Hasta los consuegros acusan ahora a Jaime de cometer estafas

Lo denunciarán por haber puesto a su nombre una casa en Villa Carlos Paz
(0)
9 de abril de 2016  

CÓRDOBA.- Entre las numerosas causas que afronta el ex funcionario kirchnerista Ricardo Jaime, el lunes se sumará más. Al detenido lo denunciarán por estafa sus ex consuegros, los padres de Sebastián Ledantes, ex marido de Julieta, la hija del ex secretario de Transporte para quien el fiscal Carlos Rívolo pidió el procesamiento por enriquecimiento ilícito.

Norberto Ledantes y su esposa Graciela Vigna viven en Villa Carlos Paz y -según adelantó su abogado Carlos Nayi- presentarán la denuncia contra Jaime. La pareja es parte de la nómina de personas que el fiscal federal Rívolo presentó ante el juez Sebastián Casanello, al pedir la elevación a juicio oral y público de uno de los tantos casos de corrupción en los que está imputado Jaime: el de enriquecimiento ilícito.

El ex funcionario -detenido desde hace una semana por la compra de material ferroviario a España y Portugal- puso a nombre de ellos la casa de la calle Omahuaca 91, en barrio Costa Azul de Villa Carlos Paz.

El matrimonio concurrirá pasado mañana a la Fiscalía Federal de Córdoba para denunciar que esa conducta "no fue de buena fe, sino que tuvo siempre por detrás la intención de recuperar después la propiedad".

El abogado sostuvo, en diálogo con LA NACION, que se trató de "una maniobra ilegal, en la que participaron otros personajes que integrarían una sociedad ilícita". Después se presentarán ante el juzgado de Casanello. Prometen "hablar", aunque admiten que tienen miedo. Aseguró que los Ledantes "hablarán y darán información" porque conocen datos que pueden ser útiles para la Justicia,

La maniobra

Según Nayi, los padres de Sebastián aceptaron la transacción para "ayudar a los jóvenes".

En abril de 2007, cinco meses antes del casamiento, Juliana les dijo a sus futuros suegros que su padre les sugería poner una casa que les iba a regalar a nombre de ellos, porque ella era estudiante y no podía justificar la compra con sus ingresos.

"Los dueños la venden barata y es una oportunidad para no perder", habría insistido la chica. Finalmente, la importante casa de dos pisos, ubicada en un lote de unos 1200 metros cuadrados, fue comprada.

En noviembre apareció en escena Alberto Pielach, quien les manifestó que querían hacer una "inversión mediante la compra de un hotel". No les informó que era síndico suplente de TEBA, empresa a la que Jaime benefició con la extensión de un contrato desde 2005 a 2015 y que pagaba un departamento al funcionario.

El hotel es el Saint Tropez, ubicado en la entrada de Villa Carlos Paz. Julieta le explicó a su pareja Sebastián que el domicilio legal iba a ser el de la casa porque su padre vivía en Buenos Aires. Más allá de eso, su suegro lo designó -según Nayi, sin el conocimiento del joven- "apoderado administrativo" del establecimiento.

En enero de 2008, estando Julieta y Sebastián de luna de miel en Brasil, ella recibió un llamado de su padre que -"invocando una instrucción superior del Gobierno"- le pedía que viajara a Suiza con su hermana menor.

Ruptura

El matrimonio se separó poco después del regreso de Julieta.

Sebastián adujo desconfianza y temor por "escuchar conversaciones raras y algunos indicadores de que había cosas que no estaban bien", apuntó el abogado Nayi.

Según datos a los que accedió LA NACION, Jaime y sus ex consuegros tuvieron dos reuniones. La primera fue para la presentación de las familias y, en la segunda, avanzaron para fijar los detalles de la operación con la casa. En ese encuentro, según la denuncia, Graciela Vigna habría sido amenazada por el ex funcionario. La madre de Sebastián es ama de casa y Norberto es viajante y, según su abogado, creyeron que después del divorcio los problemas se terminarían.

Lejos de ser así, ambos integran la lista de 18 testaferros que el fiscal Rívolo incluyó en la acusación y por la que Casanello procesó a Jaime. El procedimiento fue confirmado por la Sala I de la Cámara Federal.

Detenidos al menos hasta el martes

  • El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y su ex asesor Manuel Vázquez permanecerán detenidos al menos hasta el martes, cuando sus defensas fundamenten ante la Cámara Federal sus pedidos de excarcelación, en el marco de la causa que investiga irregularidades en la compra de material ferroviario a España y Portugal.
  • Para ese día la Sala I de la Cámara Federal porteña fijó audiencia para que las defensas de ambos detenidos profundicen los argumentos de las apelaciones que presentaron a la denegatoria de excarcelación dictada por el juez federal a cargo del expediente, Julián Ercolini.
  • Jaime y Vázquez quedaron detenidos el sábado último por orden del juez Ercolini, y el lunes ambos fueron trasladados a los Tribunales Federales de Comodoro Py a prestar declaración indagatoria.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.