El Vaticano apura la apertura de archivos de la dictadura

El vocero Lombardi afirmó que se los podrá consultar "en los próximos meses"; Francisco recibió a familiares de desaparecidos
Elisabetta Piqué
(0)
24 de marzo de 2016  

Francisco saluda e Françoise Tisseau, madre de una desaparecida
Francisco saluda e Françoise Tisseau, madre de una desaparecida Crédito: Francisco saluda e Françoise Tisseau, madre de una desaparecida

ROMA.- En vísperas del 40° aniversario del golpe militar que ensangrentó la Argentina, el Papa saludó ayer muy afectuosamente a algunos familiares de desaparecidos, mientras que el Vaticano confirmó que en los próximos meses terminará su trabajo de desclasificación de sus archivos sobre la dictadura.

"Como ya se había dicho hace tiempo, el papa Francisco ha manifestado la intención de abrir para consultas los archivos del Vaticano relativos al tiempo de la dictadura argentina (1976-1983)", dijo el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede. "Esto supone naturalmente la catalogación del material", agregó, al destacar que "el trabajo procede regularmente y que se prevé que pueda ser completado en el curso de los próximos meses". Terminado esto, "podrán estudiarse los tiempos y las condiciones para la consultación (de los archivos), de acuerdo con la Conferencia Episcopal Argentina", precisó.

Poco antes, en otro gesto que confirma su especial interés en el tema, el Papa bendijo a familiares de desaparecidos que saludó al final de la audiencia general de los miércoles. "Fue muy emocionante. El Papa bendijo a mi madre, la besó en la frente, apoyó su frente a la de ella, se quedó un rato largo y le dijo: «Éste es el beso a todas las madres que sufrieron la desaparición de sus hijos»", contó a LA NACION Marie-Noelle Erize Tisseau, hermana de Marie-Anne, francoargentina que desapareció en la provincia de San Juan el 15 de octubre de 1976. Junto a Marie-Noelle estaban su hermano mayor, Marcos, y su madre, Françoise Tisseau, de 86 años.

En el grupo también estuvo sor Genevieve Jeanninggros, sobrina de Léonie Duquet, una de las monjas francesas desaparecidas durante la dictadura. Y Cecilia Romero, sobrina del beato Oscar Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 en El Salvador mientras celebraba una misa. "¡Qué orgullo ser familiar de un beato!", le dijo el Papa al saludarla, afectuoso.

"Todos lloraban y todos recibieron un abrazo y una bendición", relató Jorge Ithurburu, presidente de la asociación 24 Marzo, defensora de los derechos humanos, gestor del emotivo encuentro.

Ithurburu destacó que al margen de haber viajado para saludar al Papa en coincidencia con el 40° aniversario del golpe los Erize Tisseau declararán hoy ante un tribunal de Roma en el marco de una investigación contra el ex militar argentino Carlos Luis Malatto. Este ex teniente coronel del Regimiento de Infantería de Montaña de San Juan fue denunciado en Italia por el secuestro y homicidio agravado de Marie-Anne Erize y otras tres personas (Juan Carlos Cámpora, Jorge Bonil y Alberto Carvajal), cometidos en San Juan durante la dictadura.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.