El paro docente tuvo una dispar adhesión a lo largo del país

Los docentes marcharon en solidaridad con los maestros agredidos
Los docentes marcharon en solidaridad con los maestros agredidos Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
La medida se sintió con fuerza en Entre Ríos, San Juan, Buenos Aires y en la región patagónica; fuerte reclamo para la convocatoria de la paritaria nacional
(0)
6 de septiembre de 2019  

Con un alto acatamiento en las provincias de Chubut, Entre Ríos, La Pampa, San Juan, Río Negro, Neuquén, y Buenos Aires, especialmente en la zona sur del conurbano, la Ctera realizó ayer un paro docente de 24 horas, en solidaridad con los maestros de Chubut agredidos en la madrugada del miércoles, cuando realizaban un reclamo salarial en el cruce de las rutas 3 y 26.

En cambio, la adhesión fue parcial en Tucumán, Santa Fe y ciudad de Buenos Aires, y relativamente baja en Córdoba, Mendoza, Jujuy y Misiones, entre otras provincias, según pudo corroborar LA NACION.

"Estamos junto a nuestros compañeros de Chubut que resisten y pelean contra estas situaciones de agresión", declaró la titular de la Ctera, Sonia Alesso, al encabezar una movilización a la Casa de la Provincia de Chubut, en la capital porteña. Gremios docentes -entre ellos, el Suteba y Ademys- y militantes de partidos de izquierda cortaron el tránsito en la zona del Obelisco para visibilizar la protesta.

También hubo marchas en Rawson, Trelew y Comodoro Rivadavia, y en varias ciudades del interior, con fuertes críticas al gobernador chubutense, Mariano Arcioni.

Afiliados al sindicato de petroleros se mantenían ayer en guardia en la ruta 3, a la altura de Comodoro Rivadavia, para impedir que los maestros vuelvan a interrumpir el tránsito, en una actitud cuestionada por los dirigentes docentes.

El ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, cuestionó la medida de fuerza y responsabilizó a Arcioni por haber "prometido en la campaña un aumento de salarios a los maestros que no podía cumplir".

"Hoy -por ayer- habrá chicos sin clases, mientras las autoridades de Chubut están muy tranquilas sentadas en sus sillones", dijo Finocchiaro a Radio Mitre.

Por su parte, el titular del Suteba, Roberto Baradel, estimó que la adhesión al paro fue masiva y extendió el reclamo a la apertura de una paritaria nacional. "Pedimos una mesa tripartita entre sindicatos, la provincia y la Nación. Exigimos diálogo y que el gobierno nacional asista a la provincia para normalizar el pago de salarios", agregó, en referencia al conflicto de Chubut, donde este año se perdieron varios días de clases.

Al respecto, Alesso advirtió sobre "situaciones complejas en muchas provincias" por el "incumplimiento del gobierno nacional de la paritaria docente", y denunció que el incentivo salarial está "congelado desde hace más de dos años".

En clave electoral, Baradel advirtió que "la intención de los gremios es que el presidente Mauricio Macri cumpla su mandato hasta el 10 de diciembre, como indica la Constitución, pero mientras tanto la crisis se agrava y no podemos no salir a defender a los trabajadores, como lo hacemos permanentemente".

Sumó, además, el reclamo de los maestros por la sanción de una ley de emergencia alimentaria.

Panorama de la huelga

La adhesión al paro mostró un impacto dispar en todo el país.

En Mar del Plata, los gremios docentes aseguraron que el paro afectó al 95% de los servicios educativos. En los municipios vecinos, el nivel de adhesión también fue alto y osciló entre el 75% y el 90%, siempre con escuelas abiertas y presencia de directivos, según observó LA NACION.

El nivel de ausentismo superó el 47% en las escuelas de San Juan. En el sector universitario, el acatamiento fue dispar y la huelga pasó desapercibida en los colegios secundarios que dependen de la Universidad Nacional de San Juan.

En Santa Fe, el paro se sintió solo en las escuelas públicas y no en las privadas, ya que la regional del Sindicato Argentino de Docentes Privados no se plegó a la medida. Hubo en muchos establecimientos jornadas de diálogo con los alumnos sobre lo ocurrido en Chubut. No hubo actividad en las universidades nacionales del Litoral y de Rosario.

En Córdoba, un relevamiento del Ministerio de Educación reveló que el acatamiento al paro fue del 8,8 por ciento.

La huelga tuvo en Tucumán un acatamiento parcial. Las aulas estaban vacías en las escuelas públicas y se dictaron clases en los colegios privados. Tampoco se dictaron clases en las facultades y escuelas medias de la Universidad Nacional de Tucumán.

En Mendoza, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación adhirió al paro, pero las clases se dictaron con normalidad. Según datos de la Dirección General de Escuelas, se registró más de un 90% de presentismo de los maestros.

El gobernador Alfredo Cornejo destacó las condiciones de los docentes y el compromiso con el presentismo. "Son empleados públicos de distintas categorías y jerarquías, que se han puesto la camiseta del servicio público. Habrá una minoría que todavía sigue gritando, como si estuviéramos hace cuatro años", dijo el mandatario radical.

En un recorrido por escuelas del Gran Mendoza se constató un dictado normal de clases.

El acatamiento en Entre Ríos llegó al 90 por ciento. Los gremios también reclamaron que se declare la emergencia alimentaria y la reapertura de paritarias.

En Misiones, la Unión de Docentes de la provincia no adhirió al paro de la Ctera y las escuelas funcionaron con normalidad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.