El recuento de los votos pasó de la polémica a la velocidad

Centro de computos
Centro de computos Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez
Los datos se publicaron a las 22.30, mucho después de lo previsto; pasada la medianoche, se había contado casi el 90%
Alan Soria Guadalupe
(0)
12 de agosto de 2019  

Las demoras para difundir los primeros resultados de las elecciones volvieron a quedar envueltas en una fuerte polémica entre la oposición, que denunció manipulación de los datos, y el Gobierno, que se mantuvo en silencio hasta pasadas las 22.

Los datos llegaron recién media hora después. Pero una vez que lo hicieron, pese a las críticas, el escrutinio fue más veloz de lo que había sido en otros comicios.

Anoche se esperaba que los primeros resultados se difundieran a las 21, horario habilitado por la Justicia. Para ese entonces, de acuerdo con lo que se esperaba tras la incorporación de tecnología provista por Smartmatic, ya debía haber un caudal superior a los votos escrutados en elecciones anteriores.

Pero los primeros resultados se conocieron recién una hora y media después de lo estipulado, en medio de fuertes cuestionamientos de los partidos de la oposición, cuyos fiscales registraron fallas en el sistema de transmisión digital de telegramas, desarrollado por la empresa de origen venezolano, que debutó en el proceso electoral argentino tras 22 años en los que la española Indra estuvo a cargo del escrutinio.

Los apoderados denunciaron que no podían ver las pantallas donde debía figurar la llegada de la información del escrutinio de las mesas de todo el país. Los problemas empezaron alrededor de las 21, pero el Gobierno tardó en confirmar la versión. Más tarde, antes de que se conocieran los primeros datos, trascendió que hubo un problema solo en la sala donde estaban los fiscales y que la carga de los datos no se había interrumpido en ningún momento.

En paralelo, una nueva decisión de la jueza federal con competencia electoral María Servini obligó al Gobierno a recalcular el horario de difusión de los datos. La magistrada ordenó anteanoche que recién se difundieran los datos una vez que estuviera escrutado el 10% de los sufragios de la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, cuatro de los distritos de mayor peso electoral del país.

Servini respondió así a un pedido del apoderado del PJ, Jorge Landau, quien reclamó que se ordenara al Poder Ejecutivo difundir los datos cuando estuviera escrutado al menos el 10% de todo el país. La jueza, sin embargo, optó por esos cuatro distritos.

Otro problema

La oposición creía que el Gobierno iba a manipular la difusión de los datos a su favor, publicando primero aquellos distritos donde figurara mejor posicionado y más tarde las regiones donde corría de atrás.

Finalmente, cuando se conocieron los datos ya estaba escrutado más del 40% de los votos a nivel nacional.

Según el Gobierno, el sistema funcionó de acuerdo con las previsiones y el recuento fue mucho más veloz que en 2017 y 2015, impulsado principalmente por el envío digital de la documentación del escrutinio de las escuelas a los centros de cómputos del correo, un movimiento que antes se hacía físicamente.

En el Ministerio del Interior indicaron que en las elecciones primarias de 2015 se había escrutado el 13% nacional a las 23, cuando anoche, a esa misma hora, el porcentaje de mesas escrutadas superaba el 80%.

A las 21, por caso, las mesas escrutadas ascendían al 25%, cuando en 2017, a esa hora, el porcentaje era inferior a 10%.

Cuando finalmente se difundieron los resultados surgió otro problema: el sitio que mostraba los datos funcionaba con intermitencia y pasaba más tiempo caído que en funcionamiento.

Pasada la medianoche, se acercaba al 90%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.