Hugo Godoy retuvo el poder en el gremio estatal de ATE

El triunfo del dirigente platense fue objetado por sus opositores, quienes denunciaron anomalías en los padrones
El triunfo del dirigente platense fue objetado por sus opositores, quienes denunciaron anomalías en los padrones
(0)
8 de agosto de 2019  • 10:53

En una elección nublada de denuncias por presuntas anomalías en los padrones, Hugo Godoy retuvo el control de la Asociación de Trabajadores Estatales ( ATE), el gremio estatal con mayor presencia territorial y que cuenta con unos 290.000 afiliados repartidos por todo el país.

Godoy, líder de la Lista Verde Anusate, se impuso sin inconvenientes a nivel nacional con el 70 por ciento de los votos, aproximadamente, y logró el triunfo en 19 de los 24 distritos, según datos informados por el gremio a LA NACION.

El oficialismo de Godoy corrió con ventaja por varias razones. La primera fue por la territorialidad: fue la única de las cinco listas que presentó candidaturas propias en todos las provincias y municipios. También fue la única con fiscales y votos en todas las mesas. Su poder se sustenta también en la caja: la administración central absorbe de manera automática el cobro de la cuota sindical de los afiliados y luego les transfiere los fondos a las seccionales para afrontar sueldos y gastos corrientes.

La opositora Lista Verde y Blanca, cuyo líder es el kirchnerista Daniel Catalano, ganó en las seccionales de Corrientes, Santa Fe, Capital Federal y Neuquén. El resultado de La Rioja también le sería favorable. A través de un comunicado, este sector denunció a Godoy por fraude en los comicios de Mendoza, Tucumán, Jujuy, San Luis y Formosa.

Catalano perdió la pulseada con Godoy por la conducción nacional, aunque retuvo su liderazgo en la seccional porteña. Tal vez como una manera de reconocer que peleaba en desventaja, Catalano fue candidato por partida doble: compitió por la conducción nacional, pero también para retener Capital. En el estatuto no está restringida la maniobra.

Los otros competidores de Godoy fueron Pablo Micheli, Luciano Domínguez Pose y Marina Hidalgo Robles.

Micheli intentó sin éxito frenar la elección en la Justicia con un recurso de amparo que no prosperó. Catalano, por su parte, objetó una serie de irregularidades en los padrones que habrían sido resueltas por la junta electoral, según informaron a LA NACION fuentes del ministerio de la Producción y Trabajo, a cargo de Dante Sica.

La elección de ATE es importante por el poder de fuego del gremio estatal y su representación en todo el país. Administra una caja de unos $2000 millones anuales y se jacta de tener el poder para afectar el normal funcionamiento de hospitales y de 830 municipios en los que tiene representación. Su trascendencia, sin embargo, se diluyó a partir de la fractura de la CTA, en 2011, una disputa interna que no muestra aún visos de resolverse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.