Indagan hoy a Cristian Lanatta y Schillaci por la fuga y por el ataque en Ranchos

Deben declarar ante los fiscales en dos causas; Martín Lanatta se quejó de su aislamiento
Ramiro Sagasti
(0)
13 de enero de 2016  

LA PLATA.- Los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci serán indagados hoy, desde las 10, en el penal federal de Ezeiza por el fiscal de Brandsen Mariano Sibuet, que investiga el ataque contra los policías Angelina Lucrecia Yudati, de 33 años, y Fernando Pengsawath, de 23, ocurrido la madrugada del 31 de diciembre en las afueras de la ciudad bonaerense de Ranchos.

Por su parte, el fiscal general de Azul, Cristian Citterio, a cargo de la instrucción por la fuga del penal de General Alvear, ya visitó a Martín Lanatta, que se negó a declarar, y hoy le tomará declaración a los otros dos presos recapturados.

Luego de estos procedimientos judiciales, los tres prófugos recapturados estarán formalmente imputados en los dos expedientes judiciales.

Mientras tanto, Martín Lanatta se quejó de su aislamiento y el juez federal Sergio Torres, que investiga si los delincuentes contaron con el apoyo de organizaciones narcos, pidió que los presos no estén en contacto con otros reclusos vinculados con el negocio de la droga. El ex fugitivo está alojado en una celda del pabellón 3 de Ezeiza, reservado para presos castigados o resguardados por cuestiones de seguridad, pero el resto de los detenidos de ese sector fueron reubicados.

Los condenados a prisión perpetua por el triple crimen de General Rodríguez se habían escapado de la cárcel de General Alvear el domingo 27 de diciembre. El fiscal Sibuet sospecha que fueron ellos los que la última madrugada del año, cerca de las 3.40, en el kilómetro 100 de la ruta provincial 20, se bajaron de una camioneta Ford Ranger gris oscuro y les dispararon a los uniformados con un FAL, una escopeta 12/70 y una pistola. Luego, se subieron a la camioneta y aceleraron, rumbo a Chascomús.

Ese mismo día, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, anunció que los delincuentes estaban cercados. A media tarde, casi todos los efectivos policiales que estaban en Ranchos se fueron hacia el sur del conurbano.

Una camioneta Ford Ranger había sido incendiada en Bosques y luego la ex suegra de Cristian Lanatta, Elvira Martínez, se presentó ante la policía para denunciar que los fugitivos la habían amenazado y le habían robado su camioneta Renault Kangoo, que había comprado unos días antes de la fuga y que fue encontrada en un rancho de San Carlos, en Santa Fe, donde estuvieron los prófugos.

Martínez fue detenida el domingo pasado por pedido el fiscal Citterio, que la acusó de "encubrimiento agravado". Ayer por la mañana, al ser indagada por el fiscal, la mujer se declaró inocente.

Distracción

A Sibuet no le gustó que aquel jueves se fueran casi todos los policías hacia la zona de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela.

El fiscal de Brandsen ya sospechaba que los fugitivos podrían estar montando, con ayuda externa, escenas para distraer a sus perseguidores. Para él, la camioneta que había sido incendiada en Bosques era de un gris más claro que la que habían usado quienes atacaron a los policías. El fiscal sospechaba que los fugitivos podían estar cerca, quizás en Chascomús o en General Lavalle. Los Lanatta conocían muy bien los caminos rurales de esta parte de la provincia, ya que antes de ser encarcelados solían ir a cazar allí.

Casi todas las fuerzas federales y de la provincia estaban concentradas en el sur del Gran Buenos Aires, una zona que también dominan los criminales, ya que son de allí. Sibuet siguió buscando pistas en Chascomús. Así llegó a la quinta del empresario panadero Raúl Lorenzetti, en las afueras de esa ciudad. Primero supo que el lunes 28 una camioneta Ford Ranger oscura había sido robada en La Plata. Al día siguiente, informaron fuentes judiciales, un testigo que declaró en la causa vio entrar esa camioneta en la quinta. En el vehículo identificaron al socio de Lorenzetti, Héctor Wagner.

En esa propiedad, según el fiscal, adulteraron la Ford Ranger robada. La quinta fue allanada y los investigadores encontraron otros vehículos fraguados y municiones de FAL y 12/70. Esos proyectiles -según fuentes con acceso al expediente- serían compatibles con las vainas encontradas en el lugar donde fueron baleados los uniformados. Lorenzetti y Wagner fueron detenidos y se los acusó de ser partícipes necesarios del doble intento de homicidio.

Las dudas del fiscal sobre las maniobras de distracción eran acertadas, aunque no sus presunciones de que podían haberse quedado escondidos en el campo. Ese mismo 31, según los investigadores, los criminales cruzaron a Santa Fe.

Los protagonistas

Martín Lanatta

El primero de los recapturados está alojado en la cárcel de máxima seguridad de Ezeiza, aunque aislado de sus cómplices: su hermano Cristian Lanatta y Víctor Schillaci. Por ahora, Martín Lanatta fue ubicado en un pabellón de la Unidad Residencial número 3. Ayer, pidió ver a su hermano

Cristian Lanatta

También alojado en el penal de Ezeiza, Cristian Lanatta permanecerá aislado no sólo de su hermano y de Schillaci, sino también -por orden del juez Torres- de otros condenados por delitos de narcotráfico, como Mario Segovia, alias "el rey de la efedrina", y el sicario ucraniano Yuri Kepich

Víctor Schillaci

Después de la fuga que protagonizó durante 15 días, el Servicio Penitenciario comprobó que volvió a prisión con una costilla fisurada, tras el examen de rutina que se hace al ingreso en el penal. Schillaci llegó el lunes a la cárcel de Ezeiza y permanecerá incomunicado con los hermanos Lanatta

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.