El nuevo procurador del Tesoro, bajo la lupa por su estudio jurídico

La OA le hizo recomendaciones y preguntas porque su bufete incluye al Grupo Macri en su cartera de clientes
Maia Jastreblansky
(0)
26 de abril de 2017  

A pocas horas de asumir, el flamante procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, recibió un llamado de atención. La Oficina Anticorrupción (OA) le envió una carta con recomendaciones y preguntas para evitar conflictos de interés.

La alerta se despertó porque el funcionario aún figura como socio de Saravia Frías Abogados, un bufete que representa a grandes holdings del país. Según su página web, en su cartera de clientes figura, entre otras firmas, el Grupo Macri.

Tras la salida de Ricardo Balbín, Saravia Frías asume en un puesto muy sensible para Gobierno, ya que debe representar al Estado en los litigios y asesorar al Poder Ejecutivo en materia jurídica.

Fuentes de la Casa Rosada advirtieron que el holding de la familia del Presidente "no fue cliente" del estudio de abogados que integró el nuevo procurador del Tesoro y que solo existió "un convenio de honorarios" que luego no se concretó.

Con todo, a modo de "anticuerpo", la OA le remitió ayer a Saravia Frías una nota con recomendaciones preventivas. La nota, a la que accedió LA NACION, le recuerda la legislación vigente en materia de conflictos de interés.

La ley de ética pública estipula que los funcionarios no deben intervenir en cuestiones "particularmente relacionadas con personas o asuntos con los que estuvo vinculado en los últimos tres años".

El nombramiento de Saravia Frías suma un condimento extra: a partir de los nuevos decretos de transparencia, el procurador del Tesoro debe tomar directa intervención cuando un litigante contra el Estado esté vinculado al Presidente. Así, por ejemplo, en el caso del Correo Argentino, donde existe un litigio con Socma, Saravia Frías tendrá un rol central.

En su carta, el organismo de control dirigido por Laura Alonso le remitió a Saravia Frías una serie de preguntas para evitar futuros conflictos de interés. Entre otros puntos, pidió que puntualice "la nómina de clientes a los que ha brindado patrocinio jurídico en los últimos tres años" y "tipo de servicios y períodos en los que tuvo lugar la vinculación con el Grupo Macri".

La OA indicó que "en caso de que ese nexo haya tenido lugar en los últimos tres años" se identifique "qué mecanismo se empleará para cumplir el deber de abstención".

Respuesta oficial

Consultados por LA NACION, fuentes oficiales señalaron que la relación con Saravia Frías Abogados "es de 2012, cuando el grupo ODS quiso entrar en el negocio de fracking". ODS era la firma controlante de Iecsa, la constructora del Grupo Macri que en 2007 pasó a manos del primo del presidente, Angelo Calcaterra, y que recientemente fue vendida al grupo Mindlin.

"ODS firmó un convenio de honorarios con Saravia Frías para hacer el due diligence (investigación de negocios). Pero, al poco tiempo, decidió que no iba a invertir y se terminó la relación, sin que Saravia Frías cobrara por los servicios", aseguraron las fuentes oficiales.

Consultados acerca de por qué el Grupo Macri aparece la página del bufete, dijeron desconocer el motivo. "Todo estudio abulta su cartera de clientes", minimizaban ayer en la Casa Rosada. Antes de su designación, Saravia Frías se desempeñaba en la Secretaría Legal y Técnica del Ministerio de Hacienda.

Error o no, la relación del nuevo procurador del Tesoro con la familia Macri quedó bajo la lupa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.