Fariña aseveró que Austral era de Kirchner y de Báez

Lo hizo al declarar en el juicio por la ruta del dinero K
Lo hizo al declarar en el juicio por la ruta del dinero K Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia
(0)
13 de diciembre de 2018  

El arrepentido Leonardo Fariña afirmó que la empresa Austral Construcciones eran "básicamente Lázaro (Báez) y él", en alusión al fallecido expresidente Néstor Kirchner , y que el lavado de dinero comenzó diez días después de su muerte por orden del ahora preso empresario kirchnerista.

"El proceso de canalización de fondos del que me tocó participar y que me tiene imputado en esta causa empieza después de la muerte del señor Kirchner, una semana o diez días después. Como todos saben, el 27 de octubre (de 2010) murió el señor Kirchner, lo cual a mí me planteó un interrogante porque esta empresa eran básicamente Lázaro y él", declaró ante el Tribunal Oral Federal 4 que lleva adelante el juicio oral por lavado de dinero.

El actual imputado colaborador -sujeto al programa de protección de testigos e imputados- dijo que "con la muerte, pensé que mi trabajo en Austral iba a mermar, cosa que no pasó".

"Le mando un mail a Martín (Báez , el mayor de los cuatro hijos del empresario) con condolencias para que se las pase al padre, y a los días me cita a una reunión y me dice de empezar con el proceso de expatriación de fondos. Eso fue diez días después de la muerte del señor Kirchner", dijo Fariña.

"Me consta personalmente la salida de entre 25 y 30 millones de dólares solo en el mes de enero de 2011", como parte de las maniobras de lavado de activos, aseguró ante el tribunal que lo juzga junto a Báez y los cuatro hijos del empresario, entre otros acusados. Además sostuvo que Austral Construcciones, propiedad de Báez, tenía como "ingreso principal" la obra pública con una escala de costos y un endeudamiento "muy alto". "Báez llamó por teléfono al señor Kirchner, el cual le manifiesta que habíamos llegado tarde y el negocio estaba cerrado", contó Fariña sobre lo que él definió como una gestión suya para que el empresario comprara parte de la empresa Telecom. "Ese fue el fin, y se cayó" la posibilidad de ese negocio, dijo el arrepentido. Fariña comenzó a declarar por lavado de dinero fruto de delitos con contratos en la obra pública en la provincia de Santa Cruz. Contó cómo fue que conoció a Báez y a su hijo mayor Martín, de quienes dijo que llegó a ser "persona de confianza", además de participar en la gestión para Austral de un fideicomiso del Banco Nación que está cuestionado en la causa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.