Evo Morales dejó la Argentina y viajó a Cuba

Evo Morales
Evo Morales Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
(0)
10 de febrero de 2020  • 09:37

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien desde diciembre se encuentra en la Argentina como refugiado, viajó a Cuba tras permanecer en el país dos meses. Es la primera vez que el aymara abandona Buenos Aires desde que llegó pero la segunda visita que hace a Cuba desde que renunció al gobierno en noviembre pasado.

La ocasión anterior, en diciembre, Evo fue desde México, primer país en que se exilió, hasta la isla para hacer una consulta médica. La noticia había sido confirmada por la exministra de Salud Gabriela Montaño, quien estaba en México con el expresidente pero que no especificó el motivo concreto del viaje, si se trataba de una revisión médica de rutina o del tratamiento de una dolencia específica. Tampoco se conocen ahora las razones del viaje.

En diálogo con radio Continenal, el presidente Alberto Fernández se refirió al tema y dijo que Evo le había comunicado su viaje. "Me parece que estaba con un tratamiento y tenía que viajar. Habló días atrás conmigo. Como refugiado no se le impide ir a Cuba. Tiene derechos y los puede ejercer", indicó.

Su partida rumbo a La Habana, donde este fin de semana la vicepresidenta Cristina Kirchner presentó su libro Sinceramente, tuvo lugar horas después de que el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia anunciara que había observado su candidatura a senador de Cochabamba por su partido Movimiento al Socialismo (MAS), según lo publicado por la agencia Télam.

Tras conocerse la noticia, desde el entorno de Evo aseguraron en un comunicado: " El expresidente realizó, anoche, un viaje no programado a Cuba por motivos de salud. Su retorno está previsto para este fin de semana con el fin de cumplir la agenda programada".

Evo está en la Argentina desde el 10 de diciembre. Hoy justo se cumplen dos meses desde su llegado. Vino al país luego de permanecer un mes en México, tras renunciar al gobierno de Bolivia a meses de terminar su mandato y en medio de las protestas desatadas en las calles ante las denuncias de fraude en las últimas elecciones, que no daban como ganador.

Desde su arribo, lidera una campaña para denunciar, a su entender, las ilegalidades de la actual presidenta boliviana, Jeanine Áñez, quien asumió de urgencia tras los conflictos y quien pese a que había declarado que no estaba interesada en el cargo, hace semanas confirmó que se presentará en los nuevos comicios, pautados para el 3 de mayo.

El exmandatario también será candidato. En una entrevista con LA NACION, Evo dijo que si el pueblo se lo pide se presentará en una lista como legislador. Para continuar su lucha política y también, como aseguró, para protegerse de las agresiones que sufre, en su mayoría provenientes desde Estados Unidos, desde que abandonó el cargo.

" Estados Unidos me tiene en la mira y yo me acuerdo perfectamente de lo que pasó en Libia y en Irak. Esa es una de las razones por las que pensé en ser candidato a legislador para blindarme frente a esas amenazas", aseguró el aymara.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.