En medio de la crisis, Macri adelanta $1300 millones para asistir a Chubut

La provincia adeuda sueldos a docentes y estatales, que protagonizan cortes de rutas y protestas desde hace semanas
La provincia adeuda sueldos a docentes y estatales, que protagonizan cortes de rutas y protestas desde hace semanas Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno / Enviado Especial
Santiago Dapelo
(0)
11 de septiembre de 2019  • 16:49

En medio de la creciente tensión por la crisis económica que atraviesa Chubut, el presidente Mauricio Macri decidió adelantar 1300 millones de pesos para asistir al gobernador Mariano Arcioni.

El gobierno nacional definió avanzar con el envío de los fondos para paliar la difícil situación social que vive la provincia. Para eso, en los próximos días girará casi 300 millones de pesos del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y 1000 millones de adelantos de coparticipación.

En la Casa Rosada siguen con atención lo que ocurre en Chubut, principal distrito productor de petróleo del país, que se encuentra paralizado desde hace varias semanas.

Los docentes -ya son ocho semanas sin clases en las escuelas públicas- y los empleados estatales están de paro, no funcionan los tribunales, el Concejo Deliberante de la capital está tomado, la obra social del Estado presta servicio solo algunos días a la semana, las guardias de los hospitales están colapsadas, la actividad en los yacimientos petrolíferos se alteró y las rutas están cortadas.

Cerca del Presidente cargan la responsabilidad sobre Arcioni. "Desde que asumió, la Nación lo salvó seis veces de caer en default. Hizo una pésima gestión", describieron fuentes oficiales. Y agregaron: "Entendemos que la situación gremial es compleja, es por eso que estamos en conversaciones con Arcioni para que la Nación colabore y adelante algunos fondos para ayudar a que la provincia llegue a un acuerdo consensuado".

Arcioni llegó hasta la Casa Rosada el último lunes para pedir asistencia. Lo recibió el ministro del Interior, Rogelio Frigerio -también participaron el viceministro político, Sebastián García de Luca, y el secretario de Provincias, Alejandro Cardarelli-, y luego mantuvo un encuentro en el Palacio Sarmiento con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. Ahí se acordó el adelanto de 1300 millones de pesos para evitar que la crisis sea aún mayor.

"En el marco de los intentos que está realizando la Nación para acercar las partes y resolver los problemas que impiden que la provincia pueda pagar los salarios docentes acordados y adeudados -entiendo que desde julio-, hemos dispuesto, a través de la firma de un convenio, adelantar montos correspondientes al Fondo Nacional de Incentivo Docente", sostuvo Finocchiaro en declaraciones radiales.

Desde la Casa Rosada aseguraron que no se trata de un préstamo, sino que son adelantos que se descontarán en el futuro.

La administración de Arcioni, que asumió como gobernador en 2017 tras la muerte de Mario Das Neves, está en una situación de quebranto. El salario de julio lo terminó de abonar de forma escalonada a fin de agosto. Incluso, el mandatario provincial utilizó dinero destinado a la obra pública y la toma de deuda a tasas exorbitantes para hacer frente a gastos corrientes. Ahora, según les adelantó a Frigerio y Finocchiaro, Arcioni buscará salir al mercado internacional para endeudarse. Algo que en el Gobierno ven con muchas dudas.

Arcioni suspendió una reunión para discutir el pago atrasado de los salarios con los gremios estatales. Sin respuestas, la mesa de unidad sindical aún no había definido qué acciones tomará. Una de las principales críticas que recibió en los últimos meses el gobernador fue que ganó las elecciones, en junio, con promesas y aumentos de salarios que hoy no puede pagar.

Como contó LA NACION hace 12 días, solo para pagarles a los más de 46.000 empleados públicos y 17.000 jubilados, el Estado -el mayor empleador de la provincia- tiene que invertir $4400 millones. El déficit mensual es de aproximadamente de $1600 millones. A eso se le deben sumar los pagos de deudas contraídas en los últimos años (y días), cercanas a los US$1000 millones ($61.000 millones).

Así, pese al malestar que había en la Casa de Gobierno con Arcioni por su postura contra el Gobierno, Macri resolvió entregar los fondos necesarios para evitar que el conflicto social escale. Cuando faltan 45 días para las elecciones, el Presidente le pidió a sus colaboradores extremar los esfuerzos para llegar a una solución.

"No dejamos caer a Alicia Kirchner, menos lo vamos a hacer con Arcioni", se sinceró un operador oficialista todoterreno.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.