El pulso político. Dudas sciolistas ante un camino minado