Grosso: "El Presidente no eligió mi prontuario sino mi inteligencia"

El ex intendente porteño justificó así su nombramiento como jefe de asesores de la Secretaría General de la Presidencia y Jefatura de Gabinete
(0)
24 de diciembre de 2001  • 13:39

El flamante asesor del nuevo Gobierno Carlos Grosso destacó hoy la "deferencia" del presidente Adolfo Rodríguez Saá al convocarlo para integrar su gabinete: "no eligió mi prontuario sino mi inteligencia".

Grosso explicó que su función será "asistir al jefe de gabinete en el análisis de problemas que tengan que ver con su jurisdicción, elaborar ideas, proponer problemas y trabajar en la asistencia intelectual con el equipo de la Jefatura de gabinete".

"Yo había regresado hace mucho tiempo a la política, aunque no a un cargo público. No he estado esperando ningún cargo, pero agradezco la deferencia del Presidente", sintetizó el ex intendente porteño. Respecto de la repercusión que provocará en la opinión pública su reaparición en un área muy próxima a los niveles de decisión del nuevo Gobierno, Grosso estimó que "así como mucha gente critica, habrá otra a la que le parezca bien".

"Es el juego de la democracia, las mayorías y las minorías...estoy aquí por una propuesta del Presidente y su jefe de Gabinete", resumió Grosso.

Por su parte, el secretario general de la Presidencia, a cargo de la jefatura de Gabinete, Luis Luquiños, justificó el nombramiento de Grosso, al concederle el "derecho a la reivindicación".

"Todo el mundo tiene derecho a la reivindicación", respondió Luquiños al ser consultado por los periodistas cuando ingresaba, esta mañana, a la Casa de Gobierno.

Grosso, quien estuvo procesado por presuntos hechos de corrupción durante su paso por la intendencia, en la primera época de la gestión presidencial de Carlos Menem, anoche fue nombrado asesor por el titular interino del Poder Ejecutivo, Adolfo Rodríguez Saá.

De una veintena de causas que tenía pendientes en la Justicia, en la actualidad sólo quedan abiertas dos, la más importante vinculada con la concesión del velódromo porteño a una concesión privada.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.