Espionaje ilegal: el secretario de Mauricio Macri denunció que le falsificaron mensajes en su celular

Darío Nieto denunció en la Justicia que le inventaron mensajes para perjudicar al expresidente; uno de los mensajes se generó cuando el celular ya estaba secuestrado
Darío Nieto denunció en la Justicia que le inventaron mensajes para perjudicar al expresidente; uno de los mensajes se generó cuando el celular ya estaba secuestrado
Hernán Cappiello
(0)
30 de julio de 2020  • 16:02

Darío Nieto, que es secretario de Mauricio Macri, denunció que funcionarios públicos que debían custodiar su teléfono celular, secuestrado en la causa en que se investiga el espionaje ilegal ocurrido durante la gestión de Cambiemos en la AFI, falsificaron mensajes e introdujeron otros, al punto que uno de ellos está fechado cuando la Justicia ya había secuestrado el aparato y estaba en poder de los investigadores.

En la denuncia de Nieto, que quedó radicada en el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi con intervención del fiscal Jorge Di Lello, el secretario de Macri denunció que se busca por un lado perjudicar al expresidente y a él vinculándolos a supuestos delitos que se investigan en otros expedientes.

A Nieto lo allanaron el 25 de junio pasado y le secuestraron el celular. Desde ese día, pidió que le notifiquen cuando accedan a sus datos para estar presente con un perito de parte. Sin embargo, eso no ocurrió y la Policía y la Gendarmería abrieron el celular el 26 y 29 de junio sin ningún control.

Parte del material que tenía el teléfono apareció publicado en C5N. Se tratan de supuestos mensajes que surgieron desde su teléfono celular. Uno de los mensajes exhibidos en TV es del 27 de junio, cuando el teléfono ya estaba en poder de la Justicia. Era un mensaje vacío, sin contenido, enviado a Silvia Majdalani, segunda de la Agencia Federal de Inteligencia macrista e indagada en este caso. Nieto resaltó que este mensaje no es suyo, ya que ese día el teléfono estaba en poder del juez Hernán Villena, luego apartado del caso. Asimismo dijo que difiere el contenido del teléfono en la copia que hizo la Policía un día y la Gendarmería dos días más tarde. Pues en el primer caso no aparece el mensaje de Majdalani y en el segundo sí.

"Por qué aparecen mensajes supuestamente enviados por Nieto cuando ya no tenía el celular en su poder o cómo es posible que esos mensajes no aparezcan en los resultados de la primera pericia pero sí en los de la segunda, son cuestiones que indican una manipulación preocupante de los elementos probatorios", señaló el secretario de Macri en el escrito y dijo que al difusión por C5N de esos mensajes obedece "a intereses políticos" y se trata de "una caza de brujas".

"Hay muchas situaciones irregularidades"

Otro mensaje que Nieto denunció como plantado es un intercambio con Marcelo D'Alessio, procesado por espionaje en el juzgado federal de Dolores, en una causa que permitió a todos los procesados kirchneristas por corrupción presentarse como víctimas. Nieto dijo en su denuncia que nunca conoció ni trató a D'Alessio.

Otro mensaje se refiere a créditos de Vicentin. Nieto señala que lo que se busca es penetrar en el celular para ahondar en la actividad de Macri y vincularlo con otros casos en trámite, sin relación con el espionaje que se investiga.

Nieto denunció los delitos de violación de correspondencia agravada, violación de secretos, sustracción y destrucción de medios de prueba y falsificación de documentos públicos.

"Hay muchas situaciones irregulares en la forma en la que se llevaron adelante los peritajes y esto genera dudas sobre la veracidad y transparencia de la pericia" y sostuvo que a esta altura "es imposible afirmar que el celular se encontrara en idénticas condiciones a las que estaba el día en el que Nieto lo entregó a la Policía Federal o que la información no haya sido alterada, suprimida, borrada o modificada durante o con posterioridad a su secuestro", dijo Gervasio Caviglione Fraga, abogado de Nieto.

"Hay muchas situaciones poco transparentes que marcan la irregularidad de todo el procedimiento. En circunstancias en las que se respeta el marco de la ley, desde el momento exacto en el que la Policía Federal secuestra el celular, el aparato tiene que quedar apagado y en modo avión. Y de esa misma forma tiene que ser peritado cuando vuelve a ser encendido. En este caso, no se cumplió con ese procedimiento", afirmó el abogado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.