Enviar marinos para traer la Fragata costó $ 5 millones

El gastó se solventó con partidas del Ministerio de Defensa; la Presidenta quiere reunirse con el capitán de la nave
El gastó se solventó con partidas del Ministerio de Defensa; la Presidenta quiere reunirse con el capitán de la nave
Mariano De Vedia
(0)
26 de diciembre de 2012  

Con menú de pavita y palabras especiales del comandante, el capitán de navío Pablo Lucio Salonio, los marinos de la Fragata Libertad celebraron la Nochebuena en altamar. El jefe de la tripulación pidió autorización a sus superiores para pronunciar un mensaje alusivo frente a su tropa, con motivo de la Navidad y ante las circunstancias de un viaje tan inusual como prolongado, confiaron ayer a LA NACION fuentes cercanas a la Armada.

Desde hace una semana, los 44 marinos que junto con el comandante debieron permanecer 77 días retenidos en Ghana comparten los días y las noches con los 98 oficiales y suboficiales navales que llegaron a Accra en un vuelo chárter para reforzar la tripulación. Ese viaje, realizado en un avión de Air France, tuvo un costo de $ 5 millones (unos US$ 756.000 dólares) y fue solventado con fondos del presupuesto del Ministerio de Defensa.

Según pudo saber LA NACION, se financió con $ 3,5 millones del presupuesto de la Agencia Logística Conjunta, que entre otras misiones se encarga de organizar la campaña antártica, y $ 1,5 millones de otras partidas del Ministerio de Defensa. La citada agencia, que aportó el mayor gasto, reporta directamente al subsecretario de Coordinación de la cartera de Defensa, el contador Arturo O. Puricelli, sobrino del ministro Arturo Puricelli.

El monto pasó a engrosar el costo del viaje de instrucción más traumático de la Fragata Libertad, que zarpó el 2 de junio del puerto de Buenos Aires y llegará el 9 de enero próximo, por orden de la presidenta Cristina Kirchner, a la Base Naval de Mar del Plata.

El vuelo chárter para el envío de 98 marinos fue menos costoso que los US$ 1,3 millones gastados en el alquiler del avión que transportó de regreso a 281 marinos el 24 de octubre, cuando se decidió reducir la dotación de la Fragata a 44 marinos, además del comandante de la nave. Hasta ese momento, la escala en Ghana había generado gastos por otros US$ 1,3 millones, para sostener a una tripulación de 325 marinos.

Con sólo 44 marinos, los gastos se redujeron. Al permanecer en puerto, la tripulación cobra viáticos de 50 a 150 dólares, según el grado y la jerarquía de cada uno. La larga permanencia en Ghana convirtió prácticamente en fijas esas erogaciones, aunque con una dotación mucho menor. Fuentes navales estimaron ese costo en unos US$ 247.000. A eso se suma la contratación de una agencia marítima para que se ocupe de la gestión de trámites y servicios cuando la embarcación llega a un puerto. Fuentes castrenses revelaron que en un viaje de instrucción habitual ese costo asciende a US$ 5000 diarios, ante una estadía de tres a cinco jornadas. Es probable que la larga permanencia en el puerto de Tema y la inactividad del buque, principalmente en el último mes -en coincidencia con la reducción de la tripulación-, habría llevado a renegociar ese monto.

Lo que no se pudo evitar es el costo de la carga de combustible para garantizar el cruce del Atlántico, un gasto previsto e inevitable, más allá del percance en Ghana. Ello ascendería a US$ 200.000, dijeron fuentes navales. Según pudo saber LA NACION, la abrupta interrupción del viaje por el embargo de los bonistas, que impidió a la Fragata visitar los puertos de Angola, Namibia, Sudáfrica, Río de Janeiro y Montevideo, implicó un ahorro de US$ 150.000, al no tener que contratar remolcadores para las maniobras en el puerto.

Más allá de los gastos, con el fallo del Tribunal Internacional del Derecho del Mar en su favor, el Gobierno comenzó a diseñar la recepción de la nave, dejando atrás la frustración por el embargo de los fondos buitre en el comienzo de un año electoral.

Fuentes castrenses informaron a LA NACION que la Presidenta decidió reunirse con el comandante Salonio y las autoridades navales no bien arribe el buque al puerto marplatense.

Aún no está decidido si el encuentro será a bordo de la misma Fragata, en caso de que la Presidenta concurra a Mar del Plata a recibirla, o si tendrá lugar horas después en la residencia de Olivos o en la Casa Rosada. Hasta el 9 de enero habrá tiempo para darle instrucciones al capitán Salonio, que cada día se comunica dos veces con su superior directo, el contralmirante Oscar P. González, comandante de Adiestramiento y Alistamiento. A él le pidió la autorización para ofrecer el mensaje navideño a los marinos.

Los números del regreso

El conflicto con Ghana obligó a gastos no previstos

  • 756.000 dólares

    Es el costo del chárter en el que viajó el refuerzo de 98 marinos para sumarse a la tripulación de la Fragata Libertad y emprender el viaje de regreso la semana última
  • 1.300.000 dólares

    Había costado el vuelo de Air France que el 24 de octubre transportó a los 281 marinos que dejaron la Fragata
  • 7.500.000 dólares

    Es el reclamo de Ghana por lo que dejó de percibir al no poder comercializar el muelle ocupado por la Fragata
  • 200.000 dólares

    Es el costo estimado de la carga de combustible para el viaje de regreso a Mar del Plata
  • 150.000 dólares

    Es el ahorro por no haber atracado en los cinco puertos que tenía previsto visitar después de Ghana: Angola, Nambia, Sudáfrica, Río de Janeiro y Montevideo
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.