El oficialismo parte con la ventaja en la Capital Federal

Lucrecia Bullrich
Iván Ruiz
Santiago Dapelo
(0)
11 de agosto de 2019  

Salvo algún cambio repentino en el electorado, hoy las PASO porteñas y podrían convertirse en el primer escalón para la reelección de Horacio Rodríguez Larreta como jefe de gobierno. El mandatario elevó la exigencia y sueña con una victoria en primera vuelta, algo inédito en las elecciones de la ciudad.

Su oponente será un outsider que saltó a la política después de una gestión deportiva. Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, también dará pelea como candidato por el Frente por Todos. Su candidatura sorprendió cuando se concretó y, después, generó polémica cuando dijo que, pese a compartir la boleta con Cristina Kirchner, no se definía como kirchnerista.

Más atrás también aparece como candidato a jefe de gobierno Matías Tombolini, por Consenso Federal, la lista que lidera Roberto Lavagna a nivel nacional.

La ciudad elige, además, 12 bancas para diputado nacional. El primer candidato oficialista será Maximiliano Ferraro, mientras que la oposición estará encabezada por Fernando "Pino" Solanas. También se renovarán las bancas en el Senado: los principales candidatos son Martín Lousteau, de Juntos por el Cambio, y Mariano Recalde, por el Frente de Todos.

Rodríguez Larreta. Con el objetivo de ganar sin ballotage

Horacio Rodríguez Larreta trabaja desde hace 20 años con el mismo objetivo: transformarse en presidente de la Nación. Para esta elección, en la que el jefe de gobierno porteño, salvo una catástrofe política, se encamina hacia su reelección, Rodríguez Larreta buscará un hecho inédito en la Capital: retener el poder sin necesidad de ir a un ballottage.

A diferencia de lo que sucede en la Nación, donde alcanza con llegar al 45% de los votos para ganar la elección, en la ciudad se necesita la mitad más uno. Con esa meta, el jefe comunal enhebró una serie de acuerdos -el más importante fue con Martín Lousteau y el radicalismo porteño, que lidera el histórico operador Enrique "Coti" Nosiglia- para sumar otros sectores a su propuesta.

Hoy irá en busca de ese número mágico que utilizará como trampolín en el futuro inmediato y que le permitirá a Mauricio Macri recortar votos que no tendrá en el conurbano bonaerense. Su plan, desde ya, está atado a la suerte del Presidente.

"La reelección parece allanada, apalancada sobre la gestión y sobre la herencia recibida", graficó uno de los hombres de confianza de Rodríguez Larreta. La referencia a la "herencia" de Mauricio Macri en el territorio porteño será algo que destacará durante las próximas horas junto a su compañero de gestión, el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, quien también busca ser reelegido.

En medio de la crisis económica, la gestión de Rodríguez Larreta, que se define "desarrollista por sangre e historia", tendrá hoy su propio veredicto en las urnas.

Matías Lammens. Un outsider que apuesta a perforar el techo K

Matías Lammens es uno de los outsiders de esta elección y representará al kirchnerismo ampliado como candidato en la ciudad de Buenos Aires, un distrito históricamente esquivo al peronismo y a Cristina Kirchner. Por todo eso, y porque enfrenta una situación inédita para él, tiene mucho que ganar y poco que perder, razonan a su alrededor.

Lammens es presidente de San Lorenzo desde 2012. Conoce bien los dobleces de la política aplicada al fútbol, pero el de hoy es su debut electoral en política partidaria. Ligado a Marcelo Tinelli desde sus comienzos como dirigente futbolístico, aceptó ser candidato después de pensarlo durante meses. A principios de este año estuvo entre quienes abogaban por construir la "tercera vía". Veía con mucha simpatía la candidatura de Lavagna y estuvo entre los decepcionados por la resistencia del exministro a ir a primarias. Recién después de la desaparición de Alternativa Federal accedió a postularse por el Frente de Todos.

Lammens confía en hacer una buena elección. Sabe que no la tiene fácil, pero confía en superar la mejor performance del kirchnerismo en la ciudad. Fue en la primera vuelta de 2011, cuando Daniel Filmus quedó detrás de Macri, con 28 puntos. Los más optimistas creen que puede, incluso, perforar ese techo. Para Lammens, con igualarlo será suficiente para festejar.

"Matías es como [Sergio] Goycochea en Italia 90: va a jugar un partido digno y puede agrandarse en los penales", graficó un colaborador. Traducido: aun cuando hoy y en octubre quede segundo lejos, su performance será vital en un eventual ballottage.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.