Diputados: avanza el proyecto para refinanciar las deudas de las provincias con la Anses

Fernanda Raverta, titular de la Anses, propone que el Fondo de Garantía deje de financiar el programa de reparación histórica
Fernanda Raverta, titular de la Anses, propone que el Fondo de Garantía deje de financiar el programa de reparación histórica Crédito: Anses
Laura Serra
(0)
15 de septiembre de 2020  • 21:14

Con el visto bueno de sectores de la oposición, el oficialismo en la Cámara de Diputados emitió este martes dictamen favorable sobre el proyecto que propone modificar el régimen del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) con el propósito de refinanciar las deudas de 20 provincias y conformar un fondo fiduciario de $100.000 millones destinado a "inversiones estratégicas".

En el debate, que tuvo lugar en la Comisión de Presupuesto, participaron la jefa de la Anses, Fernanda Raverta, y el responsable del FGS, Lisandro Cleri, promotores de la iniciativa. En líneas generales, el proyecto establece que el programa de reparación histórica -sancionado durante el gobierno de Mauricio Macri- ya no será financiado con recursos del FGS sino con fondos del Tesoro a partir de lo que dispongan las sucesivas leyes de presupuesto.

Raverta justificó la decisión en que el programa de reparación histórica demandará unos $10.000 millones mensuales y que, a este ritmo, el FGS tenderá a desaparecer. Además, criticó duramente la ley sancionada en 2016. "No solo es un programa oneroso; tampoco resolvió el problema de la litigiosidad: el stock de sentencias pendientes de pago pasó de 29.166 en junio de 2016 a 86.179 este año", advirtió.

En un primer momento, tanto Juntos por el Cambio como Consenso Federal plantearon sus reparos sobre la posibilidad de que el Tesoro financie la reparación histórica. Su temor, y así lo plantearon en la comisión, es que los recursos presupuestarios que en lo sucesivo asigne el Poder Ejecutivo para atender este programa resulten insuficientes y no se cumplan con los compromisos contraídos con los jubilados.

"Es posible que, agotadas las partidas, los pagos corran riesgo", planteó el radical Alejandro Cacace. En el mismo sentido se expresó la diputada Graciela Camaño. "Sabiendo que tenemos una manta muy corta debemos tener un claro mensaje para los jubilados que aceptaron la reparación histórica. Es de estricta justicia social", enfatizó.

También Luciano Laspina (Juntos por el Cambio), vicepresidente de la Comisión de Presupuesto, insistió en que se respeten los compromisos asumidos en la reparación histórica.

"Se está volviendo a la política kirchnerista de achatar la pirámide previsional. Primero se congeló la movilidad jubilatoria y ahora se revolean nuevas moratorias para sumar nuevos beneficiarios mientras estamos defaulteando a los actuales jubilados. El Gobierno quiere preservar el Fondo de Garantía para los futuros jubilados, pero mientras tanto no le paga a los jubilados lo que les corresponde por movilidad y ahora no cumple con la ley de reparación histórica", enfatizó.

Ante las objeciones de la oposición, el oficialismo -en permanente consulta con la Anses- modificó el texto del proyecto y se aseguró que los fondos presupuestarios serán suficientes para cumplir con el programa.

También, a instancias de Juntos por el Cambio, se aceptó bajar la tasa de interés que deberán pagar las provincias en la refinanciación de las deudas con el FGS. El texto original establecía una tasa del 1% nominal anual a calcular sobre el capital ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que elabora el Banco Central.

"Esta tasa casi triplica la que hoy están pagando las provincias. Es impagable", advirtió el radical Luis Pastori. Finalmente, el oficialismo concedió que se aplicará la tasa Badlar.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.