El juez Gemignani admitió un "error", pero dijo que no hubo violencia de género

El magistrado se defendió ante el Consejo de la Magistratura por un polémico episodio con una secretaria, en 2016
El magistrado se defendió ante el Consejo de la Magistratura por un polémico episodio con una secretaria, en 2016 Fuente: Archivo
Iván Ruiz
(0)
22 de mayo de 2019  • 13:11

El juez Juan Carlos Gemignani, investigado por presunto mal desempeño en el Consejo de la Magistratura por la detención de una empleada de la Cámara de Casación, dijo hoy que cometió un "error" al ordenar la aprehensión de la empleada, pero sostuvo que no incurrió en abuso de poder ni en discriminación por este hecho.

Gemignani, presidente de la Cámara de Casación, se defendió hoy ante el Consejo de la Magistratura con un escrito en el que rechazó las acusaciones por temas de género y acusó a otra jueza de ese tribunal de aceptar una dádiva del entonces ministro de Planificación Julio De Vido.

En julio de 2016, durante la feria judicial, Gemignani necesitaba una sala para realizar una videoconferencia y le pidió a la prosecretaria María Elena Expucci que habilitara un lugar para tal fin. Como la sala elegida estaba repleta de cajas, el juez le indicó que hiciera un inventario de ellas y las sacara del lugar. La prosecretaria se negó y dijo que antes debía consultar a los otros integrantes del tribunal.

El camarista consideró que la prosecretaria había incurrido en el delito de encubrimiento porque se trataba de cajas enviadas a Casación por el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo, entonces ordenó que Expucci fuera aprehendida y quedara a disposición de la Justicia. Después de varias horas, la prosecretaria fue liberada por el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

Gemignani fue denunciado por la detención de Expucci, pero luego fue sobreseído. El magistrado tomó los argumentos de la Justicia para defenderse ante el Consejo, que después de este descargo deberá decidir si continúa con la acusación.

El camarista afirmó en el documento al que accedió LA NACION que actuó conforme a lo que creía que era un delito. "Cuando procedí como se me atribuye lo hice convencido de encontrarme frente a un ilícito de extrema gravedad, y cuya acreditación me resultaba imperativa", escribió. Y agregó: "El error en el que me encontraba ha sido suficientemente acreditado [por la Justicia] y afirmado como circunstancia eximente de toda responsabilidad penal".

Otros jueces

Gemignani, además, pidió que sean citados a declarar todos los empleados de la Cámara de Casación e, incluso, sus colegas jueces Mariano Borinski, Liliana Catucci y Eduardo Riggi para preguntarles si él solía incurrir en maltrato al personal o abuso de poder. "No hubiera resultado distinto mi proceder si la secretaría de feria hubiera estado a cargo de un hombre", sostuvo Gemignani.

El testimonio de la camarista Catucci podría resultar interesante, ya que ambos mantuvieron hace algunas semanas una acalorada discusión que alertó al Consejo sobre posibles conductas irregulares de Gemignani.

Durante su escrito, Gemignani acusó a sus colegas Ana María Figueroa y Alejandro Slokar a la hora de explicar los sucesos previos a la detención de la secretaria Expucci. Gemignani dijo que antes de tomar la decisión, él había "encontrado el regalo" que De Vido "había remitido" a Figueroa, entonces presidenta de Casación, y que ese material "estaba escondido en una sala que en feria no habría de ser usada".

"Habiendo dispuesto con dos días de antelación la realización del inventario, de manera secreta, había recibido una llamada telefónica del camarista Slokar, que estaba de feria, 'invitándome' a que no realizara ninguna actuación, como evidencia de la infidelidad de los funcionarios involucrados", escribió.

Apenas ocurrió el hecho, en 2016, Gemignani denunció tanto a De Vido como a Figueroa, pero el juez Marcelo Martínez de Giorgi dictó el sobreseimiento de ambos. Luego, la Cámara Federal revocó esa decisión y pidió que se siga investigando.

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.