Con sello CFK: todos los detalles de la presentación de la Presidenta ante la Asamblea Legislativa

Cristina Kirchner no se privó de frases cargadas de humor e ironía; invitados, aplausos y perlitas de lo que pasó hoy en el Congreso de la Nación
(0)
1 de marzo de 2014  • 18:42

Con el sello CFK. La presidenta Cristina Kirchner tiene un estilo marcado. Hábil oradora, durante sus discursos suele lanzar frases inesperadas, cargadas de humor e ironía. Hoy, durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, lanzó varias. Algunas, incluso, se vieron acompañadas por gestos, miradas y muecas que completaron -con éxito- el sentido de los dichos.

Apenas empezó a hablar, fueron pocas, pero a medida que fue extendiéndose la presentación se multiplicaron y reflejaron el estilo de la mandataria en sus alocuciones.

"Entre fantasmas no nos vamos a pisar las sábanas". (Contexto: la cita tuvo lugar cuando Cristina hablaba del crecimiento de la venta de autos y de la necesidad de trazar reuniones y estrategias con empresarios del sector)

"Vos, que estabas enfocando a la oposición, nene". (Contexto: la mandataria brindaba números en torno al aumento del consumo de alimentos y bebidas, también de la venta de medicamentos, en el país y cuestionó al camarógrafo que distrajo su atención con cámara en mano)

"Más allá de que Morales me hace con la cabecita así, yo le digo que si se puede, que no tiene que ser escéptico en que la política puede ser mejor que los empresarios". (Contexto: la cita se dio cuando Cristina Kirchner ponderó el servicio que presta Aerolíneas Argentina tras su estatización).

"¿Es lo mismo el que se pela el que te dije, es lo mismo que el que va cada muerte de obispo?". (Contexto: se refería a la importancia de que los chicos mantengan a un mismo docente por grado durante todo el año para contribuir con la enseñanza y el aprendizaje).

"Los chicos no se casan. Mi hijo no está casado, uy, me va a matar. Vos sólo te vas a casar, Wado [De Pedro]". (Contexto: brindaba cifras relacionadas con la Asignación Universal por Hijos y detallaba el estado civil de los argentinos)

"No voy a hablar del tema del DNI porque ya todos deben tener su DNI. Deben estar re-podridos con el tema del DNI". (Contexto: la frase se produjo mientras repasaba parte de la gestión de Florencio Randazzo, a cargo del Ministerio del Interior).

"No me hago la perfectita. Pongámosle un poco de onda para que la cosa venga mejor". (Contexto: lo dijo al mencionar algunos cambios que se produjeron en la dirección del Consejo de la Magistratura y al reflexionar sobre las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial)

"¿Dónde estás Axel [Kicillof] que no te veo?" Ah, ahí estás... Chiquitito, pero cumplidor". (Contexto: Cristina intentó buscar la complicidad del ministro de Economía en el recinto al abrazar el acuerdo realizado con la compañía española Repsol en compensación por YPF. Fue uno de los momentos más aplaudidos del discurso de la Presidenta)

Invitados, aplausos, banderas, guiños

Firmes. Temprano, antes de las 11, cuando hicieron la prueba de sonido en el recinto, los únicos invitados que estaban firmes en sus palcos, a la espera de la Presidenta, eran el dirigente piquetero Luis D'Elía y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. Menos de la mitad de los legisladores ocupaban entonces sus bancas.

Gritos moderados. A las 11.35, el vicepresidente Amado Boudou dio inicio a la Asamblea Legislativa. El primer grito de la jornada fue cuando anunció el cuarto intermedio e invitó a los diputados y senadores a permanecer en sus bancas hasta que llegara la mandataria. "¡Viva Cristina!", se escuchó.

La entrada. A las 12.05, la locutora anunció que la Presidenta estaba en camino. Fueron los primeros aplausos. La voz en off mencionó varias veces el concepto "gesta sociopolítica". Cinco minutos después, Cristina Kirchner llegó al Congreso. Desde la explanada, saludó a la militancia que estaba en la plaza del Congreso. Firmó el acta y, junto a Boudou, recorrió a pura sonrisa el trayecto hasta el recinto de la Cámara baja.

Massa. Casi al mismo tiempo, y mientras todos los ojos y cámaras apuntaban a la inminente llegada de la Presidenta, el tigrense Sergio Massa entró a la Cámara de Diputados y se sentó al lado de Graciela Camaño . Su llegada pasó desapercibida. Su presencia, después, no.

Banderas. La cadena nacional comenzó segundos antes de que la jefa de Estado comenzara a hablar. De los palcos del tercer piso agitaron banderas de La Cámpora Quilmes, La Corriente Nacional de la Militancia y del gremio Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). Más tarde, colgaron una bandera de la agrupación José Gelbard.

Cánticos. Los militantes que pudieron ingresar a la Cámara baja entonaron un clásico de la Juventud Peronista. "Somos de la gloriosa Juventud Peronista, somos los herederos de Perón y de Evita. A pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos, ¡nos han vencido!".

La Cámpora estrenó cántico. "Massa y Carrió, son el ajuste, son la represión... .Se hacen los guapos desde la tevé y en la embajada les dicen que hacer".

¿Viva Perón? Ni bien la Presidenta inició su discurso, algunos funcionarios y dirigentes kirchneristas alzaron sus dedos en V. "Qué fuerza que tiene este peronismo", lanzó ella.

Apuntes. Cristina Kirchner tuvo una pila de papeles sobre el escritorio. Apuntes escritos a mano, impresos, gráficos, mails y hasta folletos informativos de la Anses con anotaciones. Primera hoja: blanca, con "Economía" escrito a mano con marcador negro de trazo grueso. Segunda hoja: "Agric y ganadería". En otra: Venezuela - Acuerdo con Irán.

Aplausos. Si hubiera un aplausómetro, las palabras de la Presidenta sobre la democracia y sobre YPF "recuperada" se llevarían los primeros puestos. El oficialismo en pleno, incluidos los invitados de los palcos, se pararon para aplaudir. Otro momento muy celebrado fue cuando Cristina Kirchner mencionó que "por fin" la Corte había dictado la constitucionalidad de la ley de medios. Martín Sabbatella , titular de la Afsca , sentado en el primer palco a la derecha de la mandataria, tenía sonrisa de oreja a oreja.

Con la colaboración de Natalia Pecoraro

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.