El peronismo se unió en su rechazo al proyecto para suspender las PASO

Varios referentes opositores cuestionaron que se pretenda eliminar las primarias, como propone un sector del oficialismo; y anticiparon que no acompañarán la sanción de una ley en ese sentido en el Congreso
Varios referentes opositores cuestionaron que se pretenda eliminar las primarias, como propone un sector del oficialismo; y anticiparon que no acompañarán la sanción de una ley en ese sentido en el Congreso Fuente: Archivo
Nicolás Tosi
(0)
26 de junio de 2019  

Los principales dirigentes del peronismo expresaron su rechazo ante la posibilidad de eliminar las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) previstas para el 11 de agosto donde no haya competencia, y cuyo cierre de listas fue el sábado pasado, lo que a juicio de expertos, opositores y algunos oficialistas significa que el proceso electoral ya está en marcha, lo cual dificultaría la sanción de una nueva ley.

La iniciativa para suprimir las PASO fue presentada ayer en la Cámara de Diputados por los radicales Luis Petri, Luis Borsani y Gabriela Burgos, entre otros, y en el Senado por los radicales mendocinos Pamela Verasay y Julio Cobos. Además, había sido impulsada en redes sociales por el gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo.

Sin embargo, los referentes peronistas pusieron en duda su aprobación en el Congreso porque se necesitan mayorías especiales en ambas cámaras para su sanción, por tratarse de la modificación de una ley electoral. Y desde el kirchnerismo, el massismo y el lavagnismo consideraron inviable respaldar el proyecto.

Los argumentos que utilizaron desde la oposición para no apoyar la iniciativa fueron dos: uno económico y otro electoral.

En cuanto al motivo económico, expresaron que el Gobierno está más preocupado por el gasto de las primarias cuando debería poner su atención en los millones de pesos que pierde en reservas diariamente. Y en referencia a lo electoral, argumentaron que no es correcto cambiar las reglas de juego en mitad de un proceso electoral por el temor a ser derrotados en las elecciones.

Al respecto, el jefe del bloque de diputados nacionales del FPV, Agustín Rossi, consideró que la maniobra de suspender las PASO "muestra la debilidad del oficialismo" y "manifiesta el miedo que tiene el Gobierno a perder las elecciones". El diputado kirchnerista ironizó que "es payasesco lo que están planteando porque pierden millones de reservas y se preocupan por cuánto van a gastar en las PASO".

Roberto Lavagna, precandidato a presidente por Consenso Federal, fue otro de los opositores que expresaron su rechazo al proyecto. "Desde lo personal nunca me gustaron [las PASO], pero cuando uno está en medio de un proceso electoral, como estamos, cambiar las normas forma parte de las cosas sucias de la política", subrayó el exministro de Economía.

En la misma línea, Graciela Camaño, su nueva compañera partidaria y precandidata a diputada, indicó que "la elección es un proceso que se inicia cuando los jueces electorales dan el cronograma" y por lo tanto "es imposible pretender cambiar las reglas de juego a mitad de camino".

El exgobernador kirchnerista de Entre Ríos Sergio Urribarri coincidió con los dichos de sus compañeros peronistas en las razones por las cuales el macrismo busca suspender las primarias. "Nadie suspende una elección si cree que va a ganar, por lo que es claro que el Gobierno no quiere que se hagan las PASO porque pierde", aseguró.

Además, Urribarri consideró que "sería una vergüenza institucional que cambien las reglas en medio del juego" con el argumento que las PASO demandan un "gran costo" y que "los candidatos fueron elegidos por consensos partidarios".

El polémico proyecto

Cristina Álvarez Rodríguez, diputada y candidata a renovar su banca en la boleta Fernández- Fernández, afirmó que "es un escándalo que una vez lanzado el calendario electoral haya una propuesta de quitar las PASO".

Por su parte, el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, señaló que "la idea de eliminar las PASO se inscribe en la estrategia del Gobierno de distraernos de los verdaderos problemas, el bolsillo, el trabajo, la economía".

Marisa Uceda, candidata a diputada nacional del Frente de Todos en Mendoza, aseguró que el costo de las PASO "es de $3000 millones, y el Gobierno, por temor a una mala elección en agosto, quiere desestimarlas diciendo que son inútiles y caras". Y comparó el gasto de las primarias con los intereses que abonó el Gobierno desde comienzos de año. "El costo de las PASO equivale a lo que el Gobierno paga en un día y medio por interés de Leliq, es decir que el Gobierno paga por día $2000 millones. Y en lo que va del año ya pagó casi $250.000 millones", dijo Uceda.

La iniciativa, que generó el rechazo de todo el arco peronista, pretende reformular el artículo 19 de la ley electoral, que establece que todas las agrupaciones políticas procederán a seleccionar sus candidatos mediante elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias "aun en aquellos casos en que se presentare una sola lista". Cornejo había sugerido en su cuenta de Twitter "revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones", además de considerar "sensato suspenderlas en los cargos y provincias en los que no hay competencia interna".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.