El blooper del gobernador Ricardo Colombi que se volvió viral