Alberto Fernández le quita un punto de la coparticipación a la Ciudad y lo transfiere a la provincia para auxiliar a Axel Kicillof

El Gobierno auxiliará económicamente a Axel Kicillof con más partidas para ayudarlo a resolver el conflicto con la Policía Bonaerense.
El Gobierno auxiliará económicamente a Axel Kicillof con más partidas para ayudarlo a resolver el conflicto con la Policía Bonaerense.
Maia Jastreblansky
(0)
10 de septiembre de 2020  • 09:07

En un mismo movimiento, Alberto Fernández auxiliará económicamente a Axel Kicillof para que pueda resolver el conflicto con la Policía Bonaerense y le dará el zarpazo a la coparticipación de la Ciudad . Una decisión política que el Presidente tenía definida desde el verano, pero que había dejado en suspenso por la pandemia del coronavirus, que inauguró una amigable y pragmática convivencia con Horacio Rodríguez Larreta .

El Gobierno le quitará un 1% de la coparticipación a la Ciudad y se lo dará al gobernador bonaerense para lo que llamó "Fondo de Fortalecimiento Fiscal". Este año, es el equivalente a más de 31.000 millones de pesos, pero para 2021 ese monto podría significar unos $45.000 millones.

"La Ciudad recibió 2,1% más de coparticipación por el traspaso de la Policía Federal. Pero advertimos que había un 1% de excedente. Este tema lo hablé muchas veces con Rodríguez Larreta. Tengo la tranquilidad que nadie puede mostrarse sorprendido", anunció Fernández en la quinta de Olivos, escoltado por Kicillof; el presidente de Diputados, Sergio Massa; el titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner e intendentes oficialistas y de Juntos por el Cambio.

Un importante ministro nacional aseguró a LA NACION que el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, y el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello, le "avisaron antes" a Rodríguez Larreta de la decisión. En la Ciudad replicaron: "Tres minutos antes".

"Nadie del gobierno porteño estaba al tanto de esto", reaccionó el senador nacional por la Ciudad Martín Lousteau, aliado de Rodríguez Larreta y de buen diálogo con el Presidente, con el que se reunió semanas atrás en Olivos. Ayer, temprano, en la Ciudad habían manifestado a LA NACION: "En febrero tuvimos la última reunión de trabajo por el tema de la coparticipación. Después el tema no se tocó más".

Los intendentes de Juntos por el Cambio tampoco estaban al tanto de los detalles del anuncio del Presidente cuando ingresaron por el portón de Olivos. "El Presidente solamente nos pidió que estemos", comentó uno de los jefes comunales invitados.

El anuncio

En medio de la tensión por la protesta de la Policía Bonaerense, Fernández cuestionó la metodología y dijo no aceptar "ciertas formas de demanda que no tienen que ver con la vida democrática". Pero luego reconoció que los uniformados bonaerenses están "retrasados en su salario" y agregó: "No soy un necio, hay que encontrar una solución".

"Hemos dispuesto crear un fondo de fortalecimiento fiscal para la provincia de Buenos Aires. Estamos intentando reponer un equilibrio que resignó la provincia a mediados de los 80 cuando perdió ocho puntos de coparticipación", dijo el Presidente.

Buenos Aires arrastra un reclamo histórico por el sistema de coparticipación. La gestión de María Eugenia Vidal se jactó de haber recuperado una parte, al llevarla del 18,4% al 23,3%. Pero la administración de Kicillof siempre aseguró que esa recomposición formó parte de un "marketing" y que la provincia seguía atrasada.

La discusión de Nación con la Ciudad siempre versó sobre los puntos de coparticipación que, por decreto, Macri le aumentó a la Capital Federal en 2016 para financiar la creación de la policía porteña. La Ciudad -que por entonces recibía el 1,4% sobre el total de recursos que se distribuyen entre las provincias- pasó a recibir el 3,75 por ciento, un número que luego se redujo al 3,5% en 2018.

A principios de año, trascendió que el recorte que meditaba el Presidente era de un 1%. Asimilado el golpe, en la Ciudad aspiraban a negociar un monto menor. Incluso se habían realizado mesas de trabajo entre ambas jurisdicciones para alcanzar a un acuerdo. Pero, en rigor, la decisión siempre estuvo a tiro de decreto de Fernández.

Con esta sorpresiva decisión, el Gobierno le dará más fondos a la provincia a pesar que el viernes pasado había anunciado el Plan de Fortalecimiento de la Seguridad, que contemplaba una inversión de $37.700 millones de pesos para equipamiento, formación de nuevos policías e inversiones edilicias.

"La voluntad política es ayudar a la provincia. En estos nueve meses asistimos todo el tiempo a Buenos Aires", señaló a LA NACION un portavoz de la Casa Rosada. Tal como informó este medio, Buenos Aires es la provincia que más recursos recibió del Estado nacional: de los $177.295 millones de las transferencias corrientes que se repartieron entre las provincias, el 52,1% ($92.362 millones) fueron para Kicillof.

Con el espaldarazo de la Nación, a partir de ahora Kicillof quedará encargado de resolver el conflicto con la Bonaerense. En la Provincia quieren manejar el tema con extrema cautela, y no convalidar la metodología de protesta de los uniformados, ya que puede asentar un peligroso antecedente. "Si damos todo lo que pide la policía ¿qué nos queda para los estatales y los maestros?", reflexionaba ayer un colaborador de la gobernación bonaerense.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.