justicia electoral. A ese número hay que sumarle las donaciones que -después de muchos años- las compañías pudieron hacer en blanco para la campaña electoral de Juntos por el Cambio luego de la modificación de la ley de financiamiento político: fueron $110 millones recaudados para las PASO, más otros $89 millones para las generales. Total: $232 millones.

Es la suma más alta declarada por un partido en las últimas elecciones presidenciales pero, en dólares, ese número es apenas la mitad de lo que había recaudado Cambiemos en 2015 y 2017. Y, según las previsiones para 2020, el año de la pandemia, de la crisis económica y, sobre todo, el año posterior a la derrota electoral, los números del principal partido opositor caerán como nunca antes. Así lo señalan quienes ya vieron los ingresos durante el primer semestre. "Este año lo vamos a sentir como nunca", se sinceraron.

¿Quiénes donaron al partido Pro? Muchas empresas que ya habían aportado a la campaña electoral. Para evitar superar los máximos permitidos por la ley, desde Pro canalizaron esos fondos como gastos ordinarios del partido político. Una zona gris que la Justicia electoral, por ahora, no ha penado. Aluar, el máximo donante de Pro, donó $9 millones al partido, pero ya había desembolsado $4,5 millones para Juntos por el Cambio en las PASO. Como ocurrió con otras grandes compañías, la productora de aluminio también donó un monto similar para la campaña del Frente de Todos.

Mauricio Macri
Mauricio Macri Crédito: GETTY IMAGES

Después de la derrota electoral (y después de aportar $13,5 millones a su campaña), Javier Madanes Quintanilla, presidente de Aluar, no tuvo piedad con el entonces saliente presidente Macri al calificar de "inoperante" su gestión en política exterior. En el otro extremo, Horst Paulmann, fundador del grupo chileno Cencosud, aseguró el año pasado que había "que hacerle un monumento a Macri porque quiso llevar a la Argentina hacia una economía abierta de mercado".

Ese apoyo público se tradujo en financiamiento electoral: Unicenter -manejada por Cencosud- aparece en la segunda línea de las grandes donaciones con $5 millones para Pro. Pero a ese desembolso también se suma a otros 8,5 millones ($4,5 millones en las PASO y otros $4 millones en las generales) que aportó este holding durante las elecciones presidenciales. El total fue de $13,5 millones: en ese mismo nivel también aparece Sicma SA (Pérez Companc), que aportó $4,5 millones para el partido, pero que suma $13,5 millones si se computan los números de campaña.

El mayor financista de Macri (y también de Alberto Fernández) durante las últimas elecciones también apareció en el balance de Pro. Niza SA, una empresa del Grupo Aceitera General Deheza (AGD), donó $4,5 millones a Pro, pero si se computan todos los números del holding durante todo 2019, el respaldo alcanza los $23,5 millones. A pesar de ser el mayor aportante opositor, los desembolsos de AGD fueron aún mayores para la campaña del Frente de Todos, donde desembolsó otros $30 millones.

Mauricio Macri, durante una reunión con militantes en Villa La Angostura, en enero
Mauricio Macri, durante una reunión con militantes en Villa La Angostura, en enero

La Justicia todavía no se expidió sobre las distintas zonas grises que utilizó la oposición para justificar su financiamiento electoral. El más polémico -interpretan en tribunales- es la utilización de las cuentas ordinarias del partido político para canalizar aportes extraordinarios como el desembolso de millonarias donaciones de empresas que, casualmente, no ocurre durante los años no electorales.

Los números de Cristina

El Partido Justicialista, que formó parte de la amplia alianza Frente de Todos, prácticamente no registró cambios en sus finanzas durante 2019 en comparación con el año anterior, cuando fue manejado por la intervención dictada por la Justicia. El PJ gastó $15 millones durante el año pasado por su actividad institucional, según se desprende de su balance.

La mayoría de los fondos son públicos ($8 millones), pero recibió aportes individuales por $3,3 millones que fueron realizados por legisladores nacionales del PJ, en varias cuotas. El informe fue firmado por José Luis Gioja, presidente del partido, pero en la práctica fue Carlos Castagneto, un hombre de confianza de Cristina Kirchner y funcionario de la AFIP, quien estuvo a cargo de revisar los números, tal como ocurrió durante la campaña presidencial de Alberto Fernández.

Por: Iván Ruiz

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.