Macri destacó el giro de la Corte y lo vinculó con la reacción social

Jaime Rosemberg
(0)
16 de mayo de 2019  • 13:23

Sin posibilidad de dobles lecturas, el gobierno de Mauricio Macri celebró la marcha atrás de la Corte Suprema, que, un día después de solicitar al Tribunal Oral Federal Nº 2 el expediente de la causa judicial que involucra a la expresidenta Cristina Kirchner en relación con irregularidades en la obra pública, decidió volver sobre sus pasos y anunció que el inicio del juicio oral previsto para el martes próximo no iba a ser postergado.

El propio Presidente vinculó el giro de la Corte con el cacerolazo que antenoche se hizo escuchar en varios barrios de esta ciudad. "La reacción colectiva con lo que pasó en el tema judicial te muestra que hay una Argentina que cambió y que queremos cosas claras, no cosas raras", dijo Macri por la tarde, durante una charla pública en el cierre de Experiencia Endeavor 2019, un evento de emprendedores, pymes y empresarios. "Hubo una reacción colectiva; la gente ya no quiere cosas raras", agregó el primer mandatario.

Por la mañana, y tras participar en la reunión de gabinete encabezada por Macri en la Casa Rosada, el ministro de Justicia, Germán Garavano, había destacado en conferencia de prensa tanto el anuncio de los jueces como la reacción social previa.

"La Corte ha aclarado una serie de puntos que van en coincidencia con lo que hemos señalado en relación con los alcances que tiene la solicitud de un expediente judicial. Es bueno, ante la conmoción social y el reclamo muy fuerte de la ciudadanía, que la Corte clarifique estos puntos. Es bueno que el Poder Judicial pueda dialogar en esto con la población y aclarar estos puntos", señaló.

"Es importante que se pueda realizar el juicio oral, que es una de las deudas de la Justicia Penal con la ciudadanía", agregó, para descartar de plano que hubiera existido alguna "presión" hacia el Poder Judicial por parte del Gobierno.

"De ninguna manera, no hubo ningún operador", contestó luego de ser consultado por las acusaciones lanzadas desde el kirchnerismo sobre "presiones" a la Corte.

La presión de la calle

Para Garavano, en tanto, las manifestaciones de repudio a través de cacerolazos determinaron la modificación. "La Corte tomó una medida neutra, claramente hubo una reacción en la gente ante esta sensación de impunidad. Todos los dirigentes tenemos que ser muy cuidadosos, porque a la gente le preocupa este tema, sobre todo con el esfuerzo que están haciendo hoy los argentinos para afrontar esta situación económica después de años de despilfarro y corrupción", dijo el ministro. "Esto es algo que estamos pagando todos los argentinos, y eso es lo que genera una reacción natural de gente que siente que le robaron su plata", completó Garavano, en referencia al kirchnerismo.

Más allá de la disconformidad del Presidente con este y otros fallos recientes -el de la inconstitucionalidad del pago de Ganancias para las jubilaciones de privilegio, hace dos meses, encendió las alarmas del oficialismo-, Garavano descartó que el Gobierno esté pensando en agregar más miembros a la Corte Suprema. "No es un tema que esté en evaluación", afirmó el funcionario.

También desligó esos fallos del origen peronista de tres de sus miembros: Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. "Esta es una Corte independiente [...]. En otros países los jueces se eligen por pertenencia a un sector político, eso no debiera condicionar a los jueces en el ejercicio de su cargo", respondió Garavano ante una pregunta de LA NACION.

"No hay gorilismo judicial. El peronismo es parte esencial del sistema político en la Argentina. La ley es más importante que las personas", agregó el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, que compartió la conferencia con el ministro de Justicia.

Más allá de las frases diplomáticas, en la mesa judicial que rodea al Presidente quedó la sospecha de que la jugada fue fruto de "conversaciones" de varios de los jueces con referentes del peronismo.

"Ahora esos jueces van a tener que pagar el costo, quedaron más desprestigiados que antes del fallo", reflexionaba en el segundo piso de la Casa Rosada un diputado que, junto a otros de sus pares, se reunió a mediodía con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.