Garavano, conforme con el apoyo del gabinete

El ministro de Justicia enfrentó críticas de Carrió
El ministro de Justicia enfrentó críticas de Carrió Crédito: Fernando Massobrio
Tras una nueva embestida de Carrió, varios ministros le trasmitieron su respaldo en la Casa Rosada
Maia Jastreblansky
(0)
20 de marzo de 2019  

A las 17.30 de ayer, el ministro de Justicia, Germán Garavano , caminó las tres cuadras y media que separan la Casa Rosada de su cartera con una media sonrisa. Estaba conforme luego de recibir apoyo de una parte del gabinete y revalidar su lugar, tras una nueva embestida de Elisa Carrió.

"La que queda mal es ella", comentaban cerca del ministro, después de transitar otro tsunami por la pirotecnia que lanzó Carrió . La líder de la Coalición Cívica (CC) trató a Garavano de "imbécil" en una entrevista con LN+ que fue difundida el lunes por la noche.

Ayer, según pudo conocer LA NACION, Garavano cosechó respaldos en la Casa Rosada, tanto de algunos ministros como del jefe de Gabinete, Marcos Peña .

Asistió a la mesa de "seguridad nacional" con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, donde se trató el caso de los dos iraníes detenidos con pasaportes falsificados que pudieron franquear los controles migratorios argentinos. Luego se reunió con la llamada "mesa judicial" para evaluar los pliegos de jueces que están en manos del Senado. De ambas reuniones, aseguraron en su entorno, se llevó "muchos apoyos".

Más temprano, en la apertura del año judicial de la Corte Suprema, Garavano respondió públicamente a los dichos de Carrió. "Estoy acostumbrado. Con la diputada Carrió tenemos estilos muy diferentes, eso está claro. Pero creo que los dos tenemos el liderazgo del presidente Mauricio Macri para combatir a las mafias y a la corrupción y tratar de tener un mejor sistema de justicia", se limitó a responder, sin ánimos de escalar el enfrentamiento verbal.

En el Ministerio de Justicia, sin embargo, manifestaban ayer cierto hartazgo por los reiterados embates de Carrió. "Cada dos o tres meses se repite este episodio", se quejaban.

Ayer, Carrió, lejos de bajar la guardia, volvió a criticar al ministro. En una charla en el Instituto Hanna Arendt, cuestionó a Garavano por haber desistido de acusar a los exfiscales de la causa AMIA Eamon Mullen y José Barbaccia.

Trama D'Alessio

El nuevo round entre Carrió y Garavano se desató a pesar de que en los últimos días ambos exhibieron objetivos coincidentes en la trama por el presunto espionaje ilegal del falso abogado Marcelo D'Alessio. Los dos reclamaron el juicio político contra el magistrado que instruye la causa, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

La líder de la Coalición Cívica había pedido a fines de febrero el juicio político contra Ramos Padilla y lo acusó de formar parte de una operación contra el fiscal Carlos Stornelli para obstruir la causa de los cuadernos de las coimas.

Ramos Padilla hizo públicos, en su exposición en el Congreso, audios que D'Alessio le envió a una diputada del riñón de Carrió, Paula Oliveto. El falso abogado contaba que habían allanado su domicilio. Oliveto no le respondió.

La semana pasada, Garavano criticó a Ramos Padilla por haber ventilado pruebas durante su exposición en el Congreso. E instruyó a Juan Bautista Mahiques, representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de la Magistratura, para que avance en el juicio político contra Ramos Padilla por "mal desempeño".

Cerca de Carrió rechazaron que hubiera existido una coordinación entre ambos para formalizar el pedido de juicio político. "No cambió nada en la relación. Carrió pidió el juicio político contra Garavano por distintos motivos, entre otros por su rol en la causa AMIA. Y eso no cambió", explicaban ayer cerca de la diputada.

El nuevo cruce mediático dejó en claro que no hay bandera blanca entre las figuras de Cambiemos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.