Gabriel Katopodis: "Alberto y Cristina tienen las mismas convicciones"

El ministro de Obras Públicas rechaza los pedidos de cambios en el gabinete y busca naturalizar las tensiones en el oficialismo: "Alberto y Cristina tienen las mismas convicciones y el mismo rumbo"
El ministro de Obras Públicas rechaza los pedidos de cambios en el gabinete y busca naturalizar las tensiones en el oficialismo: "Alberto y Cristina tienen las mismas convicciones y el mismo rumbo" Crédito: Gentileza Presidencia
Gabriel Sued
(0)
27 de julio de 2020  • 04:30

Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas e intendente de San Martín en uso de licencia, fue uno de los jefes comunales que en 2017 tomaron distancia de Cristina Kirchner y acompañaron a Alberto Fernández en la campaña que encabezó Florencio Randazzo en la provincia de Buenos Aires. Con tono conciliador, hoy llama a "naturalizar las diferencias y los matices" que hay en el Frente de Todos.

"Alberto y Cristina tienen las mismas convicciones y el mismo rumbo", dice en una entrevista con LA NACION, en la que, sin entrar en polémica, rechaza los pedidos para que el Presidente haga cambios en su equipo: "Este gabinete logró que esta pandemia no nos choque de frente".

-¿Cómo va a contribuir la obra pública a la recuperación de la economía?

-Hay tres claves. La primera es que la obra pública tiene un despliegue territorial en todo el país y eso va a generar nuevos puestos de trabajo. La segunda: moviliza todos los sectores de la cadena de construcción, el flete, el corralón, la cantera. La tercera: nos permite responder a problemas estructurales que esta pandemia puso al desnudo, como los siete millones de argentinos que no tienen agua potable y los 20 millones que no tienen cloacas.

-En mayo habló de la creación de 45.000 puestos de trabajo en obra pública en 45 días, pero según el sindicato de la construcción ese número no se alcanzó.

-Dijimos que entre 45 y 60 días íbamos a reactivar los 270 proyectos que quedaron frenados por la pandemia. Esa rueda ya está puesta en marcha. Pero para generar esos puestos de trabajo los proyectos tienen que estar funcionando a pleno. Es un proceso que lleva más tiempo.

-¿Qué pasó con el hospital Néstor Kirchner, en Laferrère, que en marzo dijeron que "en el corto plazo" iba a estar funcionando?

-Hicimos doce hospitales modulares que están terminados y equipados, que sumaron mil camas al sistema de salud y duplicaron las plazas de terapia intensiva de cada una de esas localidades. El segundo objetivo fue reabrir los dos hospitales de La Matanza, el Favaloro y el Kirchner, que estuvieron cerrados cuatro años. Al Favaloro le dimos prioridad para que estuviera listo para el pico de la pandemia. Hoy está terminado y en condiciones de recibir pacientes. El Kirchner estaba al 50% cuando entramos. En 2015 lo habían dejado al 70%, pero en los últimos cuatro años se vandalizó absolutamente. Estamos reconstruyendo el 50% de la obra, y eso claramente nos está llevando mucho más tiempo.

-¿O sea que no lo habían dejado listo en 2015, como decía el kirchnerismo?

-No, el Kirchner no estaba terminado. La idea es que esté listo en dos o tres meses, no quiero poner fecha, en unos meses. El Favaloro, que fue el que visitó Cristina en 2015, sí estaba casi listo. Pero la discusión no es si estaban terminados o no en 2015. La pregunta es ¿por qué no los terminaron en cuatro años?

-¿Está en condiciones de asegurar que hoy no hay corrupción en la obra pública nacional?

-Estoy en condiciones de asegurar que estamos cumpliendo con todas las normas de integridad, que creamos una dirección de transparencia y un observatorio integrado por universidades y organizaciones de la sociedad civil, como el Cippec y Poder Ciudadano. Estamos creando también un mapa federal para que desde su celular los ciudadanos puedan controlar la ejecución de cada obra. Hay una decisión muy firme del Presidente de actuar con absoluta transparencia.

-Siempre se dice que la corrupción en la obra pública es algo estructural. ¿Se puede solucionar con voluntad política?

-Estoy convencido de que estamos actuando con absoluta transparencia.

-La vicepresidenta está siendo juzgada por corrupción en la obra pública. Si un presidente tiene voluntad firme de que no haya corrupción en la obra pública, ¿igual puede haber casos de corrupción?

-Es lo que ya respondí. Estamos trabajando con una clara voluntad de garantizar un proceso transparente. Eso nos va a garantizar que la obra pública se ejecute con un imperativo ético.

-El juicio más avanzado contra Cristina es por corrupción en obras viales. ¿Conoce la causa, tiene posición sobre esa acusación?

-No conozco ni esa causa ni ninguna de las que están en la opinión pública. La vicepresidenta siempre se ajustó a derecho y dio las explicaciones. Entiendo que es una Justicia imparcial e independiente la que tiene que garantizar que todos conozcamos la verdad sobre cualquiera de las situaciones que fueron denunciadas.

-¿Existe el albertismo?

-No, existe una coalición, que es amplia y plural, a la que nos convocaron Alberto y Cristina. Puede estar faltando una cultura política de coalición en la Argentina, que naturalice diferencias y matices, sobre todo en la manera de instrumentar determinadas medidas. Ya vimos cómo le fue a la Argentina cuando en el peronismo nos ganaron las diferencias.

-¿Cristina y Alberto quieren el mismo país?

-Absolutamente. Alberto y Cristina tienen las mismas convicciones y el mismo rumbo.

-¿Cuánto están afectando a la gestión las tensiones internas?

-No perdemos un segundo en esas internas.

-Pero las tensiones existen.

-Claro, son diferencias propias de una coalición.

-¿Quién tiene razón, Sabrina Frederic o Sergio Berni?

-No, no pierdo un segundo en eso. Tenemos que dejar las discusiones de las redes y de los programas de televisión y dedicarnos a trabajar seriamente por los problemas de los argentinos.

-¿Qué tan preocupante es la inseguridad en el conurbano?

-Grave. Estoy en permanente contacto con víctimas de inseguridad en la ciudad que goberné hasta el 10 de diciembre y sé de la angustia y de la preocupación que tiene buena parte de la sociedad.

-¿Y cómo se justifica que en este contexto los ministros de Seguridad se estén peleando todas las semanas?

-Tenemos que estar concentrados en lo que le preocupa a la gente, en cuáles tienen que ser nuestras prioridades. La crisis nos demanda mayor coordinación en todos los temas.

-¿Hace falta un cambio de gabinete para la etapa que viene?

-Este gabinete es el que logró que esta pandemia no nos choque de frente, logró en 11 días tomar decisiones claves. En ese plazo se lanzó el IFE y las líneas de créditos para las pymes, se suspendieron los cortes de los servicios públicos, se prohibieron los despidos, se puso en marcha el ATP.

-¿Comparte el reclamo de quitarle la concesión a Edesur?

-No se trata de quitarle la concesión, no es la posición del conjunto de los intendentes. Se trata de que estas empresas cumplan con las inversiones y garanticen la calidad del servicio.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.