Ganadores y perdedores. Un informe del Gobierno anticipa los cambios de la reforma previsional

Se verán beneficiados los jubilados que cobran la mínima, mientras que sufrirán recortes los que perciben haberes medios y altos
Se verán beneficiados los jubilados que cobran la mínima, mientras que sufrirán recortes los que perciben haberes medios y altos Crédito: Presidencia
Gabriel Sued
(0)
19 de diciembre de 2019  • 16:05

El séptimo párrafo de un informe breve que circula en la Casa Rosada, con argumentos para defender la emergencia previsional, termina con una oración escrita con letras catástrofe: "La situación de emergencia -dice- no es un recurso literario; es una realidad acuciante y debemos encararla como tal".

Con esa advertencia como marco, en el texto se hace un diagnóstico de la evolución del poder adquisitivo de las jubilaciones durante el gobierno de Mauricio Macri y, sobre esa base, se plantean los objetivos de la reforma que pretende llevarse adelante durante los 180 días que dura la emergencia.

Se expone además quiénes podrían ganar con las modificaciones, los jubilados y pensionados que perciben el haber mínimo ($14.000), y quiénes podrían perder, los que cobran jubilaciones medias y altas.

Mano a mano con Mario Negri en el Congreso

26:00
Video

En especial, sufrirían un recorte los beneficiarios de la jubilación máxima ($103.000). Esto se debe a que los próximos dos aumentos trimestrales, correspondientes a marzo y junio, se otorgarán por decreto y serán de un monto fijo. La clave será dónde se trace la línea.

El universo al que se le garantizará un aumento igual o superior al que habrían recibido con la fórmula impuesta en 2017 es similar al que cobrará el bono de fin de año, unos 5 millones de beneficiarios, de un total de casi 7 millones. Lo cobraron los que ganan menos de 19.000 pesos.

"Si este no es un sector que requiera la atención urgente del Estado y de la solidaridad del resto de la comunidad, es difícil encontrar una definición de a quienes debemos atender de este modo", dice el informe, y puntualiza que, en términos porcentuales, para la mayor parte de ese universo de casi 5 millones de personas "este ingreso adicional representaría un aumento de entre el 25% y el 35%".

El informe finaliza con una aclaración importante, también presente en el artículo 52 del proyecto de ley: la comisión que se creará para elaborar una nueva fórmula de actualización de jubilaciones y programas sociales, integrada por representantes del Poder Ejecutivo y del Congreso, deberá plasmar su propuesta en otro proyecto de ley. Es decir, el nuevo índice de movilidad pasará por el Parlamento. De no aprobarse, recobrará vigencia la fórmula que la emergencia suspende por 180 días.

Después de preguntar en modo retórico "qué queremos hacer", el informe responde: "Muy simple. En una situación de emergencia, queremos fortalecer el carácter solidario y redistributivo, tratando de mejorar la distribución de los recursos en función de aquellos que han quedado más desprotegidos". Y agrega: "Todos nos hemos empobrecido como consecuencia de políticas absolutamente equivocadas, pero la consigna es empezar por los que menos tienen para llegar a todos y esta es la guía de que hemos de seguir para el sistema previsional."

Esa hoja de ruta parte de un diagnóstico muy duro sobre la situación actual. "Como consecuencia de las modificaciones introducidas por el gobierno de Macri dice el informe-, los dos quintiles más bajos perdieron alrededor de 18 puntos de poder de compra, los quintiles 3 y 4 perdieron aproximadamente 8 puntos y el quintil más alto tuvo una mejora de un punto." La evolución de las jubilaciones más altas, explican en la Casa Rosada, responde al efecto de la ley de reparación histórica.

En la actualidad, unos 4.400.000 jubilados cobran la mínima, 2.100.000 perciben un haber medio de 27.000 pesos y unos 300.000 perciben la máxima y más de la máxima, detalla el texto, y afirma: "Esta distribución de los beneficios no guarda correlación con la distribución de los recursos. Es más que demostrativo que mientras los beneficios en la máxima y superiores a ellas representan un 5% del total de beneficios, reciben más del 20% de los recursos". En el informe se vuelve a usar letras mayúsculas: "No es posible esta distribución en un sistema que se dice solidario y de reparto".

Para responder a los cuestionamientos de los que sostienen que el haber debe estar en línea con lo que cada jubilado aportó durante su vida activa, en el texto se destaca que el sistema previsional dejó de ser solo contributivo hace varias décadas y se afirma: "Una porción más que importante de sus recursos proviene de rentas generales [según épocas, entre 30 y 40% del total] y sabemos que por la fuerte presencia de los impuestos al consumo en el total de la recaudación nacional, quienes menos tienen son quienes destinan una porción mayor de sus ingresos al pago de impuestos, por el simple motivo que carecen de capacidad de ahorro y destinan el total de lo que perciben a consumir".

  • Los próximos dos aumentos trimestrales, correspondientes a marzo y junio, se otorgarán por decreto y tendrán un monto fijo
  • Se estima que los jubilados y pensionados que cobran el haber mínimo ($14.000) serían beneficiados con las modificaciones
  • En cambio, podrían perder los que perciben jubilaciones medias y altas. Se recortarán, además, los haberes máximos

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.