Hubo zona liberada: intervienen la policía de investigación de Quilmes

Además disuelven la policía departamental y en su lugar operarán las de Lanús y Lomas de Zamora; detuvieron a un barrabrava kirchnerista vinculado al caso
Ramiro Sagasti
(0)
4 de enero de 2016  

LA PLATA.- Luego de comprobar que los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci contaron con la complicidad de la policía de Quilmes para evitar su captura, la gobernación de la provincia de Buenos Aires decidió intervenir la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) y disolver la policía departamental de esa misma localidad. Los investigadores confirmaron que los prófugos, condenados a cadena perpetua por ser los autores del triple crimen de General Rodríguez vinculado al tráfico de efedrina, estuvieron dos veces en lo de la ex suegra de Martín Lanatta y antes en la quinta de Marcelo Melnyk, hoy detenido, sólo gracias a la connivencia de las fuerzas de seguridad de Quilmes. Las filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona ratifican la sospecha de los investigadores.

En los movimientos fue desplazado el titular de la DDI Marcelo Di Rosa, y apartado el jefe de Investigaciones bonaerense, Néstor Larrauri .

Además, ayer en el marco de los 37 allanamientos realizados en el sur del conurbano bonaerense, fue detenido por tenencia de armas Marcelo Mallo, jefe de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), y miembro de la organización Compromiso K. Mallo, barrabrava de Quilmes, es conocido por sus relaciones con el ex chofer de Néstor Kirchner Rudy Ulloa y con Aníbal Fernández.

La decisión de disolver la policía Departamental de Quilmes e intervenir la DDI de ese partido está sustentada en las sospechas que tiene la gobernadora María Eugenia Vidal sobre una connivencia entre los prófugos y la policía. El ahora cuestionado ex jefe de la DDI de Quilmes, Roberto Di Rosa, fue reemplazado por Daniel Cantarini, que estaba a cargo de la DDI de La Plata.

Esa supuesta cobertura tiene otros soportes: el de una parte del Servicio Penitenciario Bonaerense -cuya complicidad fue denunciada por Vidal- y el de un sector de la policía.

La disolución de la Departamental se hizo debido a las "fallas en los procedimientos" para localizar a quienes mataron en 2008 a Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, todos involucrados en la causa de tráfico de efedrina.

Fuentes de la gobernación bonaerense dijeron que las cámaras de seguridad registraron que los prófugos tenían la "zona liberada" en Quilmes y en Ranchos.

El ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, ya lo había anticipado anteayer: "Tengo dudas si no hay sectores policiales que comparten data con este tipo de mafias en esas zonas del Gran Buenos Aires", dijo al evaluar las fallas en los operativos de captura de los tres homicidas. El ministro de Gobierno, Federico Salvai, también manifestó sus dudas, como informó ayer LA NACION, y sostuvo que "heredamos un nivel de corrupción muy alto", pero se mostró optimista al considerar que "la crisis genera una oportunidad para depurar, para purgar".

Los funcionarios del gobierno bonaerense sospechan que fue en gran medida gracias a esas filtraciones que los asesinos aún están libres y pudieron estar un paso delante de sus perseguidores durante ocho días, incluso el jueves pasado, cuando el gobierno creyó que los tenían cercados en Rancho. Esta desconfianza sobre la fuerza de seguridad bonaerense fue uno de los motivos por los que se pidió fortalecer el apoyo de la Gendarmería, la Prefectura, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Policía Federal.

Las "dudas" del ministro de Seguridad sobre el desempeño de un sector de la fuerza llegarían incluso más arriba: ya está en la mira de la gobernación la Dirección de Investigaciones, de la que dependen todas las DDI, comandada desde marzo del año pasado por el comisario general Néstor Adolfo Larrauri. El funcionario ya fue apartado de la investigación.

Zona liberada

"Hay varias cosas raras que me llaman la atención. Las dos visitas de Lanatta a su ex suegra, por ejemplo: es raro que vuelvan, sabiendo la policía debía estar cerca? o quizá tenían el dato de que la zona estaba liberada. Lo que ocurrió el jueves en Ranchos, después de que le dispararan a los dos policías, también es raro. Estábamos en pleno rastrillaje cuando llega un alerta de que podían estar otra vez en el sur del conurbano. Se fueron casi todos para allá, antes de terminar de recorrer la zona rural. Quedaron unos pocos policías para abarcar Ranchos, Chascomús y llegar hasta General Lavalle", dijo un investigador judicial a LA NACION.

Por otra parte, en medio de los 37 allanamientos que ayer se realizaron para dar con los prófugos fue detenido el barrabrava kirchnerista Mallo.

El jefe de la HUA, una ONG que se creó, bajo el amparo kirchnerista, para llevar hinchas al Mundial de Fútbol de Sudáfrica, también es de Quilmes y ya había sido relacionado con los Lanatta y con la causa por el tráfico internacional de efedrina. Mallo es, además, un hombre muy cercano a Rudy Ulloa, ex chofer de Néstor Kirchner (ver aparte).

En la casa de Mallo, la policía secuestró una pistola calibre .9 mm y municiones. En la casa de su hija, Brenda, un revólver .357 y otro .38 con municiones y una picana. Los detenidos no pudieron justificar la tenencia de ninguna de las armas, y por eso quedaron detenidos. Luego, los fiscales a cargo de la investigación, Cristian Citterio, de Azul, y Mariano Sibuet, de Brandsen, deberán establecer que tan comprometidos están con los prófugos. Mallo fue detenido luego de que la policía recibió una denuncia en el 911 donde vincularon a Mallo con los Lanatta.

Estas nuevas detenciones, sostienen en el gobierno bonaerense, fortalecen las presunciones sobre la posible cobertura política con la que cuentan los prófugos y que les permitió no ser capturados en los ocho días que pasaron desde que se escaparon de la cárcel de Alvear.

Si bien la hipótesis más firme es que los tres prófugos están escondidos en el sur del Gran Buenos Aires, los investigadores también los siguen buscando cerca de General Lavalle. Fuentes judiciales dijeron que, el jueves pasado, después de disparar contra dos policías fueron captados por las cámaras del peaje de Conesa, en la ruta 11.

Desplazados por el gobierno bonaerense

Nueve funcionarios fueron separados desde la fuga

Unidad Penitenciaria N° 30, General Alvear

  • Manuel Guevara

Director, Prefecto Mayor (E.G)

  • Ariel Elichelibeti

Subdirector, Prefecto (E.G)

Servicio Penitenciario Bonaerense

  • María Florencia Piermarini
Titular

  • Claudio Cardo

Director General de Coordinación, Inspector General (E.G.)

  • Carlos Russo

Director General de Asistencia y Tratamiento

  • Marcelo Rotger

Director General de Seguridad, Inspector General

  • Gabriel De Murtas

Director General de Seguridad, Inspector General

  • Alberto Paez

Subdirector General de Recursos Humanos

Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes

  • Marcelo Di rosa

Titular

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.