Fariña rechazó que su declaración haya sido guionada, como dijo su exabogada

El valijero arrepentido declaró hoy en el juicio por lavado de dinero que involucra a Lázaro Báez y sus hijos; apuntó contra sus exdefensores Giselle Robles y Franco Bindi
El valijero arrepentido declaró hoy en el juicio por lavado de dinero que involucra a Lázaro Báez y sus hijos; apuntó contra sus exdefensores Giselle Robles y Franco Bindi Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia
Candela Ini
(0)
24 de abril de 2019  • 16:00

El arrepentido Leonardo Fariña amplió su declaración en el juicio por lavado de dinero donde se encuentran imputados él, Lázaro Báez y sus hijos, y una veintena de acusados. Fariña apuntó a quienes fueron sus exdefensores entre 2014 y 2016: los abogados Giselle Robles y Franco Bindi.

Mientras en la causa que instruye el juez Alejo Ramos Padilla en los tribunales de Dolores -conocida como el caso D'Alessio- la abogada Robles declaró que a Fariña le guionaron la declaración y presentó una serie de e-mails que le habrían enviado al arrepentido con el contenido que debía declarar, Fariña respondió a esas acusaciones ante el Tribunal Oral Nº4. Dijo que la dupla Bindi-Robles respondía a Lázaro Báez, y que en realidad esos e-mails proveían de una casilla que utilizaba Bindi.

"El mail del cual yo recibo ese enmarcado jurídico es el mail de mi [ex]abogado, Franco Bindi". Y remarcó que los correos electrónicos que presentó Robles en Dolores son truchos, porque no coincide la extensión de la casilla real con la casilla que ella presentó.

Relacionó a los abogados que entonces lo defendían con los abogados de Lázaro Báez, y dijo que respondían a sus intereses. "¿Cómo está compuesto el estudio Bindi? [Franco] Bindi - [Giselle]Robles - [Humberto]Próspero - [Elizabeth]Gasaro", dijo Fariña. Próspero defendió a Daniel Pérez Gadín, el ex contador de Lázaro Báez, y Gasaro defendió a Báez.

Sobre las versiones que circularon acerca de sus vinculaciones con funcionarios del actual gobierno, Fariña reconoció haberse reunido con el ministro de Justicia, Germán Garavano , el 28 de junio de 2016, y dijo que fue para reclamar por la condiciones de su alojamiento. "La reunión con Garavano se dio solamente en el marco de la competencia de quien es la máxima autoridad de un ministerio que tiene a su cargo el programa de Protección de Testigos. La reunión fue en el Ministerio de Justicia, en el quinto piso, en el despacho de él [Garavano], con todos los protocolos de la ley", declaró. Dijo que le costó conseguir la reunión, y que lo logró a través de la ayuda de un periodista.

Evasión impositiva

Fariña quedó detenido por una causa de evasión impositiva en 2014, entonces a cargo del juez Carlos Rozanski. El 8 de abril de 2016, en una ronda de indagatorias ordenada por el juez Sebastián Casanello en la causa por la ruta del dinero, declaró como arrepentido y se acogió al Programa de Protección de Testigos. Como disminuyó entonces su riesgo de fuga, sus ex abogados pidieron la excarcelación al tribunal donde se lo investigaba por evasión, y le fue concedida. A fines de julio de ese año, Fariña pidió ampliar su declaración como arrepentido. En el juzgado de Casanello le fijaron fecha para el 3 de agosto, y sus abogados presentaron un escrito el 1 de agosto, donde además de brindar información relativa al objeto procesal -el delito de lavado-, se aludía a los sobreprecios en la obra pública.

Sobre ese contenido, Fariña explicó: "Como la declaración indagatoria está dividida en dos partes Franco [Bindi] lo que hace es me junta con una serie de empresarios que él atendía que habían sido contratistas de obra pública e intercambiamos una serie de datos que son subyacentes a mi conocimiento". Y agregó: "No es una magia decir que había sobreprecios en la obra pública. No son guionadores".

"Son tan caraduras que se presentan como patrocinantes de Báez en dos causas, una en Bahía Blanca y otra de evasión fiscal en el juzgado de López Biscayart", agregó sobre Bindi y Robles.

Sobre el final de la declaración, Fariña parecía nervioso. "Lamentablemente toda mi vida laburé en el ambiente de las finanzas negras, es una mancha a cada paso que doy". Se quejó de quienes, según él, dicen que cobra "dos gambas por mes", y dijo que no puede pagar la cuota alimentaria de su hijo. "Mi viejo, que es el sostén más grande que tengo, se está muriendo", agregó.

Fariña dijo que lo que declaró estaba relacionado al objeto procesal de esta causa (Ruta del dinero) y que por eso había solicitado ampliar su declaración ante el Tribunal. El presidente del Tribunal Oral Nº4, Néstor Costabel, consideró que Fariña se excedió en cuanto al contenido que mencionó en su declaración, pero dijo que de todas formas hace a su derecho de defensa.

Por último, el abogado de Lázaro Báez, Víctor Hortel, pidió que se cite a declarar como testigos en el juicio a Giselle Robles, Franco Bindi, y el ex juez Carlos Rozanski. Hortel había pedido, cuando se inició este juicio el año pasado, que Fariña declarara bajo juramento de verdad, ya que la declaración indagatoria, al ser considerada un acto de defensa, no obliga al imputado a decir la verdad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.