El Gobierno recibió a los gremios docentes nacionales, que no descartaron un paro

El ministro Finocchiaro se comprometió a analizar un pedido para adelantar a marzo el aumento del salario inicial, previsto para junio
El ministro Finocchiaro se comprometió a analizar un pedido para adelantar a marzo el aumento del salario inicial, previsto para junio Fuente: Archivo
Damián Frydman
(0)
18 de febrero de 2019  • 21:34

A contra reloj y con el objetivo de desactivar un paro nacional en el inicio del ciclo lectivo, el Gobierno recibió los reclamos de los gremios docentes nacionales en la primera reunión del año con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro .

"Este encuentro demuestra una vez más que el único camino para resolver los problemas de la educación es el diálogo y que podamos debatir las diferencias en un marco de respeto mutuo con foco en el derecho de los chicos a aprender", aseguró el ministro tras finalizar la reunión.

Los dirigentes Sergio Romero, de la Unión de Docentes Argentinos (UDA); Sara García, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet); y Fabián Felman, de la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), indicaron que le llevaron al ministro el pedido de "aumentar asignaciones que cobran los maestros, como las de incentivo docente, material didáctico, y que el Gobierno aumente las partidas del Fondo Compensador para las provincias que no llegan a pagar el salario mínimo para los docentes".

Ante estos reclamos, los voceros sindicales indicaron que el ministro garantizó su continuidad, pero no su aumento. "El Gobierno está muy duro", sintetizó uno de los gremialistas.

Ante la consulta de LA NACIÓN sobre si el encuentro alejaba la posibilidad de un paro nacional al inicio de las clases, no descartaron tomar medidas y manifestaron que se discutirán en los plenarios de cada organización.

El punto en el que hubo acercamiento entre las partes fue el pedido del adelantamiento del aumento del salario inicial -previsto para junio- a marzo, lo que llevaría el sueldo que perciben aproximadamente 250 mil maestros de $12.500 a $15.000. El ministro Finocchiaro se comprometió a continuar este punto en una reunión entre su cartera, el Ministerio de Producción que encabeza Dante Sica y los gremios.

El salario inicial docente corresponde a un 20 por ciento por sobre el salario mínimo vital y móvil, monto que fija principalmente la cartera que dirige Sica.

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) decidió no participar de la reunión. Sonia Alesso, titular del gremio informó a LA NACIÓN: "La convocatoria no es una paritaria, es una farsa de paritaria. Durante un año el Gobierno no hizo una sola reunión, no contestó ningún escrito que nosotros presentamos respecto a este tema y ahora a pocos días de empezar las clases, vuelven a evitar cumplir con la ley".

En conferencia de prensa, el ministro desechó la posibilidad de que vuelva a convocar la paritaria nacional docente, desactivada en 2016.

Negociaciones provinciales

La incertidumbre económica para este año condiciona las negociaciones salariales existentes: según un promedio de las consultoras privadas que utiliza el Banco Central, se estima una inflación 28,5% para 2019. Ante esto, los gremios docentes intentarán no volver a sufrir una pérdida pronunciada de poder adquisitivo. Según un informe de la Universidad Pedagógica Nacional, el salario docente perdió un 15 por ciento entre septiembre de 2017 y el mismo mes de 2018.

Por ello, los gremios reclaman a los gobiernos provinciales que adopten la "cláusula gatillo", considerada como la mejor herramienta para frenar la conflictividad.

A un poco más de dos semanas para el inicio lectivo, en la mayoría de las provincias se desarrolla las negociaciones salariales: Salta, Corrientes, Córdoba, Tucumán, Buenos Aires, Santa Fe, Chubut, Formosa, Santa Cruz, Entre Ríos, Tierra del Fuego y La Pampa. En la ciudad de Buenos Aires, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta fijó para pasado mañana la primera reunión para discutir salarios. En Río Negro comenzará el 25 de febrero.

En pocas provincias se avanzó en los porcentajes de aumento y la cláusula gatillo solo fue ofrecida por el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal y las administraciones de Miguel Lifschitz en Santa Fe y Mario Arcioni en Chubut.

Los distritos que ya cerraron sus negociaciones son pocos. A menos de un mes de las elecciones provinciales, el gobierno de Neuquén pudo alcanzar un acuerdo con el gremio docente. El MPN ofreció a los docentes una suma fija de $5000 y la tan ansiada actualización automática que, en este caso, sería trimestral. Así, Neuquén se sumó a Mendoza -que también incluyó clausula gatillo en el acuerdo- y Misiones, donde la propuesta oficial fue aceptada por uno de los cuatro gremios provinciales.

Las partes aún no lograron un acercamiento en en Jujuy, Chaco, Catamarca, Santiago del Estero, La Rioja, San Juan y San Luis. Según un informe del Centro de Estudios de la Educación Argentina, salvo en San Luis en el resto de los distritos los docentes con 10 años de antigüedad reciben salario por debajo de los $20.833, que es el sueldo promedio nacional que se paga para ese cargo en todo el país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.