En el Gobierno circuló una alerta interna para no recibir regalos indebidos durante las Fiestas

En un registro están los obsequios permitidos; disminuyeron los presentes corporativos
En un registro están los obsequios permitidos; disminuyeron los presentes corporativos Fuente: Archivo
Maia Jastreblansky
(0)
23 de diciembre de 2018  

En la vigilia de Navidad , por los despachos del Gobierno circuló una advertencia para que los funcionarios no retengan de forma indebida los regalos que se multiplican en los escritorios durante los últimos días del año. "La Oficina Anticorrupción (OA) realiza un control periódico del registro de obsequios, el cual ha sido reforzado con motivo de las próximas fiestas", dice la circular a la que accedió LA NACION y que fue repartida entre las más altas autoridades de la gestión de Mauricio Macri .

En las comunicaciones internas de la administración de Cambiemos , además, saltó una alerta automática con una pregunta: "¿Qué tenemos que hacer funcionarios y empleados públicos con los regalos?".

"Se acercan las celebraciones de fin de año y empiezan a llegar obsequios de contratistas, proveedores, empresas, fundaciones, embajadas e individuos. La regla general es que si trabajás para el Estado no podés aceptar obsequios que afecten de manera real o aparente la imparcialidad de tus decisiones", continúa el mensaje.

El decreto 1179/2016 busca evitar dádivas o intercambios de favores. Les prohíbe a los funcionarios recibir obsequios "con motivo del desempeño de sus funciones". Solo habilita los obsequios de cortesía o costumbre diplomática, mientras no provengan de personas o empresas "reguladas, habilitadas o contratadas" por el órgano en el que se desempeña el funcionario. Si esos regalos superan los $6400, deben ser donados al Estado.

Todos los funcionarios, en tanto, deben hacer públicos los regalos que reciben en un registro oficial. En la OA reconocen, sin embargo, que pueden haber obsequios fuera del radar. "Es un estándar que todavía requiere más control. Recién estamos en la etapa de concientizar", señalaron en el organismo que conduce Laura Alonso .

Ya en 1999, la ley de ética pública estableció que los funcionarios públicos no podían recibir "regalos, obsequios o donaciones en ocasión del desempeño de sus funciones". Pero la norma nunca se reglamentó y los regalos siguieron circulando, con episodios polémicos, como la Ferrari que el empresario italiano Massimo del Lago le obsequió a Carlos Menem , los jarrones chinos que Fernando de la Rúa recibió de una empresa española o el vuelo de cortesía con el que Amado Boudou viajó a Necochea.

LA NACION Data analizó el registro de obsequios que fueron publicados en el portal de datos abiertos del Ministerio de Justicia entre febrero de 2017 -cuando comenzó a implementarse el decreto 1179/2016- y las dos primeras semanas de diciembre de este año. El funcionario que más regalos reportó, por lejos, fue Macri. El Presidente tiene 996 registros por obsequios: 304 libros, 96 alimentos, 27 artesanías, 80 prendas de indumentaria, 10 objetos de joyería (gemelos, relojes, pulseras, adornos), un robot y dos reposeras que fueron donadas al Ministerio de Desarrollo Social.

Este fin de año el Presidente recibió vinos y libros, entre otros objetos que fueron destinados a la Casa Rosada, a la residencia de Olivos y al Ministerio de Educación.

El podio de ministros que más reportaron regalos está integrado por el canciller Jorge Faurie (90 obsequios), el ministro del Interior Rogelio Frigerio (79) y su par de Justicia, Germán Garavano (77). Les siguen en el ranking de "agasajados" Alonso (46), la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich (43) y el jefe de Gabinete, Marcos Peña (42).

Del otro lado de la tabla, hay ministros que informaron menos de diez regalos en los últimos dos años. El secretario de Energía, Javier Iguacel, informó un solo regalo en lo que va de su gestión: una botella de tinto merlot que recibió en el hotel Alvear. También informaron un único obsequio el secretario de Comercio Interior, Miguel Braun (una canasta navideña) y el subsecretario de Comunicación Estratégica, Hernán Iglesias Illa (un vino Cadus).

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, reportó solo tres obsequios (una silla plegable y dos cajas de vinos). Lo mismo hicieron los ministros de Transporte, Guillermo Dietrich (reportó dos objetos de joyería y una Constitución) y de Producción, Dante Sica (informó una caja de té, un libro y una maqueta de un auto).

En total, 180 funcionarios informaron haber recibido obsequios de empresas, instituciones e individuos. Para estas fiestas fueron agasajados con espumantes, pan dulce, cajas navideñas y vinos. Algunos recibieron calendarios, parlantes, auriculares y perfumes.

Según los registros públicos, entre los que agasajaron a los funcionarios con obsequios figuran ejecutivos de más de cuarenta empresas de todos los rubros como el alimenticio (Arcor, Ledesma), el de la construcción (Ghella, Grupo Albanessi, Loma Negra), el automotriz (Toyota, Honda, Zanella), el energético (Exxon Mobil, Pluspetrol), el de servicios (Aeropuertos Argentina, London Supply), el tecnológico (Hewlett Packard, BGH, Huawei) y financiero (Banco Ciudad, Santander Río, BBVA). Todos ellos fueron oficializados por los funcionarios.

Hay más de 300 registros de regalos de personas jurídicas. Tras la revelación del caso de los cuadernos en agosto de este año, se registraron solo 12 regalos empresariales. Entre quienes regalan también figuran, individuos, fundaciones, cámaras, gremios, embajadas, municipios y gobernaciones.

En el registro figura la inscripción "por comunicación judicial" de los objetos que el juez federal Claudio Bonadio le secuestró este año a Cristina Kirchner . Figuran las lapiceras, medallas, escudos y sables que fueron hallados durante los allanamientos en el sur.

Con la colaboración de Romina Colman y Florencia Rodríguez Altube de LN Data

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.